arrow
Críticas de Taylor
Críticas ordenadas por:
Diablo
Diablo (2015)
  • 3,6
    453
  • Canadá Lawrence Roeck
  • Scott Eastwood, Walton Goggins, Camilla Belle, Samuel Marty, ...
5
Tan sólo apta para yonkis del western contemporáneo
Al grano y sin anestesia: “Diablo” es, a mi juicio, un fallido intento de ambientar un episodio de “The Twilight Zone” en el oeste que no va a satisfacer ni a los amantes del cine fantástico ni, mucho menos, a los devotos del western.

Dicho esto, aclarar que no la he cateado porque los paisajes son bonitos, porque cada vez que aparece Goggins la peli gana enteros a mogollón, porque me da la sensación que, pese al traspié, Roeck tiene más talento del que parece (algún plano es francamente bueno) y porque —para qué nos vamos a engañar— suelo sobrevalorar casi todos los western que veo.

A pesar de todo, lo dicho: “Diablo” es floja, floja, floja. En primer lugar porque, pese al parecido físico y a las muecas que de su padre ha heredado, Scott Eastwood no es Clint Eastwood. Le falta dureza, presencia y carisma. En segundo, porque el guión es un auténtico fiasco. Con una historia que no se la cree ni el tato y unos giros que más que girar, derrapan. Y en tercero, porque la falta de presupuesto y de ideas (alguna toma de dron está bien pero tampoco es necesario abusar) se notan y mucho. Pero lo peor de todo es que la peli me resulta plomiza, aburrida, soporífera. Y eso, teniendo en cuenta que tan sólo dura 83 minutos, es muy grave. En fin, que una peli que podría haber sido hasta resultona si se hubiera limitado a tirar de tópicos tan spaghetteros como la venganza, por ejemplo, o que incluso podría haber parecido inteligente si hubiera sabido contar con cierto sentido la dramática historia de un soldado con estrés postraumático se queda, finalmente, en un absurdo e inocuo experimento tan solo apto para yonkis del western contemporáneo. Una pena.
[Leer más +]
14 de 16 usuarios han encontrado esta crítica útil
El bueno, el malo y el raro
El bueno, el malo y el raro (2008)
  • 6,4
    3.923
  • Corea del Sur Kim Jee-woon
  • Lee Byung-Hun, Song Kang-ho, Jeong Woo-seong, Yoon Je-Moon, ...
6
Ni buena, ni mala, ni rara... Resultona
Naturalmente, “El bueno, el malo y el raro” no es un spaghetti-western. En primer lugar, porque no es un western en el estricto y riguroso sentido de la palabra y, en segundo, porque no se trata de una peli rodada con capital europeo. Aún así, “El bueno, el malo y el raro” constituye, a mi juicio, un espléndido homenaje al spaghetti-western de Leone. En otra época (los años 30) y en otro lugar (la Manchuria), de acuerdo, pero también con un engranaje argumental, un diseño de producción y un inconfundible sello que nos remite —pasado, eso sí, por un vistoso tuneado de chapa y pintura a lo Quentin Tarantino— al magistral cine del cineasta romano.

Como homenaje a Leone, por lo tanto, la peli de Kim Jee-Woon me parece un producto prácticamente impecable. Como peli, sin embargo, la encuentro irregular, desmesurada y excesivamente pretenciosa. En parte, por su dilatado metraje. Pero también por un guión que no daba para más y que —en lugar de compensar sus carencias a base de, por ejemplo, tensión emocional o dramática— abusa de la duración de las escenas de acción hasta límites insospechados.

¿Significa eso que “El bueno, el malo y el raro” es una peli mediocre? Pues no. Ni mucho menos. De hecho, la peli de Kim Jee-Woon es, incuestionablemente, una cinta muy poderosa a nivel visual. Con unos paisajes impresionantes, una ambientación extraordinaria, unos personajes principales bastante carismáticos (sobre todo el malo y el raro) y un manejo de cámara francamente talentoso. Pero tengo la sensación —y ésa es mi opinión personal— que, con estos mimbres, podría haberse trenzado un mejor cesto. Sólo eso.
[Leer más +]
6 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
Condenados a vivir
Condenados a vivir (1972)
  • 6,2
    131
  • España Joaquín Luis Romero Marchent
  • Claudio Undari, Emma Cohen, Alberto Dalbés, Antonio Iranzo, ...
7
Por poner un pero... ¿demasiada salsa quizás?
Peculiar y sorprendente spaghetti-western que añade a las consabidas particularidades del subgénero (violencia, estética desaliñada, frases cortas y lapidarias, amoralidad…) calculadas y efectivas dosis de thriller, cine fantástico e incluso gore que hacen de esta peli un interesante compendio de serie B setentera absolutamente recomendable, sobre todo, para los que acostumbramos a disfrutar con este tipo de rarezas.

“Condenados a vivir”, aún así, no es un peliculón. El montaje resulta a veces algo abrupto y a mi, particularmente, los flash-backs también me parecieron algo toscos. Al margen, claro está, de la excesiva cantidad de salsa que quizás los más puristas observarán en este exiguo plato de spaghettis pero… Cuando el guión engancha, la dirección convence, las interpretaciones cumplen y los distintivos clase B funcionan… ¿qué más podemos pedir?
[Leer más +]
8 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil
Mannaja (El valle de la muerte)
Mannaja (El valle de la muerte) (1977)
  • 6,3
    95
  • Italia Sergio Martino
  • Maurizio Merli, John Steiner, Sonja Jeannine, Donald O'Brien, ...
6
Echar el cierre
He de confesar que he visto pocos SW. Como mucho, unos 20. Pero cuando uno ha visto los cinco que rodó Leone y otras cinco o seis joyitas del subgénero como “Salario para matar”, “Django”, “El gran silencio”, “El halcón y la presa”, “El día de la ira” o “Keoma”, las esperanzas de que un SW vuelva a sorprenderte positivamente son —por desgracia— más bien escasas. Precisamente por ello, cada vez que veo un SW el tope de mis expectativas suele situarse en torno a las 6 estrellitas. En torno a aquello que FA califica como “interesante”. Y eso mismo es lo que me ha parecido “Mannaja”, un SW interesante. Un SW que cumple con las expectativas depositadas en él y que justifica someramente su visionado. ¿Cómo? Pues manejando con corrección sus ingredientes principales (buenas dosis de violencia, estética embarrada y brumosa, trama argumental ágil y entretenida…), constatando desde un primer momento que estamos ante una producción considerablemente holgada y cuidada y esquivando a la perfección, sobre todo, el patetismo y esperpento de muchas de sus producciones coetáneas.

¿Qué “Mannaja” evidencia lagunas en el guión, que Maurizio Merli no es Franco Nero y que la peli de Martino tira descaradamente de tópicos y clichés? Pues claro, para qué vamos a engañarnos. Pero si a todo lo bueno que he dicho de “Mannaja” le añadimos dos o tres frases bien dichas, cierto espíritu de crítica social y hasta ecológica y un par de secuencias muy bien resueltas (las que alternan el tiroteo y el baile de las rameras a base de cámara lenta, muy a lo Peckinpah, y la del fantasmagórico duelo final) el producto resultante es, sin lugar a dudas, un SW que se puede y se debe ver si eres un verdadero fanático de este subgénero. Y más teniendo en cuenta que “Mannaja” —junto a “Keoma” y “California”— contribuyeron a echar el cierre de forma más que digna a un subgénero que jamás contó con demasiadas joyitas y sí, en cambio, con algunas de las peores pelis de la historia del cine.
[Leer más +]
8 de 11 usuarios han encontrado esta crítica útil
Salario para matar
Salario para matar (1968)
  • 6,4
    569
  • Italia Sergio Corbucci
  • Franco Nero, Jack Palance, Tony Musante, Giovanna Ralli, ...
7
L'Arena
L’Arena

Siempre he dicho que existen tres tipos de SW: los de Leone, los buenos y los malos. “Salario para matar”, obviamente, es de los buenos. De los buenos, buenos. De los que suelen entrar en cualquier top-10 del mencionado subgénero sin despeinarse siquiera. Algo que no deja de tener bastante mérito tratándose de una familia —la del SW— con más de 500 miembros y encabezada por cinco pelis (los eurowesterns de Leone) cuyo liderazgo pocos se atreverían a discutir.

Dicho esto, concretar tal vez que cuando afirmo que “Salario para matar” es buena, buena lo digo, sin lugar a dudas, por varias razones. Primero, porque cumple a rajatabla y más que satisfactoriamente con las premisas básicas de cualquier SW que se precie. Premisas que todo adepto al eurowestern conoce a la perfección y que no pienso repetir una vez más. Y segundo —y fundamentalmente— porque la peli de Corbucci tiene una secuencia extraordinaria. Maravillosa. Sublime. Una secuencia que hubiera podido firmar el mismísimo Leone y que Corbucci, como alumno aventajado del romano, resuelve con incuestionable pericia y talento. Me estoy refiriendo, naturalmente, a la secuencia del duelo final en la plaza de toros a la que prefiero denominar como “l’arena”. Una denominación, a mi juicio, mucho más épica y memorable.

Añadir, tan sólo, que si la secuencia de “l’arena”, por sí sola, ya merece el visionado completo de esta peli también lo merece, obviamente, la partitura del maestro Ennio Morricone. Una pieza que, como no podía ser de otra forma, lleva por título “L’Arena” y que constituye, como no, el tema central de una de las mejores bandas sonoras del Spaghetti- Western.
[Leer más +]
10 de 12 usuarios han encontrado esta crítica útil
El tren
El tren (1964)
  • 7,9
    4.884
  • Estados Unidos John Frankenheimer
  • Burt Lancaster, Paul Scofield, Jeanne Moreau, Michel Simon, ...
8
Un tren que no deberías perder
Curiosamente para un amante del séptimo arte como un servidor, este 2014 que casi ya finaliza ha sido un año —si os he de ser franco— de poco cine. Tanto por lo que a mi presencia en cualquier patio de butacas se refiere (habré ido un par de veces a lo sumo) como para lo que constituye una de mis prácticas preferidas: ver pelis cómodamente instalado en el sofá de mi casa.

Obviamente, este 2014 he visto unas cuantas pelis, por supuesto. Quizás no tantas como hubiera querido pero sí unas cuantas. Algunas, incluso, tan buenas como “Amor”, “Alabama Monroe”, “Her”, “La caza”, “La vida de Adèle”, “Prisioneros”, “Rush”, “Boyhood”, “Capitán Phillips” o “Blue Jasmine. Si os fijáis, no obstante, la mayoría son pelis del año pasado o del anterior. Y es por eso mismo que hoy me gustaría reivindicar el último clásico en blanco y negro que he tenido la oportunidad de disfrutar: “El tren” (1964), de John Frankenheimer.

Posiblemente no la había visto hasta hoy porque pensaba que “El tren” era una peli bélica más. Con buenas dosis de acción, disparos, explosiones y nazis a montones. Pero no, me equivocaba. Y no porque “El tren” no cuente con dichos ingredientes. Porque los tiene y bien administrados, además. Me equivocaba porque la peli de Frankenheimer es eso y mucho más. Un tour de force interpretativo, por ejemplo, entre dos personajes tan diferentes y equidistantes, al mismo tiempo, como el Coronel Von Waldheim (Paul Scofield) y Labiche (Burt Lancaster). Un oficial nazi fanático del arte tan culto y elegante como frío y calculador y un más bien rudo ferroviario francés miembro de la resistance. Dos formas de ver y entender la vida que ponen de manifiesto cuán de absurda es cualquier guerra y que contraponen arte y vidas humanas en el marco de un thriller tan bien guisado como entretenido hasta el final. Al margen, naturalmente, de una impecable factura técnica y de unos planos secuencia que evidencian la incuestionable destreza de un realizador, Frankenheimer, que no acostumbraba a decepcionar casi nunca.

Recomiendo a todos los que os guste el buen cine y no la hayáis visto, por tanto, que lo hagáis de inmediato. Y más aún si os interesa la segunda guerra mundial y el mundo ferroviario. Películas como “El tren” ya no se hacen hoy en día y revisarlas o verlas por primera vez constituye, sin lugar a dudas, una auténtica delicia.
[Leer más +]
7 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil
La muerte tenía un precio
La muerte tenía un precio (1965)
  • 8,1
    32.541
  • Italia Sergio Leone
  • Clint Eastwood, Lee Van Cleef, Gian Maria Volonté, Mara Krupp, ...
9
Aguascalientes
Quizás para muchos los western de Leone solo sean spaghetti-western. Pero para mi, desde que tengo uso de razón, la forma de cocinar el western de Leone siempre ha sido algo más que un simple western “all’italiana” cocinado en Almería. Llamadle evolución, modernización, reinvención, reinterpretación, resurrección, sublimación o como os dé la gana. Pero lo que tengo muy claro es que los western de Leone fueron en su momento —indudablemente— algo nuevo. Algo original. Algo auténtico. Algo, en definitiva, absolutamente excepcional.

En el caso de “Per qualche dollaro in più”, además, estamos hablando ya de un film maduro, de un film bien cocinado, de un film que guisa todos sus ingredientes de forma impecable. Desde el guión —sin apenas lagunas— hasta la misma interpretación de la terna protagonista, la puesta en escena o la fotografía. Amén, claro está, del genuino y característico manejo de cámara de Leone y de la magistral partitura de Morricone, dos de los elementos que hacen de esta peli —a mi juicio— uno de los mejores western de la historia del cine.

Permitidme, sin embargo, que me recree un poquito más en algunos aspectos de “Per qualche dollaro in più” que me vuelven loquito. O, más que aspectos, fragmentos. Concretamente, el último tercio: el que va desde la entrada de “El Manco” (Clint Eastwood) a Aguascalientes hasta el final. Y es que he de confesar que me seduce y arrebata enormemente todo lo que sucede en Aguascalientes. Un fantasmal pueblucho mexicano de casitas encaladas que en la peli relucen impecablemente blancas bajo un sol de justicia y que nunca sabré si Leone lo descubrió tal cual en Los Albaricoques (Almería) o si Carlo Simi tuvo que emplearse muy a fondo para lograr el efecto deseado. Sea como fuere, ese tercio final es tremendo. Sobretodo por esa tensión que podría cortarse con un cuchillo y que desemboca en ese mítico duelo (o, mejor dicho, triello) en la era de la mencionada pedanía nijareña que sólo el propio Leone sería capaz de superar en “Il buono, il brutto, il cattivo” y en “C’era una volta il West”. Casi ná.
[Leer más +]
16 de 17 usuarios han encontrado esta crítica útil
Et dec una nit de divendres
Et dec una nit de divendres (2013)
  • 5,4
    68
  • España Dimas Rodríguez
  • Jordi Andújar, Aina Clotet, Marc Rodríguez, Sara Loscos, ...
6
¡Jo, qué noche!... a la catalana
Como muchos de vosotros ya sabéis, me retiré de la crítica filmafinitera hace poco más de un año para dedicarme en cuerpo y alma a otros menesteres. Pero como muchos de vosotros también sabéis, decidí abandonar ese dorado y voluntario exilio hace un par de meses para escribir una breve reseña sobre “Django unchained”, la última de Tarantino.

Con idéntico carácter —total y absolutamente excepcional— vuelvo a estos pagos, pues, para escribir con todas las ganas e ilusión del mundo sobre “Et dec una nit de divendres”, la última de Dimas Rodríguez.

Los motivos son muy sencillos: es la primera vez que intervengo en una peli como extra y lo hago, además, como integrante de Tons & Sons Terrassa Gospel, el coro en el que canto y el colectivo que ocupa —actualmente— la mayor parte de mi tiempo de ocio. Motivos más que suficientes, como habréis comprobado, para dedicarle unas líneas a esta original, fresca y divertida tele-movie.

Obviamente, no estamos ante un producto trascendental ni ambicioso, pero sí ante una modesta “¡Jo, qué noche!” a la catalana que refleja a la perfección el espíritu libre, independiente y considerablemente “coñón” de Dimas Rodríguez (director y guionista) y de todo su equipo técnico y de producción. Un espíritu que también manifiestan los inclasificables personajes de la peli en todos los diálogos y situaciones que protagonizan y que Dimas Rodríguez refuerza hábilmente entremezclando fragmentos de actuaciones de grupos como Love of Lesbian, Antònia Font o Mishima en el marco del PopArb, el Festival de música indie de Arbúcies donde se desarrolla la acción de la peli.

Seis cachondas estrellitas, pues, para una entretenida y ágil comedia que —aunque en ciertos momentos pueda parecer surrealista o deliberadamente gamberra— contiene las suficientes dosis de sinceridad y emotividad como para tomársela muy en serio. Bueno, quizás mucho, no, pero sí un poquito, al menos.

Ah, y por supuesto… ¡Besos a las chicas! ;-)
[Leer más +]
13 de 16 usuarios han encontrado esta crítica útil
Django desencadenado
Django desencadenado (2012)
  • 7,9
    111.042
  • Estados Unidos Quentin Tarantino
  • Jamie Foxx, Christoph Waltz, Leonardo DiCaprio, Kerry Washington, ...
9
Y yo, empalmado
Teniendo en cuenta que tanto el spaghetti-western como Tarantino me encantan, era lógico y normal —hasta cierto punto— que también me gustara “Django unchained”. Con lo que no contaba, sin embargo, era con que la peli de Tarantino acabara empalmándome de forma tan rotunda y brutal. Porque sí, amigos, “Django unchained” no es una peli para todos los públicos. “Django unchained” es una peli —como vulgarmente se dice— para “empalmaos”. Una peli para nostálgicos del spaghetti y para devotos de Tarantino. Pero también para todos los que creemos ciegamente en el cine como espectáculo visual. Como herramienta para generar emociones. Como vehículo para contar una historia en el que lo más importante no es la propia historia, si no cómo la cuentas. Y en ese apartado, como resulta obvio, Tarantino lo borda.

Y si no, ¿cómo es posible que un cineasta sea capaz de tenerte clavado a la butaca durante más de dos horas y media? ¿Cómo es posible que un cineasta sea capaz de resucitar un género en el que Leone lo había dicho absolutamente todo? ¿Cómo es posible que un cineasta sea capaz de superarse sin dejar de ser fiel a un estilo que ya no sorprende a nadie?

Pues con talento. Con talento, personalidad y oficio. Mucho oficio. Con unos personajes extraordinarios. Con unos diálogos brillantes. Con un sentido del humor acojonante. Con unas secuencias de acción espectaculares. Con unos paisajes fascinantes. Con una banda sonora tremenda. Con esa desfachatez y grandilocuencia que le caracterizan. Con épica, lírica, métrica y hasta mensaje. Y con un respeto casi religioso, diría yo, por esos subgéneros cinematográficos (spaghetti-western y blaxploitation) que tanto y tan bien mamó desde mocoso.

Nueve vigorosas estrellitas, pues, para un cineasta que constata que aún le queda mucho cine en las venas y para una peli que, sin lugar a dudas, no desmerece en absoluto sus mejores obras. Y si no, al tiempo.
[Leer más +]
74 de 96 usuarios han encontrado esta crítica útil
Nunca digas nunca jamás
Nunca digas nunca jamás (1983)
  • 6,0
    6.962
  • Reino Unido Irvin Kershner
  • Sean Connery, Klaus Maria Brandauer, Kim Basinger, Max von Sydow, ...
7
Hasta que llegó mi hora
Nunca me han gustado las despedidas, amigos. Y quizás por eso mismo lo más lógico es que hubiera desaparecido sin más. Discretamente. Dejando que mis críticas se espaciaran cada vez más hasta que apenas nadie notara mi ausencia. Pero no, no he podido hacerlo así. Básicamente porque si poco me gustan las despedidas, menos me gusta hacerlo a la francesa.

Así pues, me despido, amigos. Quizás para siempre o quizás no. De ahí la peli escogida para tal efecto: “Never say never again”. Una peli que me viene como anillo al dedo para homenajear ese cine de entretenimiento con cierta calidad que siempre he intentado defender y cuyo título, en esta ocasión, deja una puerta abierta (aunque muy poco probable) a mi retorno como “crítico”.

Han sido, en cualquier caso, cinco años de intensa y enriquecedora actividad cinéfila. Cinco años en los que he aprendido un montón y en los que he tenido la fortuna de haber conocido (virtual o incluso personalmente) a grandes filmafiniteros y mejores personas. Cinco años, en definitiva, de cine.

Me voy, por lo tanto, con la satisfacción de haber podido compartir y debatir mi criterio cinéfilo y vital con mucha gente de gran personalidad y talento. Con gente que me ha aportado muchísimo y a la que nunca podré agradecer suficientemente las horas de intercambio epistolar y verbal que me han dedicado. No mencionaré a nadie en especial porque no quiero correr el riesgo de olvidarme a ninguno ni a ninguna. Pero tampoco creo, a estas alturas, que haga falta. Los que habéis estado ahí lo sabéis y con eso me basta.

De los malos momentos, sin embargo, prefiero no hacer ningún comentario y correr un tupido velo. Tan sólo decir que han sido momentos muy puntuales y que, sobre todo, no le guardo rencor a nadie. Absolutamente a nadie. Ni a mis queridos fusiladores. Es más, si alguien debiera disculparse con alguien, ése soy yo. Soy consciente que quizás alguna vez haya podido herir la sensibilidad de quienes me han leído. A veces queriendo y, a veces, sin querer. Pero, vaya, eso ya no volverá a suceder. Casi seguro.

Y poco más. Cuando a uno le falla la motivación y la chispa en cualquier ámbito del ocio lo mejor es dejarlo. Así de claro. Y eso es lo que pienso hacer: dejarlo. Afortunadamente, estoy implicado en otras cosas y no creo que dejar de escribir tonterías sobre cine me resulte traumático. Todo lo contrario.

Un fuerte abrazo, pues, para todos. Para los que me apreciáis, para los que me detestáis y también —por qué no— para los que no me conocéis. A los primeros, os echaré de menos. Y a los demás, pues nada, que os vaya bonito.
[Leer más +]
33 de 60 usuarios han encontrado esta crítica útil
Astucia de mujer
Astucia de mujer (1953)
  • 6,6
    297
  • Estados Unidos John Sturges
  • Barbara Stanwyck, Barry Sullivan, Ralph Meeker, Lee Aaker, ...
8
Menos es más
Y nunca mejor dicho, os lo aseguro: bajo presupuesto, corto metraje, sencillo guión… y ¡voilà! ¡héte aquí un peliculón como la copa de un pino! Tan pequeño en medios, duración y pretensiones como grande —inmenso, diría yo— desde un punto de vista eminentemente narrativo. El del cine como lenguaje. El del cine como inmejorable herramienta para contar historias. En este caso, el de un más que plausible incidente contado sin ninguna prisa y sin ninguna pausa y dotado, además, de unas dosis de intriga y suspense sencillamente acojonantes.

Ocho logradas estrellitas, pues, para una de esas semiolvidadas pelis que tanto apetece descubrir de vez en cuando y que viene a reforzar la teoría de que cualquiera de nosotros, en un momento dado, puede ser el inesperado protagonista de una dramática historia de incierto e imprevisible final. Como ésta, por ejemplo. “El gran carnaval”, de Wilder, pero al revés.
[Leer más +]
19 de 21 usuarios han encontrado esta crítica útil
El tren del infierno
El tren del infierno (1985)
  • 6,5
    4.046
  • Estados Unidos Andrei Konchalovsky
  • Jon Voight, Rebecca De Mornay, Eric Roberts, Kyle T. Heffner, ...
7
Un siete. Me explico…
Érase una vez un tren repleto de filmafiniteros con destino a Ninguna Parte. En el primer vagón iban los gafapastas, en el segundo los espectadores y en el tercero, los paletos. Durante el trayecto todos ven “El tren del infierno”.

En el vagón de los gafapastas no se oye ni un murmullo durante toda la peli. Obviamente, a todos les gusta pero como se trata de un trepidante thriller con acción, intriga y violencia por doquier ninguno de ellos se atreve a emitir ningún comentario positivo. Hasta el final, claro. Cuando comprueban, por los títulos de crédito, que la peli en cuestión está basada en un guión original de Akira Kurosawa. “¡Ya decía yo!” exclama la mayoría. Y aunque esa misma mayoría le hubiera cascado un 5 o un 6 como mucho a la peli de Konchalovsky, la imponente y etérea presencia de Kurosawa en los títulos de crédito eleva el coeficiente de corrección gafapastero hasta un más que loable 7.

En el vagón de los espectadores los murmullos de excitación se alternan con intervalos de silencio sepulcral. La peli tiene su miga y su tensión y los presentes la disfrutan y la valoran como se merece. Un 7, también. Ni más, ni menos. Sin coeficientes ni pollas en vinagre.

En el vagón de los paletos los murmullos de excitación se alternan con bostezos, con algún que otro abucheo y con risotadas estúpidas. “Bah —piensa la mayoría— No está mal… Pero se parece mucho a “Speed”. Y encima, más antigua”. El coeficiente de corrección paleto hace disminuir las 10 estrellitas de “Speed” hasta las 7 de “El tren del infierno”.

Moraleja: Que cada cual se suba al vagón que le dé la gana. Yo, por ejemplo, voy en el segundo. Pero lo que no admite duda es que ésta es una peli de 7. ¿Me he explicado con suficiente claridad?
[Leer más +]
30 de 47 usuarios han encontrado esta crítica útil
No tengo miedo
No tengo miedo (2003)
  • 6,7
    1.871
  • Italia Gabriele Salvatores
  • Giuseppe Cristiano, Aitana Sánchez-Gijón, Diego Abatantuono, Mattia Di Pierro, ...
7
A la italiana
Que los italianos son unos cracks tocando la fibra sensible del espectador no es ningún secreto. O no debería serlo, vaya. Lo sé yo, mi vecino y mi tía, la de Cuenca. Lo que me sorprende —y mucho— es que se me haya pasado por alto, hasta ahora, una peli como ésta. Una peli en la más genuina línea de los De Sica, Rossellini, Fellini, Tornatore o, por qué no, Benigni de toda la vida. Una peli cálida y dramática a la vez. Bien hecha, bien contada y con ese puntito de denuncia social y despiadada autocrítica que tanto se agradece de vez en cuanto.

No le adjudico mayor nota porque, obviamente, contiene fallos. Entre ellos, ciertas situaciones difíciles de creer y cierta autocomplacencia. Pero hay cine en ella. Cine, sudor, alegría, tristeza, amistad, complicidad, inocencia, miedo, naturalidad y mucha nostalgia. En una sola palabra: emoción. Y de eso se trata, amigos, de transmitir emociones. Algo que los cineastas italianos siempre han tenido muy claro.
[Leer más +]
23 de 27 usuarios han encontrado esta crítica útil
Devil Inside
Devil Inside (2012)
  • 3,7
    3.576
  • Estados Unidos William Brent Bell
  • Fernanda Andrade, Simon Quarterman, Evan Helmuth, Ionut Grama, ...
5
Ego te absolvo
Efectivamente, no es una gran película. Yo incluso diría que es malilla. O mediocre. En parte, porque no nos cuenta nada que no nos hayan contado ya una y cien mil veces en materia de exorcismos, posesiones, demonios y demás. Y en parte, también, porque su guión es flojillo y su verosimilitud (tratándose de un falso documental), más que discutible. Pero eso no quita que “Devil inside” te mantenga tensionado de la mitad de su metraje hasta el final y que las escenas protagonizadas por las dos o tres mujeres poseídas y el cura endemoniado resulten realmente espeluznantes. Y ahí quería llegar yo: “Devil inside” es más de lo mismo, sí, pero cumple su objetivo. Un objetivo que consiste en dar carnaza a los amantes de este tipo de pelis (entre los que me incluyo) y que —si no nos ponemos tiquismiquis— tampoco creo yo que sea, precisamente, para rasgarse las vestiduras. Entre otras cosas, porque los adeptos al cine de exorcismos, posesiones y demás normalmente ya sabemos a lo que vamos cuando nos disponemos a ver una de éstas. Y eso significa, impepinablemente, que ya sabemos que sus responsables intentarán acojonarnos con toda la liturgia y parafernalia vaticana habida y por haber y que —por mucho que nos joda— todo quedará, al final, en un simple y patético “deja vu” de “El exorcista”. Pero, bueno, si alguna secuencia consigue que hundas las uñas en la butaca o que resoples como un caballo percherón mejor será que una patada en los cojones, ¿no?

Cinco satánicas estrellitas, pues, para un modesto subproducto que nada aporta al género y que hasta puede llegar a ruborizar en algunos momentos pero que, aún así, alcanza ciertas cotas de tensión a lo “REC” o “The Blair Witch Project” y que, por consiguiente, merece —cuanto menos— mi absolución. In nomine Patris, et Filii, et Spiritus Sancti, Amén.
[Leer más +]
32 de 37 usuarios han encontrado esta crítica útil
Los otros
Los otros (2001)
  • 7,5
    146.138
  • España Alejandro Amenábar
  • Nicole Kidman, Fionnula Flanagan, Christopher Eccleston, Alakina Mann, ...
9
Forty years later
Quizás por su nacionalidad. O por su director. O por su protagonista. O por su presupuesto. O por su denostado género. O quizás, sencillamente, porque cuarenta años antes de ésta Jack Clayton ya había rodado “The innocents”. El caso es que, lamentablemente, “Los otros” es una peli que se ha llevado muchos palos. Demasiados, a mi juicio. Y precisamente por eso, aquí y ahora, me propongo defenderla.

Porque sí, señores, en este puñetero país todo el mundo sabe sacar pecho con el fútbol, con las playas y con el jamón. Pero cuando se trata de cine… Ay, Señor! Cuando se trata de cine todo el mundo calla. O peor aún, critica. Ya se trate de Almodóvar, de Médem, de la Coixet… o de Amenábar. Y tienen que ser los americanos, manda cojones, los que con su pasta y su merchandising pongan a cada cual en su lugar. En este caso, apostando por Amenábar. Un cineasta del copón que, con “Los otros”, demostró una vez más que sabe rodar, que sabe narrar, que sabe crear ambientes y atmósferas y, sobre todo, que sabe acojonar.

Nueve escalofriantes estrellitas, pues, para una de las mejores pelis de terror españolas de todos los tiempos que nada tiene que envidiarle a muchas producciones foráneas de relumbrón y cuya mejor virtud, precisamente, es rememorarnos —cuarenta años después— la magnífica peli de Clayton con sus mismos recursos, sus mismos efectos y sus mismos quilates.
[Leer más +]
43 de 49 usuarios han encontrado esta crítica útil
War Horse (Caballo de batalla)
War Horse (Caballo de batalla) (2011)
  • 6,5
    27.418
  • Estados Unidos Steven Spielberg
  • Jeremy Irvine, Emily Watson, Peter Mullan, Niels Arestrup, ...
7
Caballo ganador
Pastelito lo es un rato, de acuerdo. Pero “War Horse” también es emocionante, sentimental, espectacular y, sobre todo, entretenida. Ah, y bien construida, por supuesto. Tanto formal como narrativamente. Con reminiscencias de Capra, Ford y Lean para más datos. Sólo por eso se merece un siete y de sobras.

¿Qué además es sencillita, elemental y hasta pueril? No te jode… ¡pues claro! Spielberg sigue siendo el Rey Midas de Hollywood, el especialista número uno en cine comercial de calidad para toda la familia, para el lumpen cinéfilo, para el espectador de a pie. Y, lógicamente, el bueno de Steven apuesta por lo que mejor sabe hacer: entretener con dignidad. A la vieja usanza.

Quizás no arriesga, de acuerdo, pero a eso lo llamo yo apostar sobre seguro. Por el caballo ganador, vaya. Y a quién le pique, que se rasque. Agur!
[Leer más +]
21 de 26 usuarios han encontrado esta crítica útil
Drive
Drive (2011)
  • 7,2
    80.384
  • Estados Unidos Nicolas Winding Refn
  • Ryan Gosling, Carey Mulligan, Albert Brooks, Ron Perlman, ...
8
Once upon a time a taxi driver in a collateral pulp fiction of Mullholand drive
Posiblemente “Drive” no llegue al nivel de excelencia cinematográfica de “Taxi driver”, “Pulp Fiction”, “Mullholand drive” o “Hasta que llegó su hora”. Pero, a mi juicio, le falta poco. Muy poco. Y eso significa, incuestionablemente, que estamos ante un peliculón como la copa de un pino. Ante un peliculón que entremezcla muy hábilmente el thriller setentero con el western urbano crepuscular y el cine de autor y cuyo envoltorio formal me parece poco menos que impecable.

Así pues, si no le he adjudicado mayor nota es porque “Drive, según mi opinión, carece de ese puntito de genialidad que sí constatan las mencionadas pelis de Scorsese, Tarantino, Lynch o Leone. Pero ya por el sólo mero hecho de rozarlo (como ya hizo Mann con “Collateral”), vale la pena verla. Y si no, leeros las pertinentes críticas de Talibán, Quim Casals, Winnipeg o RandolphCarter. Cuatro colegas que perciben y explican las cosas mucho mejor que yo y que os darán, sin lugar a dudas, razones más que suficientes para valorar esta rara avis del cine contemporáneo en su justa medida.

Ocho raudas y veloces estrellitas, pues, para un magnífico cóctel de sinergias cinéfilas que devuelve la fe y la esperanza en el cine actual y que de la mano de Ryan Gosling ofrece —por si fuera poco— una interpretación de las que dejan huella. Y si no, al tiempo.
[Leer más +]
20 de 30 usuarios han encontrado esta crítica útil
A quemarropa
A quemarropa (1967)
  • 6,9
    3.471
  • Estados Unidos John Boorman
  • Lee Marvin, Angie Dickinson, Keenan Wynn, John Vernon, ...
8
La roca
A lo largo de mi vida cinéfila he visto infinidad de tipos duros, muy duros, en una gran pantalla. Tipos como Humphrey Bogart, James Cagney, Richard Widmark, Robert Mitchum, Marlon Brando, Jack Palance, John Wayne, Kirk Douglas, Robert Ryan, Clint Eastwood, Lee Van Cleef, Anthony Quinn, Charles Bronson, Chuck Norris, Bruce Willis, Harvey Keitel, Al Pacino, Sylvester Stallone, Joe Pesci, Ed Harris, Dolph Lundgren, Mickey Rourke, Jason Statham… Pero pocos, muy pocos, como Lee Marvin en “A quemarropa”. Un tipo al que dejan tirado con dos balazos en el vientre en una celda vacía de Alcatraz y aún tiene los santos cojones de lanzarse a las gélidas aguas del Pacífico para llegar nadando a la costa… y salvarse. Un tipo duro, sin duda. Una roca. Como Alcatraz, por cierto. Y casi tanto, también, como Charles Bronson, el hombre sin nombre de “Hasta que llegó su hora”. A mi juicio, el tipo más duro de la historia del cine. Un tipo con el que Walker (Marvin) comparte mirada, gravedad, contención, laconismo, frialdad, inclemencia… y hasta ausencia de nombre. En el caso de Walker, obviamente, de nombre de pila. Pero de nombre al fin y al cabo.

Dejando al margen la soberbia composición de Marvin, sin embargo, lo que más me fascina de “A quemarropa” son los destellos de gran cine que le imprime Boorman: su técnica narrativa a base de flashbacks, su cámara lenta a lo Peckinpah, su poderoso erotismo, su cuidada recreación de ambientes —a veces sórdidos y, a veces, elegantes— y, sobre todo, el incuestionable vigor de sus mejores secuencias (en especial la de las persistentes pisadas en la estación de metro, la de la irrupción de Walker en casa de su esposa vaciando el cargador en el humeante colchón matrimonial y la de Angie Dickinson abofeteando a un impávido Marvin hasta quedar absolutamente exhausta). Secuencias, todas ellas, que deberían figurar, a mi juicio, en cualquier manual cinéfilo de escenas para la posteridad.

Ocho rocosas estrellitas, pues, para un más que digno ejercicio de neo-noir que —pese a la innegable simpleza de su guión— me parece muy pero que muy recomendable para todos los que opinamos que el cine de autor y el de género nunca deberían haber reñido. “A quemarropa” es la prueba.
[Leer más +]
27 de 27 usuarios han encontrado esta crítica útil
Yo soy la Juani
Yo soy la Juani (2006)
  • 4,1
    14.065
  • España Bigas Luna
  • Verónica Echegui, Laya Martí, Dani Martín, Gorka Lasaosa, ...
2
Ya lo dijo Pujol...
Una de las peores lacras de Catalunya —además del paro, el expolio fiscal y esa resignada y servil actitud de nuestro gobierno autonómico hacia la España más rancia, retrógrada y reaccionaria— es, a mi juicio, la enorme indolencia, desprecio y rechazo que muchos de los jóvenes de nuestro país sienten y manifiestan hacia la tierra que les vio nacer. Jóvenes como la Juani, el Jonah, la Vane, la Jessi... Jóvenes a los que sólo les interesa salir de fiesta, colocarse y follarse a la tía con las mejores tetas o al tío con las mejores chocolatinas y cuyo bien más preciado es un coche tuneado con watios y caballos a tutiplén.

Quizás por eso mismo me parece patético y absolutamente lamentable el homenaje que, a través de este penoso bodriete, les orquesta Bigas Luna. En primer lugar, porque no se lo merecen. Y en segundo, porque una visión más crítica y realista acerca de esta sangrante problemática social hubiera sido, sin lugar a dudas, mucho más acertada. Pero si alguien la ha cagado de todas, todas, con este mondongo ha sido TV3 al haber tenido la poca vergüenza de emitirla doblada al catalán. No tan sólo porque me parece estúpido, ridículo e innecesario doblar al catalán una versión original (en castellano) perfectamente entendible en un país que habla, escribe y domina esa lengua a la perfección sino porque resulta a todas luces obvio que alterar de esa manera una peli cuya jerga (el castellano acharnegao) es uno de sus atributos más consustanciales constituye un disparate de magnitudes catedralicias.

Dos tuneadas estrellitas, pues, para una peli pueril, falsa y bochornosa hasta la náusea que causa —o debería causar— vergüenza ajena a cualquier cinéfilo de pro y que para nada representa, en cualquier caso, a los muchos catalanes de sangre andaluza, extremeña o murciana que adoramos nuestro terruño hasta las trancas. Yo mismo, por ejemplo, soy hijo de andaluz y me considero, por descontado, “més català que les anxoves de L’Escala”.

Ya lo dijo el Molt Honorable: “Necessitem catarres que es casin amb Jennifers” (“Necesitamos catalanes que se casen con Jennifers”).

Lo jodido será encontrarlos…
[Leer más +]
12 de 19 usuarios han encontrado esta crítica útil
Escalofrío en la noche
Escalofrío en la noche (1971)
  • 6,6
    4.757
  • Estados Unidos Clint Eastwood
  • Clint Eastwood, Jessica Walter, Donna Mills, John Larch, ...
7
La sincera, emotiva y angustiosa historia de un pichabrava arrepentido
Como si de un lamento o soterrada confesión se tratara, “Escalofrío en la noche” viene a ser una peli —si no autobiográfica— sí, al menos, muy cercana a una especie de radiografía novelada de lo que fue durante su juventud Clint Eastwood: un pichabrava irredento. O lo que es lo mismo, un tipo que se las cepillaba todas. Y si no todas, las que le daba la gana, vamos.

El peligro que conlleva ser un pichabrava radica, sin embargo, en que los ligues, a veces, pueden encapricharse de uno y hacerle la vida imposible. Como le ocurre al personaje interpretado por Clint y como le ocurre, por ejemplo, a Michael Douglas en “Atracción fatal”. Una peli que bebe cien por cien de ésta y que demuestra que cuando Adrian Lyne iba, Clint volvía.

Siete merecidas estrellitas, pues, para una opera prima a la que le perdono su previsibilidad, sus fallos en el montaje y la incontestable evidencia que Evelyn es un cardo borriquero de aúpa porque me parece una peli apabullantemente sincera, porque me parece tensa e inquietante hasta decir basta y porque incluye, por si fuera poco, uno de los mejores temas de la historia de la música romántica: “The first time ever I saw your face”, de Roberta Flack.

Ah, y también porque la dirige Clint, por supuesto. Faltaría más.
[Leer más +]
28 de 34 usuarios han encontrado esta crítica útil