arrow

El chiste (1976)

Añadir a listas
7
Homenaje a María Salerno
Si aceptamos pulpo como animal de compañía con más motivo puede considerarse "El chiste" como una película. En realidad no lo es o al menos no encaja con lo que imaginamos que es el cine. El caso es que se trata de una colección se sketches o chistes representados por una infinidad de personajes, intercalados de vez en cuando con humoristas o actores que nos cuentan una historieta o hacen alguna cosa para hacernos reír. De entrada no parece una combinación excesivamente prometedora, de hecho no esperaba gran cosa pero me movió la curiosidad por lo atípico de la propuesta. Pero luego resulta que te tronchas. Aunque algunos chistes eran malillos y otros ya los conocía, hay una buena proporción de divertidos o graciosos. Lo cierto es que no sé cuantos se narran pero yo anoté al menos unos 25 de los que te arrancan la carcajada y otros tantos que te hacen gracia. No daba crédito pero confieso que me reí mucho. Por destacar algunos de los mejores que recuerde, el de Quo Vadis, el del negro, el del loro, el del inventor de cortapuros o la aparición de Luis Sánchez Polack, Tip.

Todo esto está muy bien pero es que encima esta "película" me permitió descubrir a María Salerno, que es una de las actrices que se limita a contarnos cuatro o cinco chistes ante la cámara, con poca gracia, hay que reconocer. Cuando la vi me sorprendió su enorme belleza y de inmediato me puso a averiguar algo más de esta muchacha. Resulta que en su época, los años 70, creo que tuvo mucha fama o al menos lo suficiente como para que fuese reconocida por el gran público. Sin embargo a día de hoy yo creo que nadie o prácticamente nadie sabe quién o se acuerda de ella, lo que nos habla de lo relativa que es la fama y todo eso. Como supongo que no la conoceréis os informo que María Salerno, leonesa nacida en 1948, además de hacer unas 30 películas, ser una de las voces de la radionovela "Simplemente María" (1971-1974) y salir en revistas, fue azafata de "Un, dos, tres... responda otra vez" en su primera edición (1972-1973) y del popular "¡Señoras y señores!" (1974-1975). Poco más que añadir de esta obra, salvo que sale una extra rubia con unas botas blancas, que es ya la guinda.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil