arrow

Rembrandt (1936)

7,0
656
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Película biográfica sobre el célebre pintor holandés. En 1642, habiendo alcanzado la cima de la fama, muere repentinamente su adorada esposa. Desde entonces su pintura es más oscura, pesimista y dramática, lo que disgusta a sus mecenas. En 1656 Rembrandt está arruinado, pero se consuela con la compañía de la bella Hendrickje, con la que no llega a casarse. Sin embargo esta relación extraconyugal lo condena al ostracismo, aunque también le proporciona algunos momentos de felicidad. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Reino Unido Reino Unido
Título original:
Rembrandt
Duración
84 min.
Guion
Lajos Biro, June Head (Historia: Carl Zuckmayer)
Música
Geoffrey Toye
Fotografía
Georges Périnal (B&W)
Productora
London Films
Género
Drama Biográfico Siglo XVII Pintura
"Sobresaliente drama (...) gran trabajo de Charles Laugthon"
[Diario El País]
"Korda logró convertir en gran espectáculo una vida tan recogida como es la de un pintor."
[Diario El Mundo]
7
El artista
El artista no busca su beneficio, sino el de la obra.
El artista no mira al público, sino al cuadro.
El artista no se gloria de ser un creador, sino de ser siervo de lo creado.
El artista no compone, sino pone.
El artista no sobrevive, sino que la obra lo resucita.

Naturalmente estoy hablando de Charles Laughton.
[Leer más +]
31 de 36 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Potente drama sobre los aspectos personales, familiares y económicos de un genio universal de la pintura
Producida y dirigida por Alexander Korda, se rodó en los London Films Studios, donde Vincent Korda montó unos excelentes decorados de interior y exterior.

La acción se desarrolla en Amsterdam, y brevemente, en Leiden (Holanda), entre 1642 y 1669. Narra la historia del pintor holandés Rembrandt Harmenszoon van Rijn (Charles Laughton), mediante cuadros sucesivon que le llevan de la prosperidad (1642) a la ruína (1656). Casado con Saskia van Uylenburg, de buena posición, ésta muere dejándole un hijo de corta edad, Titus (John Bryning). La ama de llaves, Gertrudis Dirx (Gertrude Lawrence), gobierna la casa de modo autoritario, hasta que él se enamora (1649) de la niñera de Titus, Enriqueta Stoffel (Elsa Lanchester), en la que encuentra el cariño que necesita.

La película se centra en los aspectos afectivos de la vida del maestro, sin considerar su trabajo como artista. Se muestra sólo uno de sus cuadros, "Ronda de noche" (1642), realizado tras la muerte de Saskia, en el que acentúa la fuerza plástica del claroscuro y potencia la armonía de la composición. La tensión dramática de la obra se asienta en acontecimientos que jalonan la vida del pintor: muerte inesperada de Saskia, pérdida de apoyo de los admiradores (a la muerte de Saskia, su pintura se hace más oscura, profunda y dramática), los pleitos con la iglesia (al quedar embarazada, Enriqueta es excomulgada por concubinato), la bancarrota, la subasta pública de sus bienes, la enfermedad y muerte de Enriqueta y otros. El espíritu luchador del maestro y su temperamento indómito le permiten mantener la presencia de ánimo y la dedicación a la pintura. La narración hace uso de bonitas elipsis (la muerte de Saskia se afirma con un leve movimiento de cierre de las cortinas del dosel del lecho) o la elevación, en otro caso, del encuadre hacia el techo, seguida de un fundido en negro. Saskia, presente a lo largo de toda la obra, incluso tras su muerte, el espectador no la ve nunca. Se aborda el tema del conflicto entre el campo y la ciudad, que lleva a Rembrandt a levantar el estudio de Leiken y trasladarlo a Amsterdam.

La música, de aire barroco, es interpretada con instrumentos barrocos. La fotografía crea composiciones de gran belleza, en las que predomina el claroscuro, dentro de una rica gama de grises y de negros intensos (lisos, brillantes, mates, aterciopelados, fibrosos, etc.). El guión construye un relato intensamente dramático, que el protagonista afronta con resignación y estoicismo. Presenta una interesante reflexión sobre la complejidad de la persona humana y la vanidad de la fama. La interpretación de Laughton es sobresaliente y son loables las de Gertrude Lawrence y Elsa Lanchester, esposa de Laughton y protagonista de "La novia de Franskenstein" (1935). La dirección construye una obra que halaga la razón y conmueve el espíritu.

Película de época (s XVII), que explora con sobriedad los aspectos personales, afectivos y financieros, de un genio de la pintura.
[Leer más +]
16 de 17 usuarios han encontrado esta crítica útil