arrow

La vida secreta de Walter Mitty (2013)

La vida secreta de Walter Mitty
Trailer
6,2
27.746
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
El tímido empleado de una editorial consigue evadirse de su gris existencia imaginando que es el protagonista de grandes aventuras; un día, su sueño se hace realidad cuando conoce a una misteriosa mujer que le implica en una peligrosa misión... Remake de ‘La vida secreta de Walter Mitty’ (1947), película dirigida por Norman Z. McLeod e inspirada en un relato de James Thurber. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
The Secret Life of Walter Mitty
Duración
114 min.
Estreno
25 de diciembre de 2013
Guion
Steve Conrad (Historia: James Thurber)
Música
Theodore Shapiro
Fotografía
Stuart Dryburgh
Productora
20th Century Fox / Red House Entertainment / Truenorth Productions
Género
Aventuras Comedia Road Movie Fotografía Remake
10
La quintaesencia de los soñadores
Podría hablar largo y tendido sobre Walter Mitty pero no voy a hacerlo. Si tienes muy bien puestos los pies sobre la tierra que pisas, ésta no es tu película. Si no te emocionas con las chorradas tiernas que cualquier cosa fuera de lo normal puede causar, no es tu película, insisto.

Hay muchos puntos que puedes aún así interpretar favorablemente. Yo no sé si una aleta es de marsopa o de tiburón ni si a un tiburón le puedes espantar dándole con un maletín en el hocico, pero por suerte, son cosas que carecen de importancia. Eso son las chorradas que te atraen al guión, que te le hace cercano; entonces luego te sueltan bonitas imágenes perfectamente combinadas con la música más acertada posible y te enseñan algo de la vida; así de paso se consigue unos resultados de lo más agradables. Si lo ves así, bien; te emocionarás.

Algunos esperan su tiempo pacientemente para cazar la imagen del gato fantasma y luego sólo quieren contemplarlo. Pues sí, ese gato fantasma forma parte ya de ti, y tú de él, y ese conjunto formará parte de un todo y cuando más compartas la vida más parte del todo serás. Me río de esa gente que va de viaje y se tira todo el santo día haciendo fotos para poder enseñarlas luego; al final resulta que no ha visto nada. Insisto, si eres de esos presumidos con barba recortada, este rollo no te va a convencer.

Sí, es bonito viajar. No obstante, no nos confundamos. Aquí se habla de muchachos y de envejecer. Ése es el viaje. Viajar también viajan los chilenos en ese barco pesquero, pero no por placer ni aventura, sino para trabajar. La vida no es un escaparate de tus fotos bonitas en el facebook; no te engañes.

He conocido a Walter Mitty, ese tímido trabajador desconocido por alguna compañera de la misma empresa, ¿raro, eh? Y no voy a hablar de él porque ya lo hace un tío con autoridad, Sean O´Connell, la quintaesencia del viajero incansable. Todo trabajador honrado tendrá siempre un admirador respetable que le hará justicia, no sé si mucha o poca, pero siempre algo de justicia.
Una bonita película, entretenida, emotiva, simpática y llena de positivismo.
[Leer más +]
166 de 215 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
¡Atrévete a soñar! ¡Que las truancas acaben espachurradas en las caras de los que votan una película sin verla!
A veces una gran cinta puede verse ensombrecida por los tiempos que corren. Quizás ese es el problema que me huelo que ocurrirá con esta maravillosa película que aborda temas tan transcendentales como la esperanza, la voluntad, el esfuerzo, los sueños y la felicidad por vivir la vida. Todo ello desde los ojos de Waltter Mitty, un hombre que se autorealizará como persona en un viaje que tendrá que hacer si no quiere ser despedido.

¿Por qué? Pues porque Walter Mitty (Ben Stiller) trabaja en nada más y nada menos que en la prestigiosa empresa LIFE, la cual está realizando una reestucturacción de personal debido a que dejarán de lanzar su edición en formato impreso para pasarse al digital. Esto conllevará despidos y las impertinencias de sus nuevos jefes para que encuentre la “quintaesencia” de la fotografía que les envió el prestigioso fotógrafo Sean O’Conell (Sean Penn) para LIFE, la cual utilizará para su próxima portada. Para ello tendrá que localizar al fotógrafo realizando un viaje por los sitios en los que éste ha estado. Una aventura y una motivación personal que Waltter Mitty asumirá.

Quizás sea un tópico, pero yo formo parte de ese “club” que no traga a Ben Stiller haciendo comedias que ni hacen gracia, ni entretienen, ni te dejan con un buen sabor de boca. Pero siempre digo que una cosa muy importante y difícil de asimilar es que no tener prejuicios y probar suerte. Arriesgarse, tal y como hace el protagonista en la cinta. A modo de metáfora, quizás el espectador debe dar ese salto como el protagonista y ver más allá de nuestra mente. El resultado acaba siendo el de un Ben Stiller que me ha encantado, a excepción de dos secuencias que no me han gustado un pelo, siendo una de ellas una mofa a El curioso caso de Benjamin Button (2008).

Por lo demás, no hay nada que objetar porque su personaje consigue transportarnos a un mundo no muy irreal del que conocemos. Kristen Wiig quizás es el ingrediente que hace que nuestro protagonista se motive lo que necesita para poder dar ese empujón. Es esa chica de la que se enamora Walter Mitty, con la que sueña y la que tiene en un pedestal.

No se engañen, porque La vida secreta de Walter Mitty es un film ameno, fascinante, divertido y en el que hay que dejarse llevar. Siempre he considerado que lo importante de una película es hacer que logre evadirte de la realidad en la que uno vive, durante un rato en el que los sueños, las metas, las oportunidades y demás son posibles. Yo pienso que esta cinta consigue con absoluta firmeza estos propósitos. No de forma permanente porque como he mencionado, lo que quizás lastra mucho son algunas escenas de humor con las que no simpatizo en absoluto. Quizás es un tipo de humor que yo no entiendo.

Recalcando lo que he dicho al principio, quizás es una cinta que necesitamos para recuperar esa sociabilidad que también hemos ido perdiendo con el paso de los años en los que las nuevas tecnologías se apoderan más y más de nosotros, volviéndonos unos seres fríos, inhumanos (lo que son claramente los jefes en este film) y sin sentimiento de culpa alguna.

Por último recalcar que en el fondo de todo este asunto, no hay que olvidar la extensa y absoluta promoción que esta cinta supone para la revista LIFE, la cual imagino que habrá aportado o recibido algún tipo de financiación. Con todo ello, si se ha hecho una película sobre Facebook, ¿por qué no sobre una de las revistas más prestigiosa existen?
[Leer más +]
63 de 81 usuarios han encontrado esta crítica útil
Relaciones 1