arrow

La carta (1940)

7,6
3.981
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
La fría y calculadora esposa del propietario de una plantación de caucho en Malasia asesina a un hombre, supuestamente en defensa propia. Pero, de repente, aparece una comprometedora carta cuyo contenido echa por tierra la versión de los hechos de la protagonista. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
The Letter
Duración
91 min.
Guion
Howard Koch (Teatro: William Somerset Maugham)
Música
Max Steiner
Fotografía
Tony Gaudio (B&W)
Productora
Warner Bros.. Productor: Hal B. Wallis
Género
Drama Cine negro Melodrama Crimen Remake
Grupos  Novedad
Adaptaciones de W. Somerset Maugham
8
Los minutos de oro, o como aguantar un plano hasta hacerlo mágico.
A la media hora de película, el abogado Howard Joyce ( magistral James Stephenson) se encuentra en la habitación de la penitenciaría con Leslie Crosbie (Bette Davis). El abogado pregunta a la acusada sobre sus últimas conversaciones con el asesinado Geoffrey Hammond. Stephenson gira sobre sí, se dirige al fondo de la habitación, vuelve a girar, pasa al lado de Davis y se sienta delante de ella dando la espalda a la cámara. Desde que ella entra en la habitación, Wyler usa un plano secuencia donde sólo ha realizado unas correcciones mientras los actores se mueven por la habitación.

La conversación entre los dos actores continúa. Él pregunta, ella responde. Pero no existe contra-plano. Wyler, durante esta conversación mantiene todo el rato a Stephenson de espalda, y nos regala unos silencios entre pregunta y respuesta y unos gestos de Davis que son minutos de oro en el cine.

Cuando Leslie Crosbie le dice a Howard:
Howard, te juro que yo nunca he escrito esa carta.
Por fin llega el contra-plano. Y es entonces, cuando Wyler da por terminado este hermoso plano secuencia de cuatro minutos que percibo la magia de lo que he visto.

Hay películas cuyas escenas están planificadas por arquitectos del encuadre. Wyler era un arquitecto y “La carta” su edificio.
[Leer más +]
57 de 59 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Amo al hombre que maté
Dirigida por William Wyler, obtuvo siete nominaciones a los Oscar (director, actriz principal, película, edición, música original, fotografía y actor secundario). Producida por Hal B. Wallis ("Casablanca"), se inspira en una obra de Somerset Maugham.

La acción tiene lugar en Malasia, en una plantación de caucho, relativamente próxima a Singapur, en 1937/8. Narra la historia de Leslie Crosbie (Bette Davis), que mata a un amigo, Geoffrey Hammond (David Nowell), alegando defensa de su integridad. Explica al marido, Robert (Herbert Marshall) y al abogado defensor, Howard Joyce (James Stephenson), los detalles del incidente. No se prevén problemas hasta que inesperadamente Howard recibe la copia de una carta escrita por Leslie dirigida a Hammond, que puede incriminarla. El desarrollo de la obra gira en torno a la pregunta sobre las razones por las que Leslie mató a Hammond. Su versión de los hechos no resulta creíble ni para el abogado defensor ni para el espectador. Por ello, la película contiene desde el principio un elemento capital de incertidumbre y de intriga. Destaca el cariño con el que el director trata a la protagonista, de la que exalta el encanto personal, su belleza singular y el magnetismo de sus ojos, grandes, penetrantes y expresivos. Se incluye una referencia al racismo del Jurado, compuesto sólo por blancos, que no condenará a Leslie, porque el difunto estaba casado con una mujer asiática. El director crea un clima denso, de tensión y dramatismo, que se mantiene sin pausa y que confiere a la obra una fuerza inusual. Destacan las escenas de la explicación de Leslie a Bob y Howard de los detalles de la visita de Hammond, la conversación en la prisión entre Leslie y Bob, el juicio con la intervención fría y angustiada de Howard, la visita de Leslie a la viuda de Hammond (Gal Sondergaard) y la íntegra escena final.

La música es orquestal y acompaña las secuencias con intervenciones que explican y ralzan los matices emocionales de cada escena. La fotografía hace una exhibición de maestría con el incomparable travelling inicial, que avanza de izquierda a derecha, muestra el descanso de los trabajadores nativos y se aproxima hasta encuadrar el rostro de la protagonista. La escena de cierre se desarrolla con un travelling tan largo como emocionante. La cámara se mueve en busca de la excelencia de la composición y del dibujo. El guión hace una buena descripción de los personajes, especialmente del de Leslie, mujer astuta, pérfida y de bajos sentimientos. La interpretación de Bette Davis, extraordinaria, es una de las mejores de su carrera. James Stephenson, en el papel de Howard, obtuvo una nominación al Oscar al mejor secundario. La dirección aporta una espléndida puesta en escena y muestra, más que en otras obras, su amor por los detalles.

Película de extraordinaria fuerza, que en su momento cosechó un gran éxito de público. Conserva su vigor inicial y su interés. Es un magnífico melodrama clásico.
[Leer más +]
55 de 57 usuarios han encontrado esta crítica útil
Relaciones 1