arrow

El perro de Satán (Zoltan) (1978)

3,7
50
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Zoltan era el compañero canino de un campesino rumano llamado Veidt. Una noche, el último de la estirpe de los Drácula, Igor Drácula, intenta - sin éxito - atacar a la hija del susodicho campesino y en su huida, en forma de murciélago, sacia su sed succionando la sangre de Zoltan... que pasa a convertirse en un perro-vampiro a las órdenes de su nuevo amo... (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Dracula's Dog (Zoltan, Hound of Dracula) (Dracula contro Zombi) (Zoltan il cane di Dracula)
Duración
90 min.
Guion
Frank Ray Perilli
Música
Andrew Belling
Fotografía
Bruce Logan
Productora
Coproducción EEUU-Italia; EMI Television / VIC Productions
Género
Terror Vampiros Perros/Lobos
Grupos  Novedad
Drácula
6
El ataque de los perros vampiro.
En unas excavaciones hechas por el ejército húngaro en plan arqueológico y por el expeditivo método de bombardear unas ruinas, aparecen unas tumbas a nombre de Igor Dracula (1880-1947) y familia.

Estando un soldado cuidando el valioso hallazgo, se produce un temblor y un ataúd cae al suelo quedando abierto, el soldado se acerca a mirar y ve un bulto cubierto con una arpillera a modo de sudario del cual sobresale una estaca, la cual no se le ocurre otra cosa que extraer con el resultado de un fiero perro dobermann negro que sale del ataúd, se abalanza sobre él y le clava los colmillos en la garganta.

Tras saciarse con la sangre del soldado vemos al perro, primero tras un primer plano con los colmillos chorreando sangre y los ojos iluminados, recordando (si, si, el perro) como fue convertido en perro vampiro y quien era su amo (mediante un flashback realmente psicotrónico) y luego dirigiéndose al ataúd de este, abriéndolo, sacando la estaca que también tiene clavada el inquilino de este (el amo que vimos tenía en el flashback) y tras los saludos de rigor, marchar juntos.

En 7 minutos de metraje ya sabemos por boca del Inspector Branco (José Ferrer) que el amo se llama Veidt Schmidt (Reggie Nalder) y que junto al perro seguro que buscan un Dracula a quien servir y que el último superviviente es un tal Michael que vive en Nueva York.

Me he extendido con el relato de esos primeros 7 minutos de metraje, para que el posible lector se estas líneas se haga una idea del aroma pulp de la función.

Sigue en spoiler por falta de espacio:
[Leer más +]
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
2
La mascota de Drácula.
Durante los años 70, se expandió y tuvo su apogeo, un subgénero que en general dio películas muy malas, que es el de colgarse de Drácula, y así seguir exprimiendo la vaca lechera, con las novias de Drácula, el hijo, el tío, las gemelas, la tía, y bueno también estuvo el perro de Drácula.
La historia no tiene ni pies ni cabezas y encima es aburrida como pocas, lo peor es ver en una película tan mala a un actor como José Ferrer, ya en decadencia el pobre, tenerse que enfrentar y hacer escenas ya no actas para su edad, igual Reggie Nalder.
Una historia olvidada con justicia.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica