arrow

Ellos no olvidarán (1937)

7,4
250
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
En 1915, una muchacha llamada Mary Clay fue encontrada muerta en una población sureña. La policía detuvo como presunto autor del asesinato a un conserje negro, pero un periódico local comenzó una campaña acusando del homicidio a un hombre blanco de Nueva York llamado Robert Hale, profesor del instituto donde estudiaba Mary. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
They Won't Forget
Duración
95 min.
Guion
Aben Kandel, Robert Rossen (Novela: Ward Greene)
Música
Adolph Deutsch
Fotografía
Arthur Edeson (B&W)
Productora
First National Pictures / Warner Bros. Pictures
Género
Drama Intriga Drama judicial Años 1910-1919
8
Extrañamente ellos (los cinéfilos) sí la olvidaron
Si Melvyn Leroy creó escuela con la brillantísima "Soy un fugitivo" de las películas carcelarias, con "Ellos no olvidarán" hizo lo mismo con el género judicial, no menos brillante que la anterior.

Lo que en principio puede parecer un simple filme de asesinato y juicio, se convierte en un circo en el que todo el mundo sale retratado: la prensa, la opinión pública, los prejuicios raciales, los prejuicios Norte - Sur, las ambiciones políticas, las ansias de venganza y la cobardía. Vamos, que se hace un retrato del sistema judicial estadounidense que no deja títere con cabeza. Lo que te preguntas al principio, ¿quién diablos mató a Mary Clay?, lo olvidas a medida que avanza la cinta.

Es tan buena que paso de contar nada más. Si la ven, no la olvidarán.
[Leer más +]
33 de 37 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
Nosotros tampoco
Mézclese con inteligencia "Fury" de Fritz Lang , "Intruder in the dust" de Clarence Brown, "To Kill a Mockingbird" de Robert Mulligan y "Ace in the Hole" de Billy Wilder y tendrán esta extraordinaria película de ¡1937! dirigida por un Mervin Leroy pletórico, puro acero, pero de bayoneta, para clavársela en la cara al desprevenido espectador. Nadie se salva en esta ácida visión de la condición humana: la política vampírica, el periodismo buitre, la masa siempre fascista. Prejuicios, intereses egoístas, linchamiento: la turba matarife. Pareja exacta y perfecta junto a "Soy un fugitivo" cinco años anterior. Cine sin esperanza, atroz, precursor, maestro y tan actual que asusta.
[Leer más +]
16 de 16 usuarios han encontrado esta crítica útil