arrow

La silla de Fernando (2006)

La silla de Fernando
Trailer
7,4
2.336
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Fernando Fernán Gómez nació el 28 de agosto de 1921 en Lima (Perú), durante una gira de su madre, la actriz Carola Fernán-Gómez, con la compañía teatral María Guerrero-Fernando Díaz de Mendoza. Todo el mundo conoce sus decisivas aportaciones como actor, escritor y director de cine. Sin embargo, sólo unos pocos privilegiados conocen hasta qué punto Fernando, sentado en una silla, es capaz de convertir una charla en algo más que una charla. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ España España
Título original:
La silla de Fernando
Duración
85 min.
Guion
David Trueba, Luis Alegre
Fotografía
Mischa Lluch
Productora
Buenavida Producciones S.L.
Género
Documental Documental sobre cine Biográfico
"Muchísimo más que una silla. (...) Sólo tiene un defecto: dura muy poco (...) Son planos fijos en el sentido literal, contemplativo y fascinado de la palabra (...) Puntuación: ★★★ (sobre 5)."
[Diario ABC]
"Excelente documental e impagable entrevista"
[Diario El País]
9
Genio y figura.
No se rompan la cabeza. No van a ver un documental. Van a ver, ni más ni menos, lo que el título de la grabación dice: a Fernando en su silla, hablándonos con la calma sosegada con la que se habla a un amigo de toda la vida. Y precisamente eso es lo mejor de todo.

Estamos ante una de las figuras más geniales e interesantes que ha parido nuestra tierra (a pesar de haber nacido en Lima). Durante el tiempo que dura su charla, Fernando demuestra una lucidez y brillantez supremas, dejándonos absortos y desvelándonos muchas facetas de su personalidad, mostrándose con una sinceridad pasmosa, sin tapujos, tal como era.

A quien le guste Fernán-Gómez, disfrutará de todos y cada uno de los minutos, a quien no le gustara, quizá le sorprenda lo que va a encontrar aquí o quizá le acabe gustando aún menos el personaje, pero desde luego a nadie dejará indiferente.

Por desgracia, como alguien comenta en otra crítica, este "documental" ha pasado bastante desapercibido para el público en general, pero seguramente a Fernando eso no le habría importado lo más mínimo.

Si lo he puntuado con un 9 en lugar de con un 10 es porque se me ha hecho extremadamente corto y me he quedado con ganas de mucho más, pero para eso, siempre nos quedarán sus magníficas interpretaciones.
[Leer más +]
31 de 34 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
INDÓMITO, ELOCUENTE
La voz de Fernán Gómez llena la película. En lo acústico, su tono, timbre y sonoridad son vigorosos y claros. Es potenciada con inflexiones y recursos de veterano actor que proyecta, pronuncia y articula con cadencia inmejorable, natural y sin afectación. Y lo que tan rica voz dice, las vivencias, relatos y opiniones que le dan calibre, la honda cultura que palpita en sus modulaciones, los valores que reverberan, la noble experiencia artística aglutinada para brotar con autoridad independiente y con genialidad, envuelta zumbonamente en sarcasmo, todo eso llena y rebosa la duración entera del film.

Despliega la voz su recital de talento mientras el paisaje del rostro octogenario, filmado en plano corto contra fondo oscuro (mira siempre a un punto a nuestra izquierda), registra tenues variaciones en la luz plateada de los ojos, el fruncimiento del ceño, las flexiones de los labios y sus comisuras, la palpitación de las aletas de la nariz, la intermitencia de las barbas, el repentino desorden de la cabellera, la hinchazón de los poros, el enrojecimiento de las cicatrices…
Un vivo rostro cuya versión infantil aparece intercalada en fotos; la juvenil, en breves secuencias de películas y noticiarios.

Avanza el poderoso monólogo y derrama sabiduría al evocar el hambre de Madrid sitiada, la miseria de la posguerra, la bohemia del cómico sobreviviente, la acuciante búsqueda de compañía femenina, el noctámbulo ir cerrando garitos y empapando alcohol a la salida de la función… La pasión por la lectura y la devoción por Víctor Hugo, el ostracismo de Buñuel (para FFG, el más grande) y el inexplicable vuelo alicorto del cine nacional… Reflexiones sobre la mentalidad española, sobre la endémica envidia, que es en realidad menosprecio de la excelencia… Y un lamento por no haberse comprometido más con sus convicciones libertarias.

Opiniones siempre singulares, presentadas entre inesperados matices personales, con frecuencia desconcertantes al amalgamar ideas y relato concreto. Son décadas de oficio en todos los puestos del teatro y el cine (escritor, actor, director)*, experiencia acumulada que se destila como whisky añejo [‘agua de vida’, en gaélico] ante la cámara para que la magia del cine lo transporte a salas, locales y habitaciones, hasta retinas deslumbradas y agradecidas.

Fernando Fernán Gómez, figura titánica del cine español, se queda a vivir en él gracias a la artística justicia de esta película.
_________________________________________________________
(*) “El extraño crimen”, “Las bicicletas son para el verano”, “El viaje a ninguna parte”, “El espíritu de la colmena”, “El anacoreta”, “Stico”, “El tiempo amarillo”, etc., etc., etc., etc.…
[Leer más +]
22 de 23 usuarios han encontrado esta crítica útil