arrow

Enredados otra vez (TV) (2017)

Enredados otra vez (TV)
Trailer
4,7
143
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
¡Mientras Rapunzel se prepara para su coronación como Princesa de Corona, una noche inolvidable cambiará su pelo otra vez! (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Tangled: Before Ever After (TV)
Duración
55 min.
Guion
Jase Ricci, Shane Prigmore, Chris Sonnenburg
Música
Kevin Kliesch
Fotografía
Animation
Productora
Disney Television Animation
Género
Animación Comedia Fantástico Secuela Mediometraje Telefilm
Grupos  Novedad
Enredados (Disney)
7
Después del Felices para Siempre
La continuación de cuentos después del 'The End' ya no es algo tan increíble.
Al fin y al cabo, fue Disney la que, por las razones que fueran, decidió dar continuación a casi todas sus magníficas fantasías, más de una vez despertando la duda de si era necesario, más de varias veces dejando claro que no lo era.
A fuerza de ver más allá del "final" de esas historias, lo que esté pasando después ya no es tan increíble.

Por eso, este telefilm que conecta con la serie de 'Enredados' no tiene más novedades que las que se ven a primera vista: Rapunzel y Eugene vuelven a la carga, tratando de mantener ese "felices para siempre" que se prometieron no hace mucho.
La corte del reino de Corona empuja a la joven princesa hacia su propia coronación (valga la redundancia), y con eso ya hay suficientes tareas de por medio como para volver a las aventuras que compartía con su amado bandido.
Lo dicho, nada nuevo en el horizonte.

Sin embargo, hay una serie de agradecidas novedades: Rapunzel se convierte, casi por accidente, en una de las pocas princesas que ha conservado madre y padre, y las interacciones con ellos tras pasar 10 años encerrada no pueden ser más interesantes. Ambos desean aproximarse a la hija que les fue arrebatada, y por supuesto quieren evitar volver a perderla, protegiéndola en exceso, sin darse cuenta de que coartan la poca libertad que tuvo en su aventura exterior. Un palacio puede ser igual de carcelario que una torre sin puertas.
Además se presenta la encargada de velar por la joven princesa, Cassandra, hija del jefe de la guardia, curtida y seca de carácter, agradecido contrapunto a la inocencia de la protagonista. En manos poco habilidosas podría haberse convertido en torpe villana, pero los creadores de la serie dejan fuera esa posibilidad, convirtiendo su agudeza y atrevimiento en una agradecida amistad con Rapunzel, refugio para la encorsetada vida palaciega de esta última.
Pero lo importante, lo que realmente le da su gracia a esta serie y en lo que parece centrarse, es en las incómodas limitaciones que poco a poco se van estableciendo por nuevas responsabilidades: Rapunzel, lejos de querer formar una familia con su amado (habitual "vía de escape" para las princesas Disney), quiere volver a sentir la brisa en el pelo, y el vértigo de la aventura en su corazón.
No quiere un felices para siempre, si eso significa dejar atrás la persona que ha descubierto que quiere ser. Y ahí es cuando se establece una reflexión más precisa, más madura si se quiere, sobre si el acomodarnos implica perder lo que fuimos.
Nada mal para un cuento en principio infantil e inocente.

La vuelta del cabello rubio es un sorpresivo retorno de la maldición para Rapunzel, pero también la promesa de que quizás no tiene que conformarse, sino que puede volver a ser la que era, sin necesidad de abandonar a sus padres, su nueva amiga, o a su querido Eugene.
Y el felices para siempre ya no es una afirmación, sino una meta que trabajarse junto a todos ellos.
Todo eso sin dejar de lado las canciones y las aventuras, por supuesto.

¿Recuerdas aquellas secuelas que incluso de pequeños siempre pensamos que eran peores, pero no nos importaba porque podíamos volver a vivir aventuras con personajes que se habían ganado nuestro cariño?
Lo mismo aquí, solo que sin tener que disculpar su ingenuidad o la poca necesidad que había de hacerla.
[Leer más +]
0 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
La princesa bisexual
Enredados, la película, tenía uno de los mejores finales de la historia de Disney: me refiero a cuando la princesa pierde su exagerada melena rubia y se convierte en una chica morena de pelo corto, puede parecer solo un detalle pero es todo un símbolo, una liberación.
Ahora, de lo dicho nada, los guionistas dan un paso atrás, la princesa tiene que ser rubia y de pelo muy largo, eso vende más muñecas, supongo.
Pero lo que más llama la atención de esta serie es que Rapunzel tiene una mezcla de dama de compañía y guardaespaldas llamada Cassandra que desde el primer capitulo se desvela perdidamente enamorada de su princesa.
Ya en Frozen, se comento la vena lésbica de Elsa, la reina de hielo, pero esta serie va más allá y Rapunzel se muestra sentimentalmente indecisa entre su dama y su pícaro, que se detestan entre ellos a causa de los celos.
Un nuevo camino para Disney, esto es lo que hay y no me corresponde a mi juzgarlo.
[Leer más +]
2 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil