arrow

Asfalto (1929)

Asfalto
Trailer
7,1
179
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
"Asfalto" acontece en Berlín. Una mujer bien vestida (Betty Amann) roba una piedra preciosa de una joyería. Ella intenta seducir al policía (Gustav Frölich) que la captura, y él sucumbirá gradualmente a sus encantos. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Alemania Alemania
Título original:
Asphalt
Duración
90 min.
Guion
Joe May, Hans Székely (Historia: Rolf E. Vanloo)
Música
Película muda
Fotografía
Günther Rittau (B&W)
Productora
Universum Film (UFA) / Ufa Film Company
Género
Drama Cine mudo Expresionismo alemán
7
La última estimulante sorpresa del cine mudo alemán
Realizada en las postrimerías del cine mudo alemán por el prolífico artesano Joe May, a medio camino entre un expresionismo "suave" y el film de "cámara", "Asfalto" es un vigoroso melodrama capaz de dignificar un tema absolutamente trillado (un honesto policía cuya vida se ve alterada por la irrupción de una femme fatale) gracias a un tratamiento narrativo febril y casi enloquecido.

Ya desde sus primeras escenas, que nos acercan a las calles de una gran urbe, "Asfalto" engancha al espectador por lo rabioso y distorsionado de sus angulaciones de cámara. Y Joe May (inigualable maestro de alumnos como Zulawsky o Beineix) se limita a dejar que la historia discurra poniendo a su servicio una cámara apasionada que parece moverse impulsada, siempre, por las mismas tensiones que empujan a sus personajes.

Nos encontramos así con momentos tan espléndidos como el "interrogatorio" en la joyería o la desesperada seducción del policía en el apartamento.

Al vigor del film no es ajena la espléndida interpretación de la inquietante Betty Amann.
[Leer más +]
11 de 11 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Siempre nos quedará París
Es interesante ver el cine mudo alcanzó su mejor momento en el último suspiro. ¿Dónde hubiese llegado si finalmente los intereses comerciales hubieran retrasado la salida del sonoro? Siempre se ha dicho que la técnica estaba ya inventada y presente muchos años antes del “El cantor de jazz” y cierto sería que si esos problemas comerciales, que alargaron el lanzamiento del nuevo invento y revolución, no hubieran existido posiblemente no hubiéramos visto películas como “Asfalto” hasta mediados de los años 30. Pero la otra gran pregunta es dónde hubiesen llegado esos cineastas.

La pregunta puede verse en parte en “Asfalto”, compendio del cine mudo, redescubridor que el cine es imagen y que las imágenes hablan por sí mismas. Desde un inicio donde el montaje las superposiciones y divisiones de la pantalla para alcanzar un cine vibrante presentando una gran ciudad, como “Y el mundo marcha” o “Lonesome”. Después la historia: el chico bueno y policía (de trafico) ella chica mala y ladrona de joyas… Él debe entregarla en comisaría pero ella tiene poco tiempo para seducirle y pasarlo al lado oscuro. Es el principio de una historia donde el dueto acaba siendo trío cuando aparece el novio matón y gangster de la fémina… la moralidad y la redención son sus temas principales entre los que aparecen fugaces ráfagas del mejor expresionismo…
“Asfalto” es una pequeña joya donde los elementos alcanzados por el cine mudo se superponen para conseguir una película de gran belleza, como el verdadero amor.
[Leer más +]
4 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil