arrow

La costa de los susurros (2004)

6,5
33
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
A finales de los años 60, los portugueses hacen su última guerra colonial sin salida en Mozambique. Evita, una guapa y joven portuguesa, impulsiva, llega a Mozambique para casarse con Luis, un soldado del ejército colonial. Evita se da cuenta enseguida de que Luis ya no es el estudiante de matemáticas rebelde y ambicioso que conoció en Lisboa. Ha perdido su inocencia. Cuando Luis tiene que irse a la guerra, Evita se queda sola. Paseando por la ciudad, descubre un nuevo modo de vida y muestra una libertad inhabitual para la época. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Portugal Portugal
Título original:
A Costa dos Murmúrios
Duración
120 min.
Guion
Margarida Cardoso, Cédric Basso (Novela: Lídia Jorge)
Música
Bernardo Sassetti
Fotografía
Lisa Hagstrand
Productora
Coproducción Mozambique-Portugal-Francia; Filmes do Tejo / Les Filmes d'Après-midi
Género
Drama Años 60
7
Adiós a todo eso
“La costa de los susurros” es el primer largometraje de ficción de la portuguesa Margarida Cardoso (1963), que ya antes había dirigido dos documentales sobre Mozambique, “Natal 71” (2000) y “Kuxa kanema – O nascimento do cinema” (2003). El interés por este país africano no es casual en la obra de la autora, ya que Cardoso, hija de militar, pasó allí parte de su infancia. En esta ocasión, la directora escoge adaptar al cine una novela de Lídia Jorge (uno de los nombres mayores de la literatura lusófona contemporánea), que también residió en Mozambique por las mismas fechas, trabajando como profesora de secundaria, y vivió en primera persona la conocida como “Guerra Colonial” o “Guerra de Ultramar” (1961-1974), que supuso la liquidación definitiva del imperio portugués, con la independencia de sus colonias de Angola, Guinea Bissau y Mozambique.

La película, como la novela en que está basada (de la que existe, por cierto, traducción al español) aborda precisamente esta temática, relativamente frecuente en la literatura portuguesa actual (como es el caso, por ejemplo, de la gran novela de Lobo Antunes “Esplendor de Portugal”). La progresiva descomposición del mundo colonial se nos muestra a través de los ojos de Eva, una joven lisboeta que llega a Mozambique para casarse con su novio, Luís, antiguo estudiante de matemáticas que ahora está sirviendo en el ejército. La narración está puntuada por intervenciones de la voz en off de Eva, que se dirige a su marido, tiempo después de los hechos narrados, y va comentando las transformaciones en su forma de ver las cosas. Ingenua al principio, va abriendo los ojos y descubriendo, poco a poco, que las cosas no son necesariamente como parecen. La guerra y sus atrocidades son el tema principal de la película, pero sabemos de ellas siempre de forma indirecta, por los relatos de los militares que vuelven a sus casas de permiso, por fotografías. Desde mi punto de vista, este es uno de los grandes aciertos de la obra: que la violencia, la guerra, la historia, ocurran fuera de campo, y lo que se nos muestre sea la pequeña vida cotidiana de unos pocos personajes. Entrelazada con la “gran historia” de la guerra se encuentra la pequeña historia de Eva y su marido, y de otra pareja, la formada por el capitán a cuyas órdenes sirve Luís y su esposa, Helena.

Uno de los puntos fuertes de la película es la cuidadosa reconstrucción de la decadente sociedad colonial portuguesa en Mozambique (la película se rodó en el país africano, en la ciudad de Beira: aparecen lugares conocidos de la ciudad, como el cabaret Moulin Rouge), dividida entre los amos blancos y los sirvientes africanos; otro de los puntos fuertes es, sin duda, la interpretación de la protagonista, Beatriz Batarda, y, en menor medida, también del resto del reparto. La película logra que nos interesemos por el destino de los personajes, en un mundo a punto de derrumbarse por completo. Vale la pena.
[Leer más +]
3 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil