arrow

Llegan sin avisar (1980)

Llegan sin avisar
Trailer
4,4
208
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Un cazador y su hijo son atacados cerca de un lago por una extraña criatura, cuyas armas son unas mortíferas lapas voladoras. Un grupo de jóvenes llegan al lago y encuentran una cabaña abandonada... ¿será su fin?. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Without Warning
Duración
89 min.
Guion
Lyn Freeman, Daniel Grodnik, Ben Nett, Steve Mathis
Música
Dan Wyman
Fotografía
Dean Cundey
Productora
Heritage Enterprises Inc.
Género
Terror Ciencia ficción Monstruos Extraterrestres
2
Todos tenemos un pasado
Mamarrachada importante en que se mezclan elementos de "Viernes 13" (los jóvenes perdidos, en medio del campo)," Alien"(por el origen alienígena de los bichos) y, por qué no decirlo, "El ETE y el OTO", por el guión lamentable, las interpretaciones penosillas y un final ridículo en el que, sin duda, los guionistas se encontraban bajo los efluvios del bourbon u otras sustancias cuando pergeñaron esa mala manera de concluir un filme.

Nos topamos por aquí a un Jack Palance en uno de esos papeles alimenticios que tanto protagonizó al final de su carrera (No reírse: hay que comer, muchachos), y a Martin Landau, del que se podría decir tres cuartos de lo mismo.

Y por último, señalar que uno de los jovenzuelos que padecen idiocia en grado superlativo es el hoy encumbrado David Caruso; ya saben, Horatio Caine, en CSI Miami. Y es que todos tenemos un pasado.
[Leer más +]
8 de 11 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Los pinitos de Horatio
Largometraje pobre y poco efectista que intenta emular, narrativamente hablando, a las invasiones extraterrestres del cine de serie B de los cincuenta con poca fortuna, pero con un cierto encanto de película “trash” para goce y disfrute de los más acérrimos del cine basura.

El filme de Greydon Clark cuenta la manida historia de un ser de otro planeta que viene a visitar la Tierra sólo para cazar algunos ejemplares de humanos, el mismo motivo por el que vendrá en 1987 otro extraterrestre, el “Predator”, pero mucho más imponente y peligroso que este humanoide cabezón (para más inri, ambos alienígenas están interpretados por Kevin Peter Hall). Sus armas son lo mejor de la cinta: una especie de babosas dentadas que se adhieren al desdichado humano y le succionan la sangre cual sanguijuelas.

Sin muchas pretensiones ni ganas de ser mínimamente coherentes, la película se mueve entre un “slasher” cutre con parejas de jovencitos incluida, y la ciencia-ficción más previsible y ligera que se puede esperar de una serie B.

En su reparto es donde más sorpresas se dan, ya que hace su debut un jovencísimo David Caruso, el famoso Horatio de “C.S.I.”. Pero además de la casi anecdótica participación de Caruso, tenemos nada menos que a dos pesos pesados de la interpretación, Jack Palance y Martin Landau, en unas actuaciones de saldo y muy lejos de aprovechar sus cualidades.

A pesar de los pesares, la cinta se hace medianamente entretenida y consigue despertar cierta curiosidad, que no emoción. Sólo para fans de la serie B cutre.
[Leer más +]
5 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil