arrow

De camisa vieja a chaqueta nueva (1982)

5,0
92
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Narra la historia de Manolo Vivar, quien desde el comienzo del franquismo hasta la democracia ha ido cambiando sucesivamente de ideología y amistades para adaptarse a los nuevos tiempos. Entre el 'Cara al sol' y 'La Internacional', ha tenido además tiempo de mejorar su situación económica gracias a su amigo Alfonso y a sus buenas relaciones con el poder. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ España España
Título original:
De camisa vieja a chaqueta nueva
Duración
105 min.
Guion
Fernando Vizcaíno Casas
Música
Gregorio García Segura
Fotografía
José F. Aguayo
Productora
Manuel Salvador S.A / Coral P.C
Género
Comedia Política
6
La castuza
Fernando Vizcaíno Casas fue un hombre incómodo para la transición. Sus libros, siempre con Planeta, siempre con grandes tiradas y varias reimpresiones, tenían un éxito enorme porque sabía traducir en historias muy sencillas, divertidas y llenas de ironía la desconfianza ante el cambio del español medio, lo que se llamó el “franquismo sociológico”.

Vizcaíno Casas era un conservador puro que recelaba de cualquier cambio, que maliciaba que la política era un “quítate tú para ponerme yo”, y que la transición era un gran baile de disfraces, como cualquier otra transición en la historia de España. A eso añadía un candoroso y sincero afecto por los idealistas derrotados que dentro del régimen habían visto a los pragmáticos y aprovechados hacerse con el poder, los cargos, y sus prebendas.

Viendo esta película, que por otra parte resume con enorme acierto la evolución política del franquismo, todos identificamos las actitudes rastreras de los jugadores de ventaja que han poblado Madrid desde que Felipe II trasladó a la villa del Manzanares la capital del reino. Bajo espesas capas de pintura rancia, y de un maniqueismo un poco tierno, hay una espléndida historia que toca el tuétano de la mediocridad española a través de la cristalización de uno de sus personajes eternos y simbólicos: el trepa.

Manuel Vivar de Alda en España ha habido siempre. En cada oficina, en cada sindicato, en cada escalera de vecinos, hay al menos uno. Y en el Congreso, casi todos.
[Leer más +]
10 de 12 usuarios han encontrado esta crítica útil