arrow

Tarde de perros (1975)

Tarde de perros
Trailer
7,5
17.367
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Unos delincuentes de poca monta deciden atracar la sucursal de un banco de Brooklyn. Sin embargo, debido a su inexperiencia, el robo, que había sido planeado para ser ejecutado en apenas diez minutos, se convierte en una trampa para los atracadores y en un espectáculo para la televisión en directo. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Dog Day Afternoon
Duración
120 min.
Guion
Frank Pierson (Artículo: P.F. Kluge, Thomas Moore. Libro: Leslie Waller)
Fotografía
Victor J. Kemper
Productora
Warner Bros. Pictures / Artists Entertainment Complex
Género
Drama Thriller Crimen Robos & Atracos Policíaco Basado en hechos reales
8
Poco dinero pero mucha calidad
Excelente película con la cual Sydney Lumet se consagró como maestro al darle una verdadera bofetada a los maestros de presupuestos inmensos y películas mediocres.

Película que ganó un Oscar al mejor guión, muy probablemente por lo que logra partiendo de una historia tan simple como un atraco fallido, atmósfera claustrofóbica que casi nos hace sentir como un rehén más, temiendo un intercambio de disparos o una reacción violenta de los atracadores, pero aún así logra el efecto “Estocolmo”.

Palpable la crítica que se hace de probemas sociales, entre ellos la homofobia y la ineptitud de la policía (Attica, Attica).

No desperdicia ni divaga ya que comienza cuando lo hace el atraco y termina en el desenlace del mismo, el final no deja de sorprender, al menos de la manera en que se produce, los diálogos están fenomenales y logramos identificar ciertos arquetipos en los personajes, interesante el hecho de que una vez que empieza la acción la música desaparece y no se echa en falta debido al ritmo y los diálogos del film.

La dirección es uno de los fuertes de la película y es que Lumet logra sacar una sensación de que en cualquier momento va a pasar algo y ciertamente así es, las tomas y movimientos de cámara sobre todo del inicio de la película tratan de imponer un estilo “urbano” que no me terminó de convencer; del reparto sobresalen Cazale y Durning.

Capítulo aparte merece Pacino, magistral la actuación, logra transmitir el agobio que siente su personaje de manera impresionante, da la sensación de que “lees” cada uno de sus pensamientos en cada uno de los gestos que hace Pacino, y quienes han visto la película saben que no exagero, cada palabra y cada movimiento lo hace de manera auténtica e incluso la conversación telefónica que sostiene con León fue totalmente improvisada, por si fuera poco se entregó tanto al personaje que colapsó a mitad de producción y tuvo que ser hospitalizado, de no haber competido ese año con un tal Jack Nicholson se hubiera ganado el Oscar de calle en mi opinión.

De críticas anteriores estoy de acuerdo con:
“El guionista Frank Pierson lanza varias preguntas al aire y Lumet te las sirve todas en bandeja de plata para que juzgues por ti mismo”

De críticas anteriores no estoy de acuerdo con:
“donde las idas y vueltas terminan quitando nerviosismo y tensión” (respetando la opinión de cada quien creo que es al contrario).

Lo negativo:
Los movimientos de cámara del principio no fueron de mi agrado, pero es algo subjetivo.

Lo peor:
Algunos personajes secundarios que no estuvieron del todo bien, afortunadamente de poca importancia en la trama.

Lo positivo:
Deja una lección de cine por su originalidad.

Lo mejor:
Pacino, simplemente Pacino.

Valoración

2 Sólo si lo obligan.
4 Si gusta del tema.
6 Esta película es pasable.
8 Una obra de arte.
10 Una joya del cine.

8 Una obra de arte.

Una verdadera obra de arte que logra todo un hito en su género, muy recomendable.
[Leer más +]
87 de 112 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
¿Esto es un atraco...o un peliculón?
Muchos han oído hablar del extraño caso de Justo Gallego, ese señor que está construyendo una catedral en Mejorada del Campo con todo tipo de restos, cascotes, donaciones y objetos reciclados. Teniendo en cuenta los materiales y la supuesta chochez del abuelillo (un encanto de hombre, por cierto) cabría esperar una chapuza tremenda, pero no. Vas a Mejorada, muy a mano para los que viven en Madrid y me cuentas lo que has visto. Desde luego no es la catedral de Florencia, pero no deja de ser un edificio bello, sorprendente y de impactante solidez.

Lumet y el señor Justo tienen eso en común, sólo que el primero, en lugar de construir catedrales, construye películas. No sé si es que el hombre tiene muy mala suerte o bien que él mismo prefiere los puntos de partida modestitos para pasárselo bomba ejerciendo sus inhumanas habilidades para hacer algo de la casi-nada, pero en todo caso no será la primera vez que le vemos ejecutar su particular versión de la catedral de Mejorada: a "Doce hombres sin piedad" o "Antes de que el diablo sepa que has muerto" me remito.

Aquí, una historia que a priori no merecería mucho más de un artículo puntual en la prensa, sirve de base a un triplete genial de dirección-interpretación-guión. No suele gustarme Al Pacino, me parece un señor irritante y bastante histriónico, pero aquí está descomunal como atracador atormentado, no sólo por el recital de tensión que vemos aflorar a su rostro sin descanso para él ni para nosotros, sino por escenas como su primera salida para hablar con la policía (cómo llena la pantalla, el jodío enano).

El guionista merece capítulo aparte, consigue un equilibrio genial entre nerviosismo, acción, interacción, drama y cierto toque humorístico, perfecto trabajo que sin abandonar sus pretensiones de entretenimiento, lanza un par de buenos puñales al poder de la información mediática y a su capacidad para fabricar becerros de oro de usar y tirar, para satisfacer a unas masas igualmente despiadadas.

Gran película, que empieza con la promesa de no dar más de sí y acaba sobrada, qué diantres, sobradísima.
[Leer más +]
59 de 66 usuarios han encontrado esta crítica útil