arrow

Cuando yo te vuelva a ver (2013)

4,8
25
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Treinta años después de haberse radicado en España, Paco regresa a la Argentina para apadrinar la boda de un amigo. Retirado y separado de su esposa española, se reencuentra con sus afectos. Como siempre, en los últimos treinta años, Margarita, ya jubilada como docente, arrastra hacia adelante su vida. En la fiesta de casamiento, Paco como padrino y Margarita como encargada del servicio de catering, se cruzan nuevamente aunque sin encontrarse, hasta que él la descubre en un video de la fiesta. El amor truncado por la ausencia y la negativa de ella a responder sus cartas, vuelve a renacer en una búsqueda por recuperar el tiempo perdido. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Argentina Argentina
Título original:
Cuando yo te vuelva a ver
Duración
84 min.
Guion
Gisela Benenzon, Marcela Sluka
Música
Gabriel Bajarlia
Fotografía
Mariana Russo
Productora
Sombracine
Género
Drama
5
En las antipodas de lo pretencioso
Esta es una película ideal para los que gustan de historias sobre segundas oportunidades y para los que se quieran alejar de los efectos especiales y grandes despliegues de las superproducciones, porque las películas de Durand son muy simples y ponen mucho acento en los aspectos intimistas y emotivos.
Como en su película "Terapias Alternativas" (2007) el protagónico masculino está a cargo de Manuel Callau, interpretando a Paco, un argentino radicado en España hace 36 años, quien regresa por unos pocos días con el fin de apadrinar la ¡¡¡cuarta boda!!! de un amigo maduro con una muchacha mucho menor y en la fiesta se reencuentra con la pista de un amor que creía perdido en el pasado.

La trama va develando progresivamente secretos familiares, reencuentros sentimentales y confesiones decisivas que remiten a la época en que Paco se fue del país.
Contada de manera tradicional, sin preocupaciones formales, la película crece al calor del gran trabajo de los actores, aún en segunda línea, donde Alejandro Awada y Malena Solda aportan mucho oficio en sus intervenciones y apuntalan el protagónico de Ana María Picchio, quien desde hace mucho no había tenido un rol central en el panorama del cine nacional.
Filmada en noviembre del año pasado en locaciones de Buenos Aires y Balcarce, la historia tiene en su temática la singularidad de que la pareja protagonista (Picchio-Callau) es decir: Margarita y Paco, son abuelos jóvenes que cruzaron la franja de los sesenta aunque ni ellos ni sus amigos renuncian a nuevos desafíos económicos ni sentimentales.

Como todas las obras que mezclan comedia romántica con una dosis de drama subrayado con música incidental, "Cuando yo te vuelva a ver" es más bien un melodrama que bucea en los conflictos de pareja con una mirada especial sobre el rol fuerte de la mujer, en tanto ellas siempre salen adelante, aún con sus carencias afectivas.
La pelicula empieza con un montaje paralelo, donde por un lado se cuenta el regreso de Paco y por otro, el presente de Margarita, una narración alternada que presenta la situación actual de los protagonistas, hasta que ambas líneas confluyen para mostrar cuentas afectivas pendientes de un pasado común sin cerrar. A partir de ese momento comienza casi una segunda película. En los últimos cuarenta minutos todo se precipita bajo los códigos del melodrama: flashbacks que muestran una parejita de adolescentes destruida por un distanciamiento forzado, todo ambientado en los años setenta, recreados según el estereotipo más convencional.
La producción parece no querer correr ningún riesgo en las decisiones técnicas: puesta de cámara sobre la base de plano y contraplano, música de piano para resaltar los momentos tristes, nada original en la elaboración de los decorados y época.
La decisión de no innovar en los aspectos formales y una tendencia al naturalismo constituyen las marcas que identifican a este film que pareciera concebido en décadas pasadas. Salvo el montaje paralelo inicial para trazar los derroteros entre Paco y Margarita, el resto es una película con formato de telefilm melodramático, sin ninguna otra pretensión que generar empatía con el espectador. Y es
precisamente en ese punto donde los actores sacan a relucir su carisma, para levantar un producto bastante magro pero igualmente efectivo.
[Leer más +]
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
1
QUISIERA NUNCA VOLVER A VERTE
La película rebosa de lugares comunes y escenas que no son concluyentes. El argumento se sostiene en una historia mínima, que podría haberse desarrollado y desenvuelto de mil maneras, pero que no convence nunca. Las actuaciones son muy malas, rozando la vergüenza ajena. La banda sonora es patética y no hay nada, absolutamente nada que rescatar de este manotazo de ahogado de un director ignoto que consiguió el presupuesto para dirigir la cinta y se encargó de que olvidáramos para siempre su nombre.
[Leer más +]
1 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil