arrow

Tigre y dragón (2000)

Tigre y dragón
Trailer
7,0
60.613
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Li Mu Bai, un legendario experto en artes marciales, ha decidido dejar en herencia su espada mágica, la Espada Celestial, a su mejor amigo. Además, le pide a Yu Sha, una poderosa guerrera de la que está enamorado, que custodie la espada hasta que llegue el momento de entregarla. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Taiwán Taiwán
Título original:
Wo hu cang long (Crouching Tiger, Hidden Dragon)
Duración
119 min.
Guion
Wang Hui-Ling, James Schamus, Kuo Jung Tsai (Novela: Du Lu Wang)
Música
Tan Dun
Fotografía
Peter Pau
Productora
Coproducción Taiwán-China-Hong Kong-Estados Unidos; Sony Pictures Classics
Género
Acción Romance Drama Artes marciales Siglo XIX
Sin duda alguna, la gran sorpresa cinematográfica del año 2000. Una entretenida historia de aventuras, romances y artes marciales con una atractiva puesta en escena y espectaculares batallas, que llevó a los jóvenes -primero a los del lejano oriente, después al resto- en masa a las salas de cine. Hollywood no olvidó este atrevido cambio de género del reputado Ang Lee -"Sentido y sensibilidad", "Tormenta de hielo"- y la premió con 4 Oscar. Confirmado tanto el empuje del cine asiático como la falta de memoria histórica de los miembros de la academia americana -¿10 nominaciones?- no se la puede negar que es una original e interesante película.
[FilmAffinity]
"Las peleas (...) se convierten en coreografías asombrosamente resueltas, de sobria belleza (...) A pesar de sus indiscutibles logros, acusa un exceso de metraje y cierto regodeo innecesario (...) Puntuación: ★★★ (sobre 5)."
[Cinemanía]
10
Para miembros del club...
Vacía??. Lo siento, pero esta película ni está vacía, ni es limitadamente variopinta (¿?), ni salen chinos voladores, ni recuerda a dragon ball.

Me temo que no hemos visto la misma película. Lo tengo clarísimo. Con esta película conecté de principio a fin. Y si estás en esa situación, ni es larga, ni pesada ni es una película de peleas. Tiene alma, tiene mensaje y es una delicia.

La película es una metáfora y viéndola así es como se llega a disfrutar. Cuando luchan, a veces en realidad no están luchando, sino conociéndose. En cierto sentido es como el "Alquimista" de Cohello: Hay personas lo leen y entienden que es una historia de un pastor ya ya está.... y otras, que considero de un club bastante particular, que vuelan literalmente por encima de las páginas o, en este caso, de los fotogramas, vinculándose de un modo especial a la historia y a sus personajes.

Esta película es especial y diferente. No solo la estética, que vá.

A la película no le falta nada, pero ya digo, depende del dial que se ponga para verla. Si se pone el adecuado, es una obra enorme.

Tiene el mejor final que podía tener (en spoiler)
[Leer más +]
79 de 119 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Artes marciales… y mucho más
Según tengo entendido, cuando Ang Lee concibió “Tigre y dragón” lo hizo con un propósito muy ambicioso y concreto: lograr que su obra fuera la mejor peli de artes marciales jamás filmada.

Si lo es o no, francamente, no lo sé. Pero muy equivocado tendría que andar para no suponer, al menos, que “Tigre y dragón” es —como poco— ‘una’ de las mejores pelis de artes marciales jamás filmadas.

Al margen de ello, sin embargo, de lo que estoy absolutamente convencido es que “Tigre y dragón” incluye un plus añadido. Y eso significa que más allá de su virtuosismo técnico y de todos esos combates coreografiados de forma impecable, la peli de Ang Lee contiene —además— otras esencias. Esencias tanto o más significativas que las que constatamos desde una perspectiva eminentemente estética. Entre ellas, por ejemplo, las que hacen referencia a su latente feminismo, a la compleja y trabajada composición psicológica de su terna protagonista y, por supuesto, a la singular relación afectiva que entre ellos se establece. Una relación que oscila desde la admiración/instinto protector que Jen Yu (Zhang Ziyi) y Li Mu Bai (Yun-Fat Chow) se profesan recíprocamente hasta, sobre todo, el profundo y contenido amor entre Li Mu Bai y Yu Shu Lien (Michelle Yeoh). A mi juicio, y sin lugar a dudas, el puntal emotivo más importante de toda la peli.

Ocho trabajadas estrellitas, pues, para una peli repleta de sensibilidad y oficio que —junto a “El banquete de bodas”, “La tormenta de hielo” o “Brokeback Mountain”— corrobora ya de forma fehaciente y definitiva por qué Ang Lee es, sin lugar a dudas, uno de los mejores cineastas contemporáneos del panorama internacional.
[Leer más +]
28 de 33 usuarios han encontrado esta crítica útil
Relaciones 1