arrow

Buscando a Susan desesperadamente (1985)

Buscando a Susan desesperadamente
Trailer
4,5
3.538
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Roberta Glass es una veinteañera aficionada a leer los anuncios personales del periódico. Es así como se entera de que alguien está buscando desesperadamente a una tal Susan. También ella quiere encontrarla para poder alejarse de su marido, un triunfador guapo y enérgico, incapaz de comprender sus sueños. Cuando, por fin, la localiza, se verá envuelta en numerosos líos, ya que Susan es una mujer que vive según sus deseos y que concibe la vida como una gran aventura. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Desperately Seeking Susan
Duración
104 min.
Guion
Leora Barish
Música
Thomas Newman
Fotografía
Edward Lachman
Productora
Orion Pictures
Género
Comedia Romance
6
Recordar los 80 desesperadamente.
La primera vez que leí algo sobre esta cinta fue en Septiembre de 1985, ya que ésta se presentó (fuera de concurso) en el Fesival de cine de San Sebastián, donde obtuvo unas críticas más que favorables. No es de extrañar que, pocos años más tarde, Orion produjera la siguiente película de Seidelman, "Vida y amores de una diablesa", con Mewryl Streept a la cabeza que, por cierto no obtuvo el mismo éxito que "Buscando a Susan..."
Taquilla y Madonna a parte, hay que reconocer que la directora supo captar muy bien la imagen de la mujer que, afortunadamente, estaba comenzándo a ser más dueña de si misma. Estábamos a mediados de los 80, y las chicas sabían resolvérselas por si solas, sin la ayuda del galán o del gilipollas de turno, ya era hora de saber ponerse ellas "solitas" las medallas de un final feliz; y en "Buscando a Susan...", se consiguió. El haber sido dirigida por una mujer (de la primeras) se nota, y mucho; lo cual hace más hilarante todavía la relacción entre un ama de casa fustrada con un marido egoísta y zafio, y la de una "chica moderna" con un joven (amante del cine, por cierto) muy alejado del "muchachito" perfecto con que nos inundó Hollywood en los 80.
Aunque estamos ante una comedia, es más una realidad social, aderezada con unos toques graciosos que, aunque a veces simplistas, nos contagian de un humor muy norteamericano y ácido. La famosa canción de la película "Into the groove" de Madonna, se bailó hasta la saciedad en todas las discotecas del mundo.
Toni.
[Leer más +]
21 de 24 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
"Touched by the very first time"
Tras el éxito arrollador del álbum “Like a virgin” (1984) el debut de Madonna en la gran pantalla no se hizo esperar mucho tiempo. Era demasiado tentador que además de en reina del pop, Mrs Ciccone acabase también convertida en diva del celuloide. Con el tiempo, definitivamente se ha demostrado que unir en una misma frase los términos “Madonna” y “cine” implica introducir en la misma algún tercer concepto como “no”. Ahora la chica hasta se ha metido a dirigir películas, ejem, pero hubo un tiempo en el que llegó a trabajar con Woody Allen e incluso se quedó a las puertas del Globo de Oro y de la nominación al Oscar gracias a su papel en “Evita”. No obstante, los Razzies, con su habitual retranca y mala baba, se encargaron de poner las cosas en su sitio cuando en los albores de la actual centuria le dieron el premio a la peor actriz del siglo XX por su interpretación en “Sanghai surprise”.

Lo cierto es que Madonna no entró ni mucho menos con mal pie en el mundo del Séptimo Arte. Por supuesto, hoy día “Buscando a Susan desesperadamente” debe su vitola de película de culto al hecho de suponer precisamente el bautismo cinematográfico de la cantante. Sin embargo, se agradece bastante que el film no sea el típico vehículo de lucimiento a mayor gloria de la estrella de turno. No es ni siquiera un musical que aproveche que el Pisuerga pasa por Valladolid para hacer promoción. De hecho, el único tema del citado “Like virgen” que se oye, el famoso “Into the groove”, sólo suena de fondo durante una escena en una discoteca y acompañando a los títulos de crédito. No hay sobredosis de Madonna en la película. El guión está más trabajado de lo esperable, y la trama combina recursos de comedia clásica – la confusión de identidades da siempre mucho juego- con algún toque incluso de cine negro. Todo con un look genuinamente ochentero echando mano además de actores tan de la época como Aidan Queen o Roxanne Arquette. La Arquette, por cierto, ganó el BAFTA como secundaria del año. La película fue también una de las tres finalistas norteamericanas al César a película extranjera junto a “Manhattan Sur” o a “La rosa púrpura del Cairo”- a la postre ganadora. No es ni mucho menos una obra maestra, pero se deja ver con agrado y sobre todo, con muchísima nostalgia.
[Leer más +]
4 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil