arrow

Hacia el sur (2005)

5,9
639
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Principios de los 80. Haití vive bajo el férreo gobierno de Baby Doc, lo cual no impide que sea un destino turístico muy solicitado. En el hotel "La petite anse", un auténtico edén tropical situado en una playa de las afueras de Puerto Príncipe, se alojan dos americanas de unos cincuenta años que buscan sexo y un poco de cariño. La devastadora pasión que despierta en ellas Legba, un jovencito bello como un dios, trastornará sus vidas. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Francia Francia
Título original:
Vers le sud
Duración
107 min.
Estreno
9 de junio de 2006
Guion
Laurent Cantet, Robin Campillo (Novela: Dany Laferrière)
Fotografía
Pierre Milon
Productora
Coproducción Francia-Canadá
Género
Drama
"El discurso de Cantet, fatalista y sensible, se centra en el juego de miradas de las espléndidas protagonistas. (...) Puntuación: ★★★ (sobre 5)."
[Diario ABC]
"Narrada con un tono contenido, haciendo un difícil, y bien logrado, equilibrio entre denuncia de la explotación y la miseria, pero también entendiendo a sus protagonistas femeninas (...) Cantet borda un retrato complejo y absorbente"
[Diario El País]
9
FILME REVELADOR SOBRE HAITÍ O EL CARIBE, EL TURISMO SEXUAL DE CINCUENTONAS Y LOS «SALTIMPANKIS»
Muy buena película de Laurent Cantet. Por varias razones:

1ª. Porque aborda el tema de los «Saltimpankis», término que se usa en R.Dominicana, tanto en singular como en plural, para designar hombres, normalmente jóvenes, de físico atractivo, habitualmente morenos o mulatos, que se dedican a ejercer de putos en las proximidades de las zonas hoteleras, o sea a prostituirse con mujeres de más edad que ellos, casi siempre turistas cuarentonas o cincuentonas, que viajan a los países caribeños a practicar el llamado "turismo sexual", es decir el turismo de unos cuantos días en los cuales disfrutar del sexo con jóvenes nativos. La historia de esta película trata precisa y magistralmente de la vida de uno de estos «saltimpankis», que como suelen hacer ellos vive a la vera de un hotel, rondando, enamorando y satisfaciendo a mujeres turistas de edad madura, a las que sirven en sus apetencias sexuales a cambio de dinero, regalos o incluso otros pagos como pudiera ser obtener una visa y un aval para poder emigrar a los países de donde proceden esas damas con mayor poder adquisitivo o económico. En concreto el «Saltimpankis» de este filmeno es un dominicano sino un haitiano y la historia, aunque casi toda rodada en la playa de Las Terrenas y alrededores, de la provincia de Samaná, R.D., según el guión de esta película se sitúa en Haití, a las afueras de Puerto Príncipe.

2º. Porque toca un tema, casi tabú, de forma muy real y transparente: que cada vez las mujeres se comportan con comportamientos más copiados o parecidos a los hombres. Esto se puede ver en las mujeres políticas o diputadas, en las mujeres policías, en las mujeres obreras o en las mujeres turistas, esto es, que adoptan la idiosincrasia hasta ahora propia de los machos humanos y actúan igual que ellos aunque desde el sentir femenino. Es decir, a la hora de la verdad, se demuestra que NO HAY NADA MÁS PARECIDO A UN HOMBRE QUE UNA MUJER.

3º. Porque la música de ritmo y acento haitiano que acompaña a la cinta es espléndida y encantadora. Porque gran parte de los actores haitianos que salen en el filme, actúan con un realismo muy logrado sin ser profesionales: es el caso de Lys Ambroise que interpreta el papel de «Albert», el encargado del Hotel, y lo hace con una perfección, una autenticidad y una calma actoral tan perfecta, que parece que lleve realizando ese oficio, haciendo cine o teatro, toda su vida.

En definitiva, una película, de esas que pasan veloces por las pantallas, que apenas ve alguien salvo los muy aficionados, y que sin embargo es una agradable sorpresa de buen cine.

Hay una escena estupenda a la quiero hacer mención: la turista interpretada por Charlotte Rampling está quejándose a un comisario de la policía haitiana de la inseguridad que supone un hecho dramático que acaba de suceder en la playa del hotel, y el comisario le responde en su idioma haitiano: Tranquila señora, «No pasará nada, los turistas nunca mueren» en Haití.

Fej Delvahe
[Leer más +]
45 de 49 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
Hacía el sur o hacía el norte, sin recursos cinematográficos nuestro tiempo se mal emplea
Desde un buen comienzo, "Hacía el sur" nace como una propuesta completamente fallida, porque no me creo nada, porque la dirección artística es pobre y no se molesta mucho en ofrecer detalles para sumergirnos en la época que el realizador dice retratar, porque las conversas entre personajes resultan ficticias y distantes y, sobretodo, por esas impostadas declaraciones que median como el rincón interno de los personajes y que están encajadas de tal modo que lo único que pueden parecer es artificiosas.

A medida que el trabajo de Cantet, autor de grandes películas como "Recursos humanos" avanza, el tedio y el desespero se van apoderando de la pantalla por no poder contemplar nada narrado con un mínimo de lucidez o tino, y es que, pese a querer hacernos partícipes de unos hechos, el cineasta galo se empeña más en narrarnos la típica historia con melindre de fondo y ese duelo de egos tan previsible que, además de no aportar nada al conjunto, regenta gran parte del metraje, lo que lastra completamente las intenciones de Cantet y deja el pastiche en algo vacuo, con momentos de interés, pero bastante desastroso.

Una vez llegados a cierto punto, pues, uno sólo puede esperar que, como mínimo, la historia posea un poco de poder de sugestión y no se pierda en detalles ínfimos que ya nada aportarán, pero es en ese instante, cuando les da por sacarse otro as de la manga y todo termina tan enfangado que ya no distingues entre donde está la barrera del ridículo y de la verdadera maña por contar una historia mil veces vista, que podría haber aportado por hacernos partícipes de muchos detalles sumamente perspicaces (ya que van más allá de esa historia mil veces vista), pero que termina resultando hastiante e irritante a partes iguales.
[Leer más +]
17 de 28 usuarios han encontrado esta crítica útil