arrow

Asesinos de élite (2011)

Asesinos de élite
Trailer
5,5
12.167
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Tres antiguos miembros de las fuerzas especiales son contratados por un jeque árabe para matar a tres miembros del SAS (Servicio Especial Aéreo británico), culpables de la muerte de tres de sus hijos durante unos disturbios en Omán diez años antes. Dos de ellos aceptan el trabajo por dinero, pero el tercero (Jason Statham) lo hace para salvar la vida de un amigo. La misión es muy peligrosa y no será nada fácil llevarla a cabo, pues los tres están bajo el control de una organización formada por antiguos miembros del SAS, denominada The Feather Men. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Killer Elite
Duración
105 min.
Estreno
18 de noviembre de 2011
Guion
Gary McKendry, Matt Sherring (Novela: Ranulph Fiennes)
Música
Reinhold Heil, Johnny Klimek
Fotografía
Simon Duggan
Productora
Coproducción Estados Unidos-Australia; Omnilab Media / Ambience Entertainment Melbourne / Ambience Entertainment
Género
Thriller Acción Años 80 Venganza
7
Asesinos de élite para saldar cuentas.
Hay un 2 por cien de gente por el mundo que tiene una dedicación especial: Matar. Y, ¿cómo no va a estar en ese 2 por cien el amigo Jason Statham?
No hay que desconfiar de esta Asesinos de élite porque no es ni más ni menos que una buena película que, increíblemente, tiene un guión increíble, cierto, pero que te lo crees; y ya está. Tampoco te cuesta nada.

La acción es espectacular, generosa, bien escenificada, nada de esa acción tipo Bourne que parece telegrafiada de mensaje en morse foto a foto, o acción blanda mariquitusa como la de algún aprendiz a duro muy popular que hay por ahí que usa coleta de vez en cuando, ni mucho menos.
Los ganchos de Statham al hígado levantan un toro del suelo. De Omán a Londres la acción es un trabajo serio en el que sin entender nada, lo entiendes todo. Así es.

Esa mafia de espías retirados del gobierno inglés crea un Londres escueto pero magnífico para una ambientación que da miedo, con un Clive Owen excepcional metido en un papel de extraño justiciero que impulsa el correspondiente juego de espías. Un cabrón. De Niro no está aquí por compromiso, ni mucho menos. Su papel tiene su puesto en la acción, no así el tema amoroso que parece lo más flojo, pero ahí está. Y tampoco es muy incordiante.

Asesinos de élite nos regala una pelea espectacular entre Statham y Owen y otro par de secuencias más que dignas en tejados e interiores, todo conjuntado con una serie de personajes mafiosos secundarios que se suman a una intriga espectacular. Ya sabes lo que hay. No puede fallar.
Lo mejor, una impresionante atmósfera de violencia.
[Leer más +]
54 de 80 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
STATHAM, NO ERES BOND POR TU ALOPECIA
Jason Statham es la estrella más brillante del cine de acción de nuestros días. Esto es así. Una vez que la generación de los 80 da sus últimos coletazos en The Expendables y Bruce Willis ve cada día más cerca su retirada del género, el británico sigue en lo más alto desde que debutara hace ya 13 años con la brillante Lock & Stock and Two Smoking Barrels de su compatriota Guy Ritchie. El actor de Snatch se deja la piel en cada proyecto y es un auténtico profesional ya sea trabajando para Michael Mann (Collateral) o a las órdenes de Uwe Boll (In the Name of the King: A Dungeon Siege Tale). Él, como sus misteriosos personajes herederos directos de El hombre sin nombre de Eastwood, no parece hacer distinciones entre un papel u otro y, si bien es cierto, eso puede jugar en su contra respecto a quedar encasillado, cuenta con un arma mortal de la que carece la nueva generación de nuestros días: carisma. Así, el actor menos dotado del film, se come a una leyenda viva como representa un desaprovechado De Niro y a un grande (aquí con un personaje cuya evolución se nota en la actuación) como Clive Owen. Mención especial para la escena en la que Statham aparece atado en una silla y lo que consigue hacer con ella. Es británico, Daniel Craig está ocupado rodando bodrio tras bodrio...un Bond imposible?

Por lo visto el guión está basado en la novela de Ranulph Fiennes "The Featter Men", que trata una historia real apasionante (tres antiguos miembros de las fuerzas especiales son contratados por un jeque árabe para matar a tres miembros del Servicio Especial Aéreo británico, culpables de la muerte de tres de sus hijos durante unos disturbios en Omán diez años antes) que daría para una buena continuación de la saga Bourne. Pero los guionistas Gary McKendry (aquí también director) y Matt Sherring no tratan de hacer una película de espías con sustancia sino que apuestan por hacer una previsible y entretenida cinta de acción para mayor gloria de su trío protagonista. En ningún momento aprovechan una historia que se dirige sola, obviando subtramas aparecidas al principio incomprensiblemente. Para realizar una película clásica de acción no hace falta desperdiciar un material que en manos de alguien "clásico" de verdad (tipo Richard Donner o John McTiernan) hubiera sido explotado en su totalidad. McKendry ha querido componer su particular "Munich" con el problema que supone el saber de inicio el destino aciago de los secundarios (típico típico) y unas ínfulas de falsa trascendencia que para nada colman las exigencias del espectador algo más exigente.

Sigo en spoiler pero no es spoiler
[Leer más +]
27 de 32 usuarios han encontrado esta crítica útil