arrow

Ray (2004)

Ray
Trailer
7,1
24.291
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
La vida de Ray Charles es una alternancia de triunfos y fracasos personales que se suceden a lo largo de una dilatada carrera en el mundo del espectáculo. Ray era un hombre capaz de fundir con enorme eficacia los más diversos estilos musicales: el jazz, el rhythm & blues, el rock & roll, el gospel y el country. La película se centra en el período más explosivo de la carrera de Charles, que comienza cuando este joven negro y ciego se sube solo a un autobús en Florida y cruza el país para ir a parar a la floreciente escena jazzística de Seattle. Cuando es descubierto por Atlantic Records, empieza su imparable ascenso hacia la fama, pero también su adicción a las drogas y a las mujeres. Al mismo tiempo, tendrá que superar graves traumas infantiles como la muerte de su hermano George y la pérdida de la vista a partir de los cinco años, hechos que marcan para siempre su vida y su música. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Ray
Duración
146 min.
Guion
James L. White (Historia: James L. White, Taylor Hackford)
Música
Ray Charles, Craig Armstrong
Fotografía
Pawel Edelman
Productora
Universal Pictures
Género
Drama Biográfico Música Jazz Discapacidad Años 40 Años 50 Años 60 Drogas
6
Ray Charles Robinson
Película de Taylor Hackford, basada en un estudio extenso y minucioso de la vida del gran compositor e intérprete que brilló en el panorama musical norteamericano de los años 50 y 60 del siglo pasado y que consiguió situar algunas de sus canciones en el número uno de las listas norteamericanas ("What'd I Say"). Una acusación de posesión de drogas interrumpió (1965) su carrera, que más tarde retomó (1966) con fuerza, pero con menor brillo que el que había distinguido al compositor de "Georgia On My Mind" (1960) y de modo más acomodaticio a las modas imperantes en su país. El guión, traducido al alfabeto braille, fue revisado por el propio protagonista antes de su muerte en setiembre de 2003. La historia que se cuenta suma retazos biográficos del artista, pero no constituye un análisis en profundidad de su personalidad, de su vida interior, de su fuerza y de sus debilidades. Narra su infancia en el seno de una familia extremadamente pobre, el glaucoma precoz que sus padres no pudieron tratar y que le dejó ciego a los siete años, su viaje de Florida a Seattle en autobús para aprender música, los éxitos más importantes que cosechó, la devoción que sintió siempre por su madre Aretha, una mujer que le enseñó entereza ("No permitas que nadie te trate como un lisiado"), la devoción que profesó a su esposa Bea, sus relaciones amorosas apasionadas, su lucha contra la segregación racial, su debilidad con la heroína y, sobre todo, su música potente, poderosa, vibrante y apasionada. La interpretación de Jamie Foxx es excelente, llena la película y mereció cumplidamente el Oscar al mejor actor principal que le concedió la Academia. La banda sonora, también premiada, ofrece secuencias bien combinadas y mejor interpretadas de las principales composiciones del artista, acompañadas de una coreografía acertada, colorista y bien construida. La película resulta interesante, entretenida y emotiva, pese a la descripción superficial de la personalidad del personaje. Al comienzo de su carrera acortó su nombre completo y adoptó la forma de Ray Charles para evitar que le confundieran con el famoso boxeador Ray Sugar Robinson.
[Leer más +]
27 de 32 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Una visión distinta
Es curioso un paralelismo existente entre Bird, la película de Eastwood, y Ray. En ambas dos se cuenta la vida de dos de los máximos representantes de dos estilos de música. En ambas se nos ofrece una aproximación bastante acertada de la vida de un dos músicos. El biopic, tradicionalmente edulcorado y manipulador en Hollywood, renace con estas visiones honestas, objetivas, apenas con adornos y pocas licencias. También en Ray tiene lugar una interpretación absolutamente prodigiosa por parte del actor Jamie Foxx. Otro punto en común con Bird. Si allí Forest Whitaker ofrecía un recital en su encarnación de Charlie Parker, aquí otro actor relativamente desconocido para el gran público no sólo realiza una actuación portentosa, de las que efectivamente marcan una época y a un actor, sino que llega a ser una reencarnación más que virtual, absolutamente exacta del pianista invidente. Imitaciones al margen, tener que escuchar la voz en original de Jamie Foxx es necesario y obligatorio.
[Leer más +]
20 de 23 usuarios han encontrado esta crítica útil