arrow

A todo riesgo (1960)

6,8
541
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Abel Davos, un conocido criminal italiano, huye a Francia con su familia eludiendo así una orden de arresto y la condena a muerte. Le acompaña su fiel amigo Raymond Naldi, otro conocido criminal perseguido por la justicia. En la frontera se produce un dramático tiroteo... (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Francia Francia
Título original:
Classe tous risques
Duración
107 min.
Guion
Claude Sautet, Pascal Jardin (Novela: José Giovanni)
Música
Georges Delerue
Fotografía
Ghislain Cloquet
Productora
Coproducción Francia-Italia; Filmsonor / Mondex Films / Films Odéon / Zebra Films
Género
Cine negro Intriga Thriller Policíaco Nouvelle vague
7
La huída.
298/05(04/09/09) Excelente muestra de cine negro francés, protagonizada por dos estrellas como Lino Ventura y Belmondo. En el film se hace una radiografía sobre la camaradería, la amistad, la ética, el honor, se nos presenta a un antihéroe, Abel Davos (Lino Ventura) un delincuente condenado a muerte que para sobrevivir huye constantemente, lo intenta hacer con su mujer y sus dos hijos, pero su mujer muere en un tiroteo y tiene que hacerse cargo de ellos, se apoya en los que se suponían "sus amigos", cuando ellos estuvieron en apuros él los ayudo y ahora ellos solo le ponen excusas, únicamente le ayuda Eric Stark (Jean-Paul Belmondo). La cinta hace un retrato de varios delincuentes que se han reformado pero que al pedirles ayuda Abel sienten mejor la comodidad de hacer nada que arriesgar su status por un antigua camarada, sienten que el pasado vuelve a por ellos en la figura de Davos. La historia resulta muy entretenida y amena ayudada sin duda por sus dos maravillosos protagonistas que inundan la pantalla con su poderoso carisma, son de esos tipos a los que nos importa lo que les pase transmiten empatía, en el personaje de Lino Ventura asistimos a su evolución condicionado por las circunstancias, yendo del dinamismo inicial, robando y escabulléndose, hasta el desencanto final ante lo que su violenta venganza desencadena, y el de Belmondo es todo ingenio, empatía, frescura, lo que se llama carisma, no se compra se tiene o no se tiene. Maravillosas y de gran lirismo son las escenas que tiene Davos con sus hijos, desprenden ternura, calidez. Recomendable a los que gusten de buenos thrillers. Fuerza y honor!!!
[Leer más +]
16 de 19 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Cuerpo a tierra: viene Lino Ventura.
“A todo riesgo” junto con “La evasión” de Becker y “Hasta el último aliento” de Melville conforman la trilogía de guiones escritos por José Giovanni en colaboración con los respectivos directores, basados en sus novelas que a su vez se basan en la propia experiencia del escritor, cuya pena de muerte le fue conmutada por veinte años de trabajos forzados y en cuyo historial carcelario figura un frustrado intento de fuga. No son de extrañar, pues, los puntos en común con la obra de Melville cuyo protagonista, Gustave Minda, es un calco de este Abel Davos, ambos interpretados por un imponente Lino Ventura, y cuyas motivaciones temáticas y argumentales convergen en la ejecución de sendas venganzas por lealtades traicionadas a cargo de un temido delincuente, fugitivo de la justicia, que regresa a sus orígenes en busca de refugio entre los miembros de su antigua banda.

La película no puede tener un arranque más prometedor, unos primeros compases que detallan la huída a través de la frontera, ingeniosa en su planificación y trepidante en su desarrollo, en un magnífico blanco y negro de evocadora elocuencia incluso en su época. Pero al film de Claude Sautet (“Las cosas de la vida”), a diferencia del de Melville, le falta el ritmo narrativo necesario para que la tensión no decaiga, el crescendo que conduce a la explosión violenta de pasiones contenidas de “Hasta el último aliento”, y ello es debido , por una parte, a que adolece de unos antagonistas que, habiendo dejado atrás su pasado criminal, carecen de músculo para enfrentarse al protagonista en condiciones de crear el mencionado clima de tensión, y por la otra, a un desenlace apresurado en el que da la sensación de haber sonado el timbre cuando aun quedaban cosas por mostrar.
[Leer más +]
12 de 12 usuarios han encontrado esta crítica útil