arrow

Caminando entre las tumbas (2014)

Caminando entre las tumbas
Trailer
5,8
11.483
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Matt Scudder (Liam Neeson) es un expolicía de Nueva York que trabaja como detective privado a pesar de que no tiene licencia. Cuando accede a regañadientes a ayudar a un traficante de heroína a cazar a los hombres que secuestraron y asesinaron brutalmente a su esposa, descubre que no es la primera vez que esos hombres han cometido este tipo de crímenes. Entonces decide recorrer las calles de Nueva York para detener a los asesinos antes de que vuelvan a matar. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
A Walk Among the Tombstones
Duración
114 min.
Estreno
31 de octubre de 2014
Guion
Scott Frank (Novela: Lawrence Block )
Música
Carlos Rafael Rivera
Fotografía
Mihai Malaimare Jr.
Productora
Universal Pictures / Exclusive Media Group / Jersey Films / 1984 Private Defense Contractors / Cross Creek Pictures / Da Vinci Media Ventures. Productor: Adi Shankar
Género
Thriller Intriga Crimen Drogas Años 90
8
En donde los polis no pagan las bebidas
Donde los polis no pagan las bebidas empezó todo. ¡Qué decir de Liam Neeson! Un excepcional Liam que regresa a su viejo papel de detective privado sin licencia después de haber sido policía (El silencio de la sospecha .1991) y regresa con una película que no nos dejará indiferentes. Qué buenas películas hace este tío.

El viejo sabor del detective privado está aquí, entre las tumbas, presente en todo momento. Nos sitúan con voz en off como mandan los cánones; la vieja escuela que viene de Sam Spade y Philip Marlowe. Nos meten en el ambiente con personajes solitarios y típicos marginados (que no son justo los de Alcohólicos Anónimos), es esa gente que está ahí pero que nunca se la siente, a nuestro alrededor, esa gente que anhela sentir que forman parte del mundo, gente que espera que los demás un día lean sus escritos o vean sus dibujos, o les escuchen. El ambiente perfecto de una triste historia.

Esta película está perfectamente estructurada, o sea, la composición de las secuencias te recrea un ambiente sórdido que te sume en una intranquilidad que es el gran valor de esta película. Logra un romanticismo auténtico. Personajes lejos de la honradez y gente enferma, gente que te hace ver que el mundo es una mierda porque parece que esos enfermos marginados tienen que pedir perdón por estar enferma, cuando también hay otros tipos de enfermos que odian al mundo y se cobran su odio con los demás y de eso va la cosa.

Así que el ambiente está servido. La música es de lo más acertada en todo momento, exacta para acentuar cada secuencia de tensión; por supuesto que aumenta la tensión de ese extraño paisaje urbano y humano que sucede próximo al año 2000, cuando se nos anunciaba el parón electrónico del cambio de siglo.

La gente teme lo que no hay que temer, se ríen los asesinos. Lo más sórdido de este mundo siempre se oculta. Y esta investigación sacará a la luz lo más sórdido de lo que ha existido siempre y sigue existiendo hoy día, y no es que sea interesante el tema, es que es real y penoso. Los diálogos son más que estupendos, de lo mejor; y nadie quiere que pienses que la figura del muchacho abandonado es un pegote innecesario, al revés. Completa perfectamente el personaje de Liam. ¿Por qué no? ¿Quién lucha contra el mal? Pues alguien que escucha a los demás, que acepta a los demás y se realiza con los demás.

Los niños tienen un papel muy importante en esta película. Marcan a las personas. La inocencia de los niños actúa aumentando la sordidez de este mundo tan triste. No es el hombre quien debe a este mundo, es el mundo quien le debe mucho al ser humano.
[Leer más +]
58 de 67 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
Se toma demasiado en serio a sí misma
Aparte de tener a Liam Neeson como protagonista, que es garantía de una buena interpretación, "Caminando entre las tumbas" tiene algún momento de acción que no está mal, algún giro de guión bueno, y un personaje protagonista muy interesante (una de las mejores escenas de la película es cuando descubres qué pasó para que dejara el cuerpo de policía); pero se toma a sí misma demasiado en serio.

Si esta película tuviera un tono más informal, sería mucho mejor. Pero ni el humor hace gracia, ni la relación entre Scudder y el chico negro funciona (cada vez que se centran en ella, es un parón que estorba); además la trama tiene varios elementos muy estúpidos, y sorprendentemente siendo un thriller, hasta el último tercio, la investigación es aburrida porque todo es muy soso y no hay tensión.

Lo más torpe de la trama es cómo Scudder encuentra pistas que le llevan a otras pistas; si el film fuera mucho más intrascendente, esos elementos estúpidos los pasarías por alto. Sucede cuando Scudder descubre a un compinche de los asesinos (que con la pinta que tiene, no hacía falta darle muchas más vueltas): sabes que los secuestradores son unos sádicos desalmados, y que su compinche ha huido cuando estaban matando a una víctima; por lo tanto, es increíble que lo dejen vivo, y la única justificación que existe es que Scudder pueda seguir con la investigación.

También ocurre cuando los de la DEA detienen al detective: Scudder consigue una pista cuando está detenido en el furgón, y entonces los agentes deciden que no sabe nada, y le sueltan de buenas a primeras.

El tramo final es mucho más interesante, aunque tiene un clímax estirado hasta el infinito, donde ocurren cosas que no hay quien se crea.

www.elrincondecarlosdelrio.com
[Leer más +]
33 de 46 usuarios han encontrado esta crítica útil