arrow

La desaparición de Eleanor Rigby: Él (2013)

6,7
1.059
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Crónica de la crisis de un matrimonio analizada en un díptico de dos películas que analiza la relación desde dos puntos de vista: el del marido (McAvoy) y el de la mujer (Chastain). 'The Disappearance of Eleanor Rigby: Her' y 'The Disappearance of Eleanor Rigby: Him' exploran la relación de una pareja de Nueva York en un momento difícil en su matrimonio, tanto desde el punto de vista del marido -dueño de un restaurante-, como desde el punto de vista de la esposa. (FILMAFFINITY)

Díptico / Película que consta de dos partes junto a:
"La desaparición de Eleanor Rigby: Ella" - www.filmaffinity.com/es/film612447.html

Película unificada que es la que se estrena mundialmente:
"La desaparición de Eleanor Rigby" - http://www.filmaffinity.com/es/film562757.html
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
The Disappearance of Eleanor Rigby: Him
Duración
95 min.
Guion
Ned Benson
Música
Son Lux
Fotografía
Christopher Blauvelt
Productora
Myriad Pictures / Unison Films / Kim and Jim Productions / Division Films / Dreambridge Films / Standard Deviations. Distribuida por The Weinstein Company
Género
Romance Drama Drama romántico
7
Dos visiones de lo mismo
Las historias de amor llevan desde tiempos inmemoriables rodeándonos, sin embargo cada año aparecen decenas de nuevas películas tratando los mismos temas y cosechando buenos datos de audiencia. Esto lleva a la conclusión de que la gente disfruta con estas ideas, por tanto todos los directores intentan lanzar una obra de amor con algún aliciente nuevo. Las grandes diferencias residen en el desarrollo, que es donde mayormente se innova. Por ejemplo está Los Puentes de Madison, que puede parecer más de lo mismo, pero al acabar de verla estás tan sobrecogido que sabes que es diferente a todo hasta ahora, te has metido en la piel de los protagonistas. Otro ejemplo más o menos reciente es la trilogía Antes del… de Richard Linklater, donde su mayor virtud residente en cómo se grabó y el tiempo que hubo entre cada una de las películas, respetando así al máximo los libros y transcurriendo cada uno en una ciudad diferente, de manera casi lineal y constante en la duración, donde vemos que apenas en una hora se es capaz de enamorar a alguien, sin nada más que hablar y comprender.

El 2014 nos deparó también algunas obras románticas (o presumiblemente románticas) y que causaron bastante buena impresión. Begin Again es la que más recuerdo, una aventura neoyorkina sobre la búsqueda de la amistad y el amor mediante la música, con un transcurso de comedia agradable y una conclusión que te roba una enorme sonrisa. Otro estreno fue el que nos confiere: La desaparición de Eleanor Rigby. Estrenada previamente en los festivales de Cannes y Toronto, en forma de díptico: Él y Ella, con una duración conjunta de en torno a las tres horas y, sin embargo, a nuestros cines llegaba con una versión reducida que no supera las dos horas y haciendo un copia-pega del par de obras que viene. Esta decisión de la distribuidora no deja de ser totalmente lícita, pero engaña a la gente haciéndole pensar que esa película está concebida así, y por ende causa un chasco enorme al observar la falta de chispa y garra, esto se debe al contraste tan marcado que existe entre la obra Él y Ella, lo cual hace que se note demasiado la diferencia entre escenas. Es decir, Él guarda un toque oscuro y pensativo, Her es más luminosa, y… si los mezclas encuentras un montaje malo, te percatas que son películas diferentes que han enlazado, y además dejas de desarrollar muchos secundarios que dan realismo a los protagonistas.

La recomendación es que veáis previamente Él, y posteriormente Ella. Es importante este orden para comprender mejor las situaciones. Him (Él) es la historia vista desde el punto de vista de Conor (James McAvoy), donde su vida cambiará cuando Eleanor (Jessica Chastain) lo abandona. La debacle de él es muy grande, sin saber qué hacer y cómo reconducir su vida. Los personajes secundarios dan sentido a la obra, la personalidad del padre te enseña porque el hijo es así, los amigos del bar ayudan a comprender a Conor que no todo está acabado. La comedia y los problemas cotidianos no faltarán, humanizando todavía más todas las escenas. Eleanor aparece lo justo, no se necesita más pues no es su película, en Her (Ella) ya la conoceremos, no hay prisa. Precisamente esto provoca una intriga en conocerla, pero la cámara no la seguirá y se volteará persiguiendo a él, dejándote con la gran duda de qué ha pasado.

La situación traumática que provoca el principio del fin apenas se comenta, no se incide prácticamente en ella ni se desarrolla, lo cual es muy bueno. No es necesario conocerla, lo importante es intentar arreglar la relación y no recordar el pasado. Contrasta bastante con la vida real, ya que siempre se intenta hablar del pasado, bien para tener razón o simplemente para atacar. La desaparición de Eleanor Rigby: Él trata poco la relación amorosa para llevarte más por los sentimientos encontrados. La banda sonora de esta parte es especialmente buena, ya adelanto que en Her es totalmente opuesta. Así pues, una profunda historia de amor (nada de cuentos de hadas) y que ni el comienzo ni el final es como desearías, habiendo entre ellos un giro de 180º.

Sigue en Spoiler sin spoilers
[Leer más +]
18 de 20 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
La desaparición de Eleanor Rigby: Él (de Ned Benson)
Unas breve comentario acerca de "La desaparición de Eleanor Rigby", de Ned Benson (2013). Concebida originalmente como dos películas independientes de 95' minutos, "Él" y "Ella", para ver en este orden, con la historia contada desde los dos puntos de vista, con algunas escenas comunes, y estrenada en este formato en diversos festivales, parece ser que posteriormente el formato no resultaba demasiado comercial según criterio de alguien, y mediante un trabajo de montaje bastante obsceno (finalmente con el visto bueno del director, qué remedio), se estrenó como una sola película de 120', "La desaparición de Eleanor Rigby: Ellos". Vistas las tres, esta solución me parece un absoluto disparate, con 60' que se han ido por el sumidero, suponiendo un empobrecimiento notable de la historia. La fórmula de la dupla original, me parece todo un hallazgo, llevado al extremo después en la serie The Affair, de Hagal Levi, en la que incluso se entra en el juego de modificar detalles de la historia, dependiendo del punto de vista.

Construida a partir de la devastación provocada por la pérdida de un hijo y las trágicas consecuencias en la vida de la pareja y en su relación, la película, creo que hábilmente, se retira discretamente del enfrentamiento mostrando de forma contenida el alejamiento que ha tenido lugar. El caso es, y he aquí la razón principal que me anima a escribir unas líneas, que me ha sorprendido la maestría con la que un debutante, Ned Benson (también guionista), rueda esta película con un estilo absolutamente clásico, ese forma de rodar que sugiere sin hacerse notar, que abre la ventana de forma natural para que contemplemos el interior, sin artificios de ningún tipo, todo contado de forma sutil y muy elegante, especialmente la segunda entrega, "Ella". Planos medios prolongados con dos personajes dialogando (grandes actores "conversadores" en el reparto, como William Hurt, Clarán Hinds, Isabelle Huppert o Viola Davis, además de, claro, Jessica Chastain y James McCavoy, que están estupendos), planos subjetivos desde detrás del alguno de los personajes, o en movimiento por las calles de un New York, mostrado mucho más sereno de lo que se nos refleja habitualmente, fundidos en negro que cierran y abren un nuevo acto, flashbacks justos y necesarios con algún pasaje del pasado, apenas unas pinceladas. En definitiva, dos películas muy recomendables, y a ver qué nos depara en el futuro este tipo, Ned Benson.
[Leer más +]
4 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil