arrow

Hitch, especialista en ligues (2005)

Hitch, especialista en ligues
Trailer
5,8
36.501
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Alex "Hitch" Hitchens (Will Smith) es conocido como el 'Doctor de las citas'. Es el 'coaching' del amor de más éxito en Nueva York, y puede conseguir que hasta el hombre más mediocre tenga una cita con la mujer de sus sueños. Hitch sabe lo que quieren las mujeres y conoce todos los trucos posibles para que sus clientes masculinos queden con las mujeres más atractivas de la ciudad. Desafortunadamente, también existen los casos perdidos, y ése es Albert (Kevin James), que supondrá un reto para Hitch en su propósito de que Albert consiga salir con una bella y rica famosa (Amber Valletta). Por otro lado, aparece en la vida de Hitch una periodista del mundo del cotilleo, Sara Melas (Eva Mendes), que no cree que exista el "Doctor de las citas". (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Hitch
Duración
115 min.
Guion
Kevin Bisch
Música
George Fenton
Fotografía
Andrew Dunn
Productora
Columbia Pictures / Overbrook Entertainment
Género
Romance Comedia Comedia romántica
9
¿Por qué ya no nos queremos?
¿Un tío que ayude a ellos a conquistar a ellas?... Sí, ¿Por qué no? Me parece un buen tema de arranque para una comedia romántica. Porque la falta de acercamiento entre solteros y solteras cada vez es más común. Antes, la gente se casaba a los diecinueve, se llenaban de críos y vivían una larga vida en matrimonio. Esto era lo que soñaba cualquier persona en nuestro país. España siempre fue un lugar pasional en donde se apostaba por la familia desde temprana edad.

Hoy hemos cambiado nuestro modo de vida. Las muchachas sueñan con acabar la carrera, trabajar y escalar posiciones en una empresa. Ya no queda tiempo ni para embarazos ni para atender las necesidades de una relación. Estar emparejados priva de cierta libertad para ir a por los sueños personales. La familia es un pesado lastre.
Los varones exactamente lo mismo. Cada vez les cuesta más a ellos hacerse a la idea de renunciar a la libertad total. Incluso la efectiva publicidad, que querámoslo o no maneja nuestras vidas, nos están repitiendo una y otra vez subliminalmente que yendo sólos se llega más lejos; anuncios para ellas de chicas sin ataduras que desayunan "Kellogg´s Special K" antes de ir a la oficina, y para ellos de tíos atractivos, felices y solteros, que se levantan en pelotas en la mañana y se echan unas gotas de Jean-Paul Gaultier.
Joder, pero cuando toca anunciar el Mistol aparece el matrimonio con aspecto menos jovial discutiendo por quien va a pringar en la cocina.

Y cuando menos se esperaba, resulta que todos hemos perdido esa agilidad para conquistar. Ya cualquiera, por muy atractivo que se sienta, le perdió la partida a la auto estima en el apartado del amor. Si antes con un "¿Me concede este baile?" ya tenían el 60% del ligoteo, hoy no pasas de lanzar un mensaje visual como única arma por miedo al acercamiento. Da pánico sentirse rechazado.

Por ello creo que Hitch es una comedia creíble además de tremendamente divertida. Es cierto que en la recta final decae por los giros que va tomando la cosa, pero no lo suficiente como para condenar unas primeras tres cuartas partes en las que además de funcionar con desparpajo, te encuentras con dos o tres gags de estos de tirar para atrás la imagen y volverlos a ver mientras no dejas de carcajear durante el proceso.
Y no me cansaré de repetirlo. Will Smith con la ayuda de Iván Muelas (en audio español) es un acierto pleno para cualquier película.

Chicas... amémonos. Delen uso a mi buzón FA. :)
[Leer más +]
81 de 96 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
Hollywood, especialista en trailers
Parece que la moda que arrastran al otro lado del charco es construir películas de cara a un trailer: una superestrella con poderes de empatía extraterrestre (Will Smith), una cara conocida nacida de los rayos catódicos de la sitcom (Kevin James), dos pedazos de cuerpos serranos para contentar al personal masculino (Eva Mendes y Amber Valletta), casi el 90% de las situaciones cómicas de la película que no perjudiquen el de por sí nulo argumento y desarrollo y una banda sonora pegadiza. Pasen por caja. Aquí está una de las películas más taquilleras del primer lustro de esta década.

El resultado obviamente va a destilar comercialidad por los cuatro costados en una manida, tipiquísima y babosa comedia romántica sofisticada, de elegancia cero, que sirve de lucimiento a la estrella, en este caso Will Smith, para que rellene en su curriculum uno de los géneros palomiteros que le faltaba.

Puede que muchos acepten su entretenimiento comercial mientras devoran una ‘tanqueta’ de granos de maíz tostados y reventados, como sesos recibiendo las últimas atrocidades del cine comercial, y olviden todo lo que les han contado durante casi dos horas en diez segundos.
A un servidor estos romances que desvelan que el amor es espontáneo e imprevisto, las aventuras de un cupido reeducador que sólo acepta American Express y las desvergonzadas situaciones pensadas milimétricamente para colar en un trailer no me convencen. Ni siquiera el pasatiempo resultón en su arranque, su materia prima carne de parodia (“Date movie”) y su eficaz banda sonora.
[Leer más +]
54 de 74 usuarios han encontrado esta crítica útil