arrow

Star Trek III. En busca de Spock (1984)

Star Trek III. En busca de Spock
Trailer
5,9
3.878
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
La victoria del almirante Kirk sobre Khan y la creación del planeta Génesis son triunfos inútiles. Spock ha muerto y McCoy, inexplicablemente, se ha vuelto loco. Una visita de Sarek, el padre de Spock, revela algo sobrecogedor: McCoy está albergando en su cuerpo la esencia vital de Spock. Kirk trata de ayudar a sus amigos, secuestra el Enterprise y desafía la cuarentena impuesta por la Flota Estelar en Génesis. Pero los Klingon también descubren la existencia de Génesis y van al encuentro de Kirk en una cita que podría ser mortal. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Star Trek III: The Search for Spock
Duración
105 min.
Guion
Harve Bennett (Personajes: Gene Roddenberry)
Música
James Horner
Fotografía
Charles Correll
Productora
Paramount Pictures
Género
Ciencia ficción Aventura espacial Secuela Star Trek
Grupos  Novedad
Star Trek
10
El bienestar de la minoria supera, al bienestar de la mayoría, o de uno sólo.
Se ha dicho que las secuelas impares de la saga de Star Trek no son siempre las mejores de la saga cinematográfica, yo no estoy de acuerdo con esta opinión, y menos aún de todos aquellos que siempre han visto en Star Trek con gran desprecio, una serie norteamericana aburrida, carente de acción, pasada de moda o una inmensa tontería destinada a un público infantil o juvenil que vive en un mundo inmerso de extraterrestres y típicas batallitas espaciales entre buenos y malos.

Todos aquellos que afirman todo lo que he mencionado, no tienen ni la más mínima idea de lo que es en esencia Star Trek, y menos aún, no conocen la filosofía optimista que Gene Roddenberry trató de trasmitir al público, sobre la posibilidad de que un futuro mejor era posible durante el Siglo XXIII, ya que se judga erroreamente la apariencia que su contenido.

Volviendo al tema de la película, esta obligada secuela se hizo ante el gran éxito que supuso su anterior entrega, dejando en cierta manera preocupado por el destino que había sufrido Spock en la ficción.

En la realidad el actor Leonard Nimoy, no estaba muy entusiasmado en volver a interpretar al personaje que lo había hecho famoso en el mundo entero, de hecho si por algo acepto y fué convencido por Harve Bennett, fué bajo la condición de que en esta ocasión el personalmente dirigiría la película, y en conseciencia asumiría el control creativo del film.

Fué en pocas palabras un brillante debut en la gran pantalla, y toda una garantía del éxito posteriormente en taquilla, para así recuperar la fidelidad del público y de la legión de fans que hay en EE.UU como en el resto del mundo.

Hay una gran cantidad de filosofía en el film, y sin embargo también hay imagenes de un enorme poder y de una fuerza visual increible, preciosas secuencias del Planeta Vulcano claramente inspiradas e influenciadas, el la mística cultura tibetana, una película con un contenido acerca de la vida, la muerte y posterior reencarnación y como no de sacrificio, la vida de un hijo por salvar la vida de otro en este caso, el hijo del embajador Sarek.

Como dice el propio Spock "Siempre hay posibilidades" y como no y la aventura continua.
[Leer más +]
22 de 31 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
La búsqueda de un amigo a través del espacio
Simple pero entretenida aventura de ficción que nos relata una osada y prohibida misión de reencuentro que exalta el valor de la amistad más allá de las barreras de muerte.

El almirante James T. Kirk se lanza hacia el planeta Génesis sin autorización secuestrando la nave Enterprise, en busca de favorecer la posibilidad de volver a la vida a su amigo el capitán Spock.
Pero también en esta historia habrá enemigos (Los klingons, al mando del comandante Kruge interpretado por Christopher Lloyd detrás de mucho maquillaje) que pondrán en peligro la paz en sus objetivos conquistadores. De esta manera el planeta Génesis será el lugar donde yace una esperanza de posibilitar un encuentro, pero también un sitio de batallas debido a la diferencias de intereses.

Es una cinta simple y efectista en sus características pero que engancha en emociones debido a que posee un saludable ritmo narrativo y buenas dosis de acción, un sentido contraste entre la lógica y el corazón, una sugerente ambientación estética sobre todo del planeta Génesis, solemne y mística banda sonora de James Horner que acompaña la imagen, los siempre logrados efectos especiales y una parte emotiva repleta de dramatismo en la resolución misma del conflicto.

En fin, sin tener el gran argumento es una cinta que atrapa más por la parte afectiva que ya poseemos por los antológicos personajes que por la elaboración narrativa en sí.
Aceptable.
[Leer más +]
14 de 18 usuarios han encontrado esta crítica útil