arrow

La bala mágica (1940)

7,2
92
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Historia del doctor Paul Ehrlich, premio nobel de medicina que descubrió el tratamiento contra la sífilis: el suero 606, que fue llamado así por ser éste el número de experimentos realizados hasta su descubrimiento. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Dr. Ehrlich's Magic Bullet
Duración
103 min.
Guion
John Huston, Heinz Herald, Norman Burnstine
Música
Max Steiner
Fotografía
James Wong Howe
Productora
Warner Bros. Pictures
Género
Drama Biográfico Medicina Años 1900 (circa)
10
Soberbia
Este film contiene la interpretación preferida del propio Edward G. Robinson, hasta la viuda de Paul Elrich y otros de sus familiares llegaron a tener contactos y visitas la casa de Robinson debido a lo maravillados que quedaron de ver al Dr. Erlich retratado de una manera tan sobria y apasionada al mismo tiempo, y sí, desde luego que está entre lo mejorcito de una carrera repleta de portentosas actuaciones. Pero esta película es mucho más que el trabajo del protagonista. No son especialmente los biopics mi género preferido, pero este relato de un hombre que cambió por completo la medicina tal y como se la conoce ahora es al mismo tiempo intensa, ágil, emocionante y brillante, con un trabajo de todo el reparto genial, una dirección pasmosa y una historia contada con gusto, sin caer en la sensiblería barata cuando hubiera sido muy fácil y unos diálogos brillantes y muy útiles para los que algunas veces nos perdemos con House y sus casos. Que un film como este no sea más reconocido no puede dejar de sorprenderme.
[Leer más +]
5 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
Apasionante
William Dieterle nos cuenta en esta gran película los principales momentos de la vida de Paul Ehrlich, un extraordinario médico e investigador de comienzos del siglo XX. Con un guion muy bueno, emotivo pero muy sobrio, y un trabajo protagonista inmenso de Edward G. Robinson, nos hace compartir las inquietudes y la lucha del investigador, que pasó por varias etapas en las que colaboró con Emil von Behring y Robert Koch, ambos premios Nobel de Medicina en 1901 y 1905 respectivamente, para acabar él mismo recibiendo el premio Nobel en 1908.
Es una película muy dinámica, que expone de forma muy clara las ideas y el trabajo de Ehrlich de forma que todo el mundo puede comprenderlo, y no solo comprenderlo sino participar de forma muy intensa de sus alegrías y de sus problemas.
Pocas películas de ciencia ficción tienen un guion tan fácil de seguir y que te atrape de esta manera. Solo que aquí vives hechos reales y llegas a comprender la determinación, el esfuerzo, y los riesgos que supone el trabajo científico y como para todo en la vida necesitas además una cierta ayuda del azar, pero que, para que esta haga su aparición, no has de cesar de luchar hasta el final.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil