arrow

Highway Dragnet (1954)

5,9
32
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
La señora Cummings, una fotógrafa de revista, viuda reciente tras el suicidio de su marido, y su modelo, Susan, están trabajando en California y Nevada. Conduciendo hacia el oeste desde Las Vegas, recogen a Jim Henry, un marine recién licenciado que hace autostop con el fin de que alguien lo lleve a casa de un amigo, cerca de Salton Sea. Mientras tanto, en Las Vegas, una rubia que conoció Jim es encontrada asesinada. Jim se convierte así, en el objeto de una persecución policial, dirigida por el teniente White Eagle, de la policía de Las Vegas. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Highway Dragnet
Duración
70 min.
Guion
Herb Meadow, Jerome Odlum, Tom Hubbard, Fred Eggers (Historia: U.S. Anderson, Roger Corman)
Fotografía
John J. Martin (B&W)
Productora
William F. Broidy Productions. Distribuida por Allied Artists Pictures
Género
Cine negro Drama Crimen Serie B
7
Wring her neck
La clásica carretera del desierto de las películas, la que lleva a Las Vegas, es el escenario de esta huida. El teniente se ha licenciado, ha dejado de tirar bombas en Corea y ha conocido a una rubia en un bar. Sal de Málaga para meterte en Malagón, como se dice. A la rubia le ha sentado fatal la noche y de rebote al sheriff del condado.

A veces se dice que son películas de serie B por su bajo coste, pero es que no parece que se necesitara más coste para rodar esta persecución. El argumento no es una maravilla de la técnica, y eso es bueno, seguro que puede convencer a aquel que esté dispuesto a seguir la huida de Richard Conte en coche y con dos mujeres. El perro se quedó por el camino. Yo no lo dudé un instante, me pica la curiosidad por ver cómo se las apaña. ¿Qué esto le puede pasar a cualquiera? No lo sé. Pero en Highway Dragnet pasa, y filmado como debe ser para este tipo de películas.
[Leer más +]
3 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Agradable disparate
Quizás por su brevedad, 70´, tal vez por sus escenarios en el desierto, el caso es que esta película que no tiene ni pies ni cabeza, cuya trama es un disparate inverosímil, me hizo pasar un rato agradable, a la vez que no podía dejar de pensar en qué hacía Joan Bennett en esta producción de muy bajo presupuesto, condenada a un papel secundario y con escasos diálogos, a pesar de verserlas con una actriz televisiva semidesconocida como Wanda Hendrix y con Richard Conte, en sus principios aclamado como el nuevo John Gardfield pero que a partir de los años 50 solo trabajó en producciones de serie B.
Una road movie en blanco y negro de policías tontos y fugitivos de medio pelo, poco más de una hora de turismo por las carreteras polvorientas entre Las Vegas y Los Ángeles que, no obstante, recomiendo.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica