arrow

Southland Tales (2006)

4,9
1.081
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Los Ángeles, 4 de julio de 2008. Durante tres días, la ciudad ha sufrido la peor ola de calor de toda su historia. Estados Unidos se encuentra al borde de una crisis social, económica y ecológica. Mientras tanto, en Irak la guerra continúa. Boxer Santaros, un héroe de películas de acción aquejado de amnesia, ve cómo su vida se complica debido a su relación con Krysta Now, una estrella del porno que sueña con tener su propio reality show. Al mismo tiempo, David Clark, un oficial de policía ha descubierto las claves para desvelar una gran conspiración. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Southland Tales
Duración
145 min.
Guion
Richard Kelly
Música
Moby
Fotografía
Steven Poster
Productora
Universal Pictures / Cherry Road Films / Darko Entertainment / Eden Roc Productions / MHF Zweite Academy Film / Persistent Entertainment / Academy Film / Destination Films / Inferno Distribution / Wild Bunch
Género
Ciencia ficción Thriller Comedia Catástrofes Distopía
8
Open your mind.
Ante todo he de aclarar una cosa: Southland Tales es la continuación de 3 novelas gráficas, y estas se han de leer para una correcta comprensión del film. La gente que la vea sin leer las novelas y no entienda un carajo (para posteriormente echar pestes de ella) será porque quiere.

La primera vez que la vi no me atreví a valorarla, pero podría resumir la experiencia diciendo que me pareció un atractivo sinsentido con escenas aisladas deslumbrantes. En el segundo visionado (tras leer las novelas) todo cambia. Conoces a los personajes, sabes de dónde vienen y por qué están ahí, los hilos que les manejan, etc., y disfrutas con toda la película.

Southland Tales empieza justo dónde acaba “The Mechanicals” (la 3ª y última de las novelas). Richard Kelly tiene poco tiempo y en ocasiones la cosa se ve algo apretada (habrá que ver el montaje original), pero es admirable cómo ha sabido crear un universo propio y una distopía futurista que ha acabado transformándose en una ucronía. Kelly se aleja de lo convencional y deja en ascuas a los tópicos. Llena el film de detalles a tener en cuenta, simbologías que aportan complejidad, invitan a la sugestión y que están implícitamente conectadas con las historias que se cuentan, por lo que no resultan forzadas. Asimismo, se pueden encontrar muchas metáforas, reflexiones políticas (Kelly remodeló el guión tras el 11-S), paradojas espacio-temporales… mucho sobre lo que pensar.

No sé qué es más extravagante, si los actores escogidos para la función o los papeles que estos interpretan. A pesar de que en algunos momentos la caracterización de ciertos personajes puede caer en el ridículo (cosa pretendida), el cast en general cumple y se creen lo que están haciendo a pesar de lo delirante del guión. Destacaría a The Rock, que está cómodo con su papel (su tick de dedos puede llegar a cansar, pero al final tiene una explicación) y a Will Sasso, cuyo papel tiene más jugo del que se ve en la película. Sarah Michelle Gellar está más bien discreta con el papel de actriz porno inteligente. -->
[Leer más +]
27 de 32 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Inclasificable
Extremadamente bizarra, pretendidamente ridícula y ostentosamente estúpida.
Kelly lo sabe, y se enorgullece de ello, así que nos ofrece un espectáculo que bordea lo absurdo, lo inefable y lo esperpéntico para inmiscuirnos en una historia con tantos cabos y tanto que contar, que al final el metraje se queda corto.

Lo peor que le puede suceder a un cineasta, sin embargo, es que su obra resulte anodina o falta de garra, y lo mejor de "Southland tales" es que si aceptas verdaderamente a que te enfrentas, conectarás con ella y estarás pegado a la pantalla sin apenas darte cuenta del tiempo pasado, puesto que la historia es tan larga y los minutos tan cortos, que Kelly tiene que apurar una voz en off que ofrezca un repaso general de tanto en tanto e ir empalmando historietas con la mayor rapidez posible para no quedarse fuera.

Puede que su segundo largometraje sea fruto del ego, puede que para muchos resulte una tontería como una catedral, pero lo cierto es que cuando alguien echa la carne en el asador de esta manera, lo único que se puede hacer es o bien apagar prontito porque lo que observas te importa un pimiento, o bien prestar algo de atención y pasar un ameno rato tratando de comprender a donde quiere ir a parar Kelly con todo esto.
Eso sí, mentiría si dijese que he entendido algo pero también mentiría si dijese que no me ha gustado, pues por floja, catastrófica, extraña o estúpida que pueda ser "Southland tales" tiene un algo. Un algo que está en su historia, en la extravagancia de la que hacen gala sus personajes, en la carencia de sentido del ridículo en multitud de momentos y, sobretodo, en una banda sonora que, aunque se pueda tachar todo lo demás de fallido, no deja de ser soberbia.

Y Dwayne Johnson hace el ridículo, y William Scott vaga por la pantalla sin que sepamos porque, y no he logrado comprender totalmente el rol de Michelle Gellar, y no sé ni cual es el cameo que realiza Kevin Smith, puesto que al final la información es tanta y tan dispersa, que uno decide perderse en la cinta y disfrutar de algunos de sus geniales momentos de estrambótico musical o de algunas de las peripecias de sus protagonistas.
No se acercará, ni por puro asomo a la absoluta brillantez de "Donnie Darko" y, en cambio, me ha gustado. Así que habrá que darle otra oportunidad.
[Leer más +]
28 de 40 usuarios han encontrado esta crítica útil