arrow

La lectora (1988)

6,4
347
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Constance es una apasionada lectora. Después de leer todas las noches a su marido un libro en el que se habla de una joven que se ofrece como lectora a domicilio, decide dedicarse también a esa profesión. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Francia Francia
Título original:
La lectrice
Duración
98 min.
Guion
Michel Deville (Novela: Raymond Jean)
Música
Ludwig van Beethoven
Fotografía
Dominique Le Rigoleur
Productora
Elefilm / A.A.A. Productions / T.S.F. / Cine 5
Género
Drama Comedia
6
Miou-Miou.
"Mujer joven propone lectura a domicilio", este es el anuncio que Marie (Miou-Miou) inserta en el periódico inspirada por la lectura que hace a su marido, en la escena con ambos en la cama con la que arranca la película, de un libro llamado "La lectora", que precisamente trata de eso, de una lectora ofreciendo sus servicios.

Argumento del libro y ficción recreada se dan la mano, Miou-Miou a ritmo de alegre música de Beethoven saltando de cliente a cliente por las bonitas, estrechas, e históricas calles de la provenzal Arlés, ora un chaval tetrapléjico mas salido que el pico de un plancha amante de Maupassant y Baudelaire, ora la adinerada viuda húngara de un general solicitando pasajes de Marx, Lenin (impagable la lectura del pasaje sobre oro y plata) y clásicos rusos, ora un atareado y divorciado empresario de la construcción solicitando lecturas que le den la patina intelectual que no tiene (acaba aceptando a regañadientes con la advertencia ante la pinta de libidinoso del tipo, "Duras, no", y en la siguiente visita vemos lo divertido y surrealista de acabar leyendo pasajes de "El amante"), ora una guapa niñita desatendida por sus atareados padres saltando de "Alicia en el país de las maravillas" a una festiva jornada en la calle con la lectora, y finalmente un viejo magistrado que tras ponerla en las manos un viejo ejemplar de "Las 120 Jornadas de Sodoma" del Marqués de Sade y disfrutar de pornográficos pasajes, la sorprende con la aparición de 2 amigos a los que ha invitado a la función (comisario de policía y medico a los que anteriormente habíamos visto en escenas derivadas de peripecias con los clientes de Marie, escépticos y sorprendidos).

Varias son las lecturas y atractivos del film, por una parte la surrealista y muy francesa disección dramática de esa clientela que a través de los solicitados servicios de la lectora, acaba usando a esta como socorrido y pintiparado recurso para aliviar sus frustraciones (sexuales y vitales), por otra lo delicioso y entrañable para cualquier amante de los libros ante tan atractiva premisa plagada de citas y autores de cabecera clásicos, y finalmente y no por ello menos importante, la presencia de esa bellísima y sensual francesita (si, ya se, aquí ya tiene 38 años, pero esta deliciosa mujer por mas que envejezca como todo hijo de vecino, seguirá siendo una francesita) llamada Miou-Miou iluminando la pantalla en prácticamente todas las escenas (especialmente en las que da salida a su belleza y sensualidad, de las que escogería una muy divertida con el empresario y atragantamiento de vello púbico de por medio).

En resumen, Miou-Miou.
[Leer más +]
3 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil