arrow

El día que vendrá (2019)

El día que vendrá
Trailer
5,8
241
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Posguerra en Alemania, año 1946. Rachael Morgan (Keira Knightley) aterriza en las ruinas de Hamburgo en pleno invierno para reunirse con su marido, Lewis (Jason Clarke), un coronel británico que ha recibido la misión de reconstruir la ciudad destruida. Pero cuando van a mudarse a su nueva casa, Rachael descubre con asombro que Lewis ha tomado una decisión inesperada: compartirán la enorme casa con sus antiguos propietarios, un viudo alemán (Alexander Skarsgård) y su atormentada hija. En esta atmósfera cargada, la hostilidad y el dolor dan paso a la pasión y la traición. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Reino Unido Reino Unido
Título original:
The Aftermath
Duración
109 min.
Estreno
12 de abril de 2019
Guion
Joe Shrapnel, Anna Waterhouse (Novela: Rhidian Brook)
Música
Martin Phipps
Fotografía
Franz Lustig
Productora
Coproducción Reino Unido-Alemania-Estados Unidos; Fox Searchlight / Scott Free Productions / Amusement Park Films
Género
Drama Años 40 II Guerra Mundial
3
Como "Crepúsculo" pero con pretensiones.
Cada vez que el protagonista es huérfano, viudo o ha pasado otra desgracia me pongo en guardia.
Aquí hay dos, un viudo y una madre que ha perdido a su hijo.
Así que mis alarmas antiaéreas no paran de sonar.
Tópico típico: también hay un militar insensible y un arquitecto culto.
Las situaciones y diálogos son cuasi-imposibles.
El tema post-guerra que era lo mas interesante queda en segundo plano.
Comunica pero no interesa. Todo mega-dramático sin trasmitir ninguna emoción.
Las mejores (desaprovechadas) la amiga rubia y la hija alemana.
Actuaciones y fotografía bien.
Todo lo demás insufrible: pide la bolsa de vomitar a la entrada.
[Leer más +]
3 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
Deja mucho que desear en bastantes sentidos
La novela de Rhidian Brook es el material original del que él mismo, Joe Shrapnel y Anna Waterhouse (El héroe de Berlín) han partido para este drama que intenta mezclar el amor y el dolor en tiempos de pos-guerra.

Su diseño dramático se construye con pequeños recursos, por otra parte habituales en otras películas. Por ejemplo, el preparar el adulterio como si fuera un crimen en un thriller o el esconder sorpresas del pasado que, para unos cuantos espectadores, se verán venir de lejos.

Este acusado prediseño no deja respirar ni hacer naturales al espectador muchas de las emociones y frustraciones de los protagonistas: duelos desgarradores, la humillación de los vencidos… Todos estos aspectos se pasean como arquetipos consolidados, fantasmas sin mucha alma, dominados por los ropajes y supuesta sensualidad del adulterio.

James Kent, un habitual sobre todo de producciones para televisión y documentales, apoya este desarrollo narrativo con una ambientación y dirección convencionales y, eso sí, suficientes. Esto deja gran parte del peso de hacer verosímil la trama a los actores, que luchan y se esfuerzan, en especial Keira Knightley y Jason Clarke.

www.contraste.info
[Leer más +]
3 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil