arrow

No toquéis la pasta (1954)

No toquéis la pasta
Trailer
7,3
798
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
El viejo gángster Max y un amigo suyo tienen un plan que les permitirá obtener cerca de 50 millones de francos. La ex-novia de Max, que lo ha dejado por Angelo, el jefe de otra banda, pretende obtener información sobre ese plan para quedarse con el dinero. Con este fin, ella y sus amigos secuestran al socio de Max y piden un rescate por su vida. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Francia Francia
Título original:
Touchez pas au grisbi (Grisbi: Hands Off the Loot)
Duración
94 min.
Guion
Albert Simonin, Jacques Becker, Maurice Griffe (Novela: Albert Simonin)
Música
Jean Wiener
Fotografía
Pierre Montazel (B&W)
Productora
Coproducción Francia-Italia; Del Duca Films / Antares Produzione Cinematografica
Género
Thriller Drama Robos & Atracos Mafia
9
Cuando Jean Gabin abofetea
Jean Gabin protagoniza una película que combina una banda sonora y una ambientación sórdida y jazzística en el París de los años cincuenta. Como padres del género, los franceses manejan con contundencia los elementos, que aunque estereotipados, siguen teniendo una chispa de frescura en el tratamiento, al menos en esta cinta de Becker.
Narración de ritmo lento y clara importancia de unos personajes que nos son presentados de acuerdo a los canones establecidos.
Becker usa la violencia justa, pero bien utilizada, se abofetea a la mujer, se dispara la metralleta, se explotan los vehículos, y todo mezclado con momentos de una comicidad efímera y casi fuera de lugar, pero que en mi opinión, suaviza y oxigena la tensión tan abigarrada y necesaria de los rostros.
Como alegría para la vista podemos ver a una jovencísima Jeanne Moreau con la presencia de una experimentada actriz.
El guión me parece bien cerrado, contiene la velocidad dosificándola hacia el final que se eleva in crescendo. Acaba con la comprensible moraleja y el final en el que el destino parece escrito desde el comienzo.
Una buena película que entretiene y te sumerge en el devenir moral de unos gangsteres experimentados, con ganas de dejar el juego de la vida.
[Leer más +]
24 de 25 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Max & Riton
Buena incursión "polar" del hoy clásico Jacques Becker, quien para entonces ya había abordado ambientes similares en su magnífica "Casque d'or" ("París bajos fondos"), a la espera de redondear su obra con la soberbia "Le Trou" ("La Evasión"), indiscutible obra maestra del cine francés y mundial.

La película, más allá de la trama puramente criminal -con sus enfrentamientos entre bandas de gánsteres, sus mujeres de vida alegre y sus inevitables matones-, se centra en la relación de amistad entre dos personajes, Max y Riton, que se verá sometida a una dura prueba cuando el último sea secuestrado por una banda rival, intentando así chantajear a Max. Las dudas de éste, que es aparentemente un profesional frío y pragmático, nos son desveladas en una secuencia dominada por sus propios pensamientos, que se nos transmiten por medio de la voz en off. Sin embargo, como en tantos futuros "polares", la lealtad y el compañerismo tienen un papel capital, y Max no podrá sustraerse a tales sentimientos.

Como en toda película de gánsteres o negra, la ambientación resulta fundamental, y Becker nos regala aquí un exhaustivo paseo cinematográfico por salas de variedades, garitos para hampones, "bancos de intermediarios" y demás lugares frecuentados por los amigos de lo ajeno y del gatillo. Consecuentemente, de los 94 minutos de metraje, unos 70 son completamente nocturnos, destacando entonces la acertada fotografía de Pierre Montazel, especialmente lograda en las secuencias en exteriores. A todo esto Becker añade algunos toques distintivos, como esa insólita y genial secuencia entre Max y Riton, con vino blanco y foie de por medio, así como la sobria pero enormemente emotiva secuencia final.

Película de parco pero acertado guión, que sugiere las diferencias entre los dos amigos -ambos bien interpretados (sobre todo Gabin como Max)- y en la que las mujeres, sin ser realmente "fatales" al estilo americano sí que son fuente de problemas a la par que objeto de algún que otro magreo o bofetón, posee un arranque pausado y descriptivo, que progresivamente da paso a un mayor ritmo y a una inminente violencia que, no obstante, una vez estalla no resulta excesiva si la comparamos con la mostrada en filmes norteamericanos similares.

En conjunto, aunque en mi opinión no es la mejor película de su autor (las otras que he mencionado me parecen superiores), sin duda merece la pena dedicarle atención, especialmente atendiendo a la honda influencia que el filme ha ejercido en el "polar" posterior, claramente notable en la obra de Melville o en la de Giovanni, por citar algunos.
[Leer más +]
13 de 13 usuarios han encontrado esta crítica útil