arrow

Pesadilla en Elm Street (El origen) (2010)

Pesadilla en Elm Street (El origen)
Trailer
4,6
11.262
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Versión contemporánea del clásico del cine de terror. Un grupo de adolescentes de los suburbios empiezan a ser perseguidos por Freddy Krueger, un asesino de aspecto terrible y con el rostro quemado que trata de acabar con ellos mientras duermen. Necesitan, pues, permanecer despiertos para protegerse mutuamente. Pero, si duermen, no hay escapatoria. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
A Nightmare on Elm Street
Duración
102 min.
Estreno
23 de julio de 2010
Guion
Eric Heisserer, Wesley Strick (Personaje: Wes Craven)
Música
Steve Jablonsky
Fotografía
Jeff Cutter
Productora
New Line Cinema
Género
Terror Fantástico Slasher Sobrenatural Remake
Grupos  Novedad
Pesadilla en Elm Street
6
Las pesadillas de la crítica
Los críticos comparten un mismo ranking de fobias. En el tercer lugar de su lista negra nos encontramos con las secuelas. A mayor número de entregas, peor tiene que ser la calidad de la saga, siempre y cuando no venga un director de renombre que la revitalice (léase el caso de Batman, por ejemplo). En segunda posición se mantienen desde hace tiempo las comedias románticas. Jamás superarán las tres estrellas, a no ser que Anne Igartiburu se convierta de la noche a la mañana en colaboradora de la Fotogramas. Y en el primer puesto, a larga distancia de las demás, se encuentra el género más denostado por el sector intelectual, el que nunca logrará superar a la obra original, condenado a ser siempre un producto innecesario. Sí, hablamos del remake, de la reposición, del refrito.

¿Algún crítico albergaba esperanzas sobre la Psicosis de Gus van Sant o sobre El planeta de los simios de Burton? ¿Alguno pronostica que El equipo A será mejor que la mítica serie ochentera? Está claro que no. De la misma forma, con idéntica predisposición, todos esperaban con sus bolígrafos en alto la llegada del nuevo Freddy Krueger y, como no podía ser de otra forma, las reacciones no han sorprendido a nadie. “Filme innecesario”, “cuenta lo mismo que el título original de Wes Craven pero sin elegancia”, “No hay novedades”.

Es difícil ponerse de acuerdo en la razón de ser de un remake. ¿Debe respetar al milímetro el original o tiene que romper por completo su esencia? El camino que ha decidido seguir Pesadilla en Elm Street (el origen) no es otro que el de la actualización. Su objetivo: acercar una saga muy rentable a las nuevas generaciones. Convendría que más de uno visionara después de tantos años la película original y se daría cuenta, no sólo de que las rayas del jersey de Freddy son verdes y no negras, sino de que la cinta tiene un fatal envejecimiento.

De entrada, el prólogo de la cinta ya es toda una hazaña. Por fin una película de Freddy Krueger consigue que nos sobresaltemos, aunque sea a golpe de efectos de sonido. Se respetan algunas de las escenas memorables de la pesadilla original, como la de la cama o la de la bañera, pero adaptadas a los tiempos modernos. Además, Jackie Earle Haley, el nuevo Freddy, consigue despojar al personaje de la parodia a la que nos tenía acostumbrados Robert Englud para dotarlo de un aire más siniestro y aterrador.

La renovación, por tanto, además de necesaria, es bastante efectiva. Donde fracasa un poco el filme es en sus intenciones de precuela, aunque para producir una insensatez como la que idearon con Hannibal Lecter casi mejor no entrar en más detalles del pasado. El desarrollo de la cinta tampoco es el más satisfactorio, repleto de pesquisas aburridas en detrimento de las escenas puramente terroríficas. Pero Pesadilla en Elm Street (el origen) ni es un bochorno ni un despropósito. Los críticos deberían interiorizar que no todos los remakes tienen por qué formar parte siempre del club de una sola estrella.
[Leer más +]
59 de 76 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
El remake se queda en intento
El remake de "Pesadilla en Elm Street" me tenía bastante intrigada, me daba bastante miedo el cambio de actor para interpretar a Freddy Krueger pero los trailers y avances no pintaban nada mal.

Voy a empezar por el mayor fallo de la película, se trata de "el cambio de protagonista" y no me refiero a Freddy, me explico. La cinta comienza de manera fuerte, más que decente y nos presenta por encima, demasiado por encima, a los personajes, centrándose en Kris (Katie Cassidy) que parece la protagonista absoluta. Esto es lo mejor de la película, la primera mitad en la que seguimos a Kris y vemos sus sueños (que son, de lejos, los más logrados) donde destaco uno que tiene en clase y su pedazo de grito posterior que acojona más que el propio sueño y que aquí se cargarán gracias al doblaje. Pero claro, a la mitad de la película Kris deja de ser la protagonista por razones obvias si habeis visto el trailer o el film original, solo tengo que recordaros que Kris es la versión moderna y con más minutos en pantalla de Tina... a sí que ya sabeis como acaba (de eso hablaré en el Spoiler porque es digno de mención).

Entonces pasan a centrarse en Nancy (Rooney Mara) algo que habría sido fantástico si no fuera porque salimos perdiendo con el cambio, a partir de ese momento la cosa va cuesta abajo y sin frenos e incluso los sueños y escenas de terror bajan de nivel. Rooney Mara se esfuerza pero es incapaz de transmitir emoción humana alguna, más aún cuando al principio de la cinta la señorita Cassidy ha sido capaz de dejarnos flipados con un solo grito. Kyle Gallner tiene la misma cara de pánfilo durante toda la película, todo lo contrario que Thomas Dekker que está bastante inspirado en su papel, algo que me sorprendió bastante.

Y ahí tenemos al nuevo Freddy (Jackie Earle Haley), más oscuro, más serio, más inquietante. El problema viene cuando se centran más en la estetica que en el propio Freddy y llega un punto en el que nos damos cuenta de que las mejores escenas son las que están copiadas literalmente del film original y, sinceramente, para que lo más destacable de la película sea lo que ya hemos visto en el film de 1984, pues mejor no haber hecho nada.

"Pesadilla en Elm Street, El Origen" no es una mala película, es entretenida y tiene momentos destacables pero no entusiasmará a nadie. Es otro remake innecesario que a partir de la mitad del metraje baja de nivel muy considerablemente. ¿Habría estado mejor si Katie Cassidy hubiera seguido llevando el peso de la trama? Pues me atrevo a decir que sí. Al menos se habrían arriesgado y nos habríamos ahorrado ver a Rooney Mara que no sabe ni gritar, ni mostrar emociones humanas. Jackie Earle Haley es un más que decente Freddy pero la sombra de Robert Englund es muy grande y uno no puede evitar preguntarse si no habría sido mejor volver a contar con Englund matizando el personaje hacia sendas más oscuras. Ya advierto que a los fans no les va a gustar demasiado el cambio.
[Leer más +]
62 de 86 usuarios han encontrado esta crítica útil