arrow
Críticas de Reaccionario
Críticas ordenadas por:
Secretos de Estado (Serie de TV)
Secretos de Estado (Serie de TV) (2019)
  • 3,2
    160
  • España Frank Ariza (Creator), Rafa Montesinos, ...
  • Miryam Gallego, Michelle Calvó, Emmanuel Esparza, José Luis García Pérez, ...
5
Pocos secretos y menos estado
Resulta que la serie que comentamos se ha liquidado con un 3,1 de nota en la presente página y de cinco críticas actualmente existentes, cuatro le dan un uno y la última le concede un dos. Visto esto podría pensarse que se trata de un producto horroroso pero realmente no me lo ha parecido. Empezando por el principio, "Secretos de Estado" es una ficción que se desarrolla a lo largo de trece entregas, una especie de thriller político en plan americano pero cambiando la Casa Blanca por La Moncloa. Al principio parecía que iba a haber una continuación pero los malos resultados, ha perdido casi la mitad de cuota de pantalla para acabar en el 8%, los han dejado en lo que es.

Dicho lo cual, quien quiera ver un drama realista sobre el día a día de la política se va a llevar una decepción absoluta. Política cero, va más por el enredo criminal y amoroso pero con el añadido de centrarse en el presidente del gobierno de España, ficticio, aunque no deja de darle un aire a José María Aznar y no es la única similitud. En cualquier caso, promete mucho, sobre todo intriga, pero al final todo queda en una ensalada ligera de calorías, algunas tramas no funcionan o son estúpidas, pienso en la petarda hija de presidente, o se nota que todo se cierra de golpe. Aún así, es coherente, entretiene y te echas unas risas buscando los paralelos en la política real.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
De repente, un extraño
De repente, un extraño (1990)
  • 6,0
    6.012
  • Estados Unidos John Schlesinger
  • Michael Keaton, Melanie Griffith, Matthew Modine, Beverly D'Angelo, ...
4
De repente, un okupa
Después de "Su mejor amiga" (2011), seguimos con el thriller basado en una especie de psicópata o enfermo mental que tras una presentación muy prometedora acaba haciéndole pasar las de Caían al protagonista. En este caso, los protagonistas, una joven pareja que se hace con una casa para alquilar. Pero lo más llamativo es que el malo es un okupa, al que no hay quién pueda echar. Yo pensaba que en los Estados Unidos eran bastante más expeditivos con este tipo de situaciones por eso de la defensa de la propiedad y de hecho estrictamente este problema lo terminan resolviendo pronto. Pero como parece, en todos lados cuecen habas.

En cualquier caso, la película tiene como dos partes desiguales. En realidad, va de más a menos. Durante sus primeros cincuenta minutos se genera intriga y hay algún momento angustioso básicamente por asqueroso por la presencia de cucarachas. Pero en los siguientes, el trabajo realizado se va al garete, con una ridícula inversión de roles, el acosador acosado, con un final desastroso, ¿Quiere matarlos o sólo jugar?, y sobre todo con una indeterminación en cuanto a las motivaciones del villano. ¿Cuál es su plan?, ¿Cómo ha conseguido ganar 250.000 dólares con otro "trabajo"? Al final parece que sólo pretende dar por saco. Decepcionante.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
Su mejor amiga
Su mejor amiga (2011)
  • 3,9
    1.942
  • Estados Unidos Christian E. Christiansen
  • Leighton Meester, Minka Kelly, Cam Gigandet, Aly Michalka, ...
5
Leighton Meester Vs. Minka Kelly
Aquí tenemos un thriller adolescente que como a veces sucede en este tipo de productos, la crítica la vapulea pero luego consigue una taquilla respetable, la recaudación ha sido cuatro veces superior al dinero presupuestado. Ahora bien, ¿vale la pena esta "Su mejor amiga" o "Ronmate"? Pues yo diría que sí, aunque sólo fuera porque su director ha fichado a dos protagonistas que son dos chicas muy monas, Leighton Meester y Minka Kelly, mayormente conocidas por sus trabajos en televisión. Yo de todos modos me inclinaría por Leighton, tal vez porque tiene un aspecto como más dulce e infantil. Ojo también al parecido razonable con Alicia Silverstone.

Al margen del elemento femenino, la película gira sobre el argumento del acosador más o menos psicópata. De hecho, hay muchos títulos de este tipo, como "Atracción Fatal" (1987) u "Obsesionada" (2009), pero a la que termina pareciéndose como dos gotas de agua es a "Mujer blanca soltera busca..." (1992). Dicho esto, la película no aporta nada nuevo que no hayamos visto decenas de veces, es previsible e incluso tranquila, hay poca violencia o tensión. Con todo consigue ganarse nuestro interés. Un detalle final, ¿no os da pena la mala? A mí sí porque en realidad no lo es sino que está enferma. Con medicación y cuidados podría llevar una vida normal.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
El silencio de otros
El silencio de otros (2018)
  • 7,7
    2.328
  • España Almudena Carracedo, Robert Bahar
  • Documentary
2
El silencio de los franquistas
Como una pieza más del engranaje de la "Memoria Histórica" nos llega este documental de Almudena Carracedo y Robert Bahar, con el dinero principalmente de Pedro Amodóvar. "El silencio de otros" no sé si ha convencido al público, seguro que a parte sí por sus elogios, pero sí desde luego a la intelectualidad progre, que por cierto es casi toda. Así no sólo conquistó los halagos de los grandes medios de comunicación, sino el Goya y el premio del Festival Internacional de Cine de Berlín al mejor documental, entre otros muchos galardones, casi treinta. La obra nace al calor de la querella argentina por crímenes contra la humanidad por parte de los franquistas, presentada en el 2010. Y de ahí sigue hasta el presente tratando de sacar los trapos sucios de la dictadura, con todos los asuntos más mediáticos, desde la existencia de fosas comunes hasta los bebés robados pasando por las torturas de la Dirección General de Seguridad, todo contado con gran inexactitud. En realidad, son los mantras de la izquierda, con muchas caras de afligidas víctimas o familiares y con música triste para que empaticemos con ellas. Todo para mayor gloria de los republicanos. Irónicamente a los que se deja sin voz en este trabajo es a los franquistas, se les concede algo así como cuarenta segundos, así que el título alude objetivamente a estas personas. Con esto ya me he anticipado al principal rasgo de "El silencio de otros", el ser manipulador, parcial e históricamente nulo. Es decir, es propaganda pura y dura. Normal que luego la gente salga convencida de la maldad del régimen del 1936, es que se la está adoctrinando, operación en la que izquierda exhibe tanto sectarismo como ignorancia. Sin embargo, aunque se le pueden achacar más defectos, os lo sintetizo a continuación.

Primero, que al no contar bien las cosas crean monstruos y eso es que lo han hecho las izquierdas, inventarse el monstruo del franquismo. Por ejemplo, si no explicas que durante la Guerra Civil esos republicanos luchadores por "la democracia y la libertad", textualmente dicen, asesinaron a decenas de miles de derechistas, no podemos comprender a qué vienen las represalias posteriores, salvo a la pura maldad, ahí está el monstruo, de los fachas. Segundo, la Ley de Amnistía no fue una salvaguardia impuesta por los que venían de la dictadura, sino una exigencia de la oposición más radical. Por eso cuando se aprobó en 1977 el Partido Comunista votó a favor y Alianza Popular fue el único grupo que opuso absteniéndose. En total sólo hubo 2 votos en contra y 18 abstenciones. La clave es que los franquistas no se amnistiaban porque no había delitos que merecieran este perdón, al revés que los de la oposición democrática. Tercero y lo fundamental, el régimen de Franco no cometió crímenes de lesa humanidad, entendidos estos como "ataque generalizado o sistemático contra una población civil", artículo 7 del Estatuto de la Corte Penal Internacional. Si hubo un momento en que se acercó a realizarlos fue durante la Guerra Civil y la Segunda Guerra Mundial, en un contexto bélico muy difícil. Mas si fue así también los cometieron los republicanos y los aliados contra el nazismo. Pero lo que está claro es que después de los años cuarenta, la dictadura estuvo muy lejos de ejecutar esos crímenes, aunque aquí burdamente se la trate de meter en el mismo saco con Argentina, Camboya, Guatemala o Rwanda. Por eso todas estas querellas quedarán en nada pero no por impunidad sino por la ausencia de delitos de esta categoría.
[Leer más +]
4 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil
Territorio prohibido
Territorio prohibido (2009)
  • 5,9
    3.275
  • Estados Unidos Wayne Kramer
  • Harrison Ford, Ray Liotta, Ashley Judd, Jim Sturgess, ...
5
Una ¿terrorista? de quince años
"Territorio prohibido" es una película coral, en plan "Crash" (2004), que versa sobre la inmigración en los Estados Unidos. La fecha de estrecho fue a principios del 2009 pero se rodó a finales del 2007. La diferencia de un año y medio, aproximadamente, no sería muy relevante en otro contexto pero es que resulta que hay un cambio de administración en el 2008-2009, el paso de la de Bush a la de Obama. O sea que lo que aquí se está reflejando es la política de los republicanos, aunque me temo que la de los demócratas no fue muy diferente. En cualquier caso, la inmigración es uno de los tres o cuatro grandes temas del siglo XXI. En Estados Unidos en el 2017 había casi 50 millones de inmigrantes, entre legales e ilegales, la gran mayoría, superando el 15% de la población total norteamericana. Cada año un millón de personas cruzan sus fronteras con la intención de quedarse. Queda muy guay criticar a Trump pero me/os pregunto, ¿hasta dónde una sociedad puede, debe, le conviene o simplemente quiere acoger a personas de otros lugares? La política migratoria es una potestad de cada estado, es él quien decide no los que cruzan la valla o el estrecho. Por otro lado, la barra libre bajo pretexto de humanismo lo que hace es beneficiar a las mafias criminales, victimizar a los foráneos y de paso precarizar el mercado laboral autóctono.

Pues con estos antecedentes Wayne Kramer se adentra a esta cuestión pero con mucha prudencia, tanta que no queda claro cuál es su mensaje. De hecho, algunos espectadoras la entienden como "conservador" pero otros como buenismo progre. He leído que la película se inclina por defender que los que se portan bien, es decir, se adaptan a las leyes y normas de los Estados Unidos salen premiados y los que no son castigados. Algo de eso hay pero con varios personajes no se da en absoluto. En conclusión, me temo que Kramer no sabe qué decir, ni qué soluciones hay, limitándose a mostrar el sufrimiento de esta gente, faceta en la que consigue cumplir, y tratando de ser objetivo en lo demás. En realidad le ha salido un conjunto de peripecias, que como suele pasar en este tipo de obras, unas quedan mejor que otros. En concreto, la trama de mayor interés con diferencia es la de la supuesta terrorista de 15 años, Taslima (una Summer Bishil muy mona y jovencita pero que tendría 18 años). Es más, me parece tan buena su trama y tan conmovedora ella, que hubiera merecido una película propia. Se trata de una buena chica musulmana de origen bangladeshí, pero que en su confusión se acerca peligrosamente a la apología del terrorismo. Esta cría, en el fondo una víctima inocente, puede perderse y a nadie de la película le importa.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
El rostro de un ángel
El rostro de un ángel (2014)
  • 4,4
    834
  • Reino Unido Michael Winterbottom
  • Daniel Brühl, Kate Beckinsale, Valerio Mastandrea, Cara Delevingne, ...
3
El crimen que nadie cometió
No lo sabía pero resulta que la presente "El rostro de un ángel" es una reconstrucción calcada pero cambiando los nombres y la ciudad, Siena por Perugia, de un caso real ocurrido en el 2007 y que causó mucho revuelo por su combinación de muerte, sexo, drogas y una supuesta culpable como muy fotogénica. Estamos hablando de la estudiante británica Meredith Kercher asesinada en teoría por la norteamericana Amanda Knox, su compañera de piso. Pero después de dar más vueltas que una noria, entre declaraciones cambiantes y confusas y pruebas que aparecen y desaparecen, sirven o no valen para nada, que nos han llevado por varias condenas, absoluciones y revisiones de los tribunales italianos, Amanda Knox y su entonces novio, Raffaele Sollecito han acabado sido declarados inocentes. El único condenado es Rudy Hermann Guede pero como cómplice. ¿Pero de quién? De nadie, ya que Amanda y Raffaele han quedado como inocentes. Es un crimen que nadie cometió en tanto que sigue sin haber condenados y dudo que se acabe sabiendo quién o quiénes lo hicieron.

Como véis, el caso es de lo más atrayente pero por lo que parece a Michael Winterbottom no le interesa gran cosa. En total dedicará como cinco minutos a este brutal homicidio. En realidad, la película no va sobre esto sino, como alguien dice por aquí, de un director de cine que se encuentra en horas bajas. Pero también de lo crueles y sensacionalistas que pueden llegar a ser los medios de comunicación, de la imposibilidad de conocer la verdad, de lo que un hombre divorciado quiere a su hija, de que hay que pasar página y seguir adelante, de lo pintoresca que es Siena, de homenajear a Meredith Kercher, de que el amor puede llegar en cualquier momento, de lo interesante que es la obra de Dante, de los viajes tan raros que te puede producir la droga. En serie, es un trabajo que desvaría tanto que llegan a salir una especie de dinosaurios alucinógenos que devoran humanos. En resumen, la película falla porque su punto de partida es totalmente equivocado. En vez de centrarse en el crimen, sus continuos hilos argumentales la acaban convirtiendo en un batiburrillo desatinado e irrelevante.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
Forja de campeón
Forja de campeón (1986)
  • 4,9
    766
  • Estados Unidos Peter Markle
  • Rob Lowe, Cynthia Gibb, Patrick Swayze, Ed Lauter, ...
5
Hockey boxeo
De la mano de Peter Markle nos llega un drama juvenil centrado en el hockey sobre hielo, que tiene como punto fuerte el reparto de jóvenes promesas, Rob Lowe, Patrick Swayze y Keanu Reeves, en plan guapetes porque lo eran. En cambio la protagonista femenina, interpretada por Cynthia Gibb queda un poco en un segundo plano. El objetivo de la jugada es claro, seducir al público masculino con el deporte y al femenino con el reparto. Parece ser que salió bien la jugada, básicamente porque logró una recaudación, aunque no muy alta, se quedó en el puesto 57 entre las más taquilleras en los Estados Unidos, más que dobló la inversión realizada en la película.

Dicho lo cual, "Forja de campeón" tampoco es que sea para echar cohetes. La trama la hemos visto decenas de veces, el hockey no termina siendo importante y el guión no tiene muy claro por dónde quiere ir, dónde está realmente el conflicto. Llega un momento en el que en un giro completamente digno de "Ranma 1/2" (1989-1992), el héroe tiene que aprender a pelear, convirtiendo este deporte en una especie de hockey boxeo, que es un tanto flipado. Por lo demás, el largometraje transpira testosterona por los cuatro costados, todos son muy machos, muy competitivos y las hembras los aman y/o los desean. Un poco pasada de rosca pero aprovechable.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
La promesa
La promesa (2016)
  • 6,3
    2.032
  • Estados Unidos Terry George
  • Óscar Isaac, Charlotte Le Bon, Christian Bale, Shohreh Aghdashloo, ...
5
La democratización pasando por el genocidio
Ensombrecido por el Holocausto judío por parte de los nazis, aparece el genocidio armenio a cargo de los turcos, que se produjo unos 25 años antes, aproximadamente, de tal forma que no es muy habitual verlo reflejado y condenado en la gran pantalla. Con esta intención nos llega el último trabajo de Terry George, "La promesa", más o menos especialista en la materia después de su "Hotel Rwanda" (2004). De entrada, lo primero que llama la atención son los actores, entre los que sobresalen un buen número de españoles en papeles secundarios. Esto se debe a que se ha rodado casi íntegramente en España y aunque a alguno le pueda parecer irrelevante, a mí no me lo ha parecido. Quiero decir que se nota que no sólo no es Turquía, sino que es España, hay algo en el ambiente, en la luz, en la tierra, que delata a nuestro país, y esto me sacaba de la historia de vez en cuando. Pero siguiendo con el casting, por parte masculina pues vale, pero en cambio a la armenia Ana Khesarian (Charlotte Le Bon) la veo tirando a fea aunque se supone que es hermosa. Fallo en el reparto.

Pero vamos al meollo. La película tiene unos ingredientes fabulosos pero Terry George no les saca partido. Se supone que es un drama romántico y bélico pero en realidad acaba degenerando en una de aventuras pero de baja intensidad, apenas hay acción, con un triángulo amoroso a tres bandas que chirría constantemente. Es que sobra. Es más, "La promesa" ni siquiera ha podido convencerme a la hora de representar esta época genial y no digo ya cautivarme. Resulta todo como de postín, como que son un puñado de actores disfrazados de los años 1910 pero con las actitudes de los del 2010. No se ha captado para nada el espíritu de ese tiempo. En realidad "La promesa" peca de frívola, de tosca a la hora de representar a los turcos como simplemente malvados y especialmente de superficial al tratar toda la cuestión, desde la guerra al genocidio pasando por la política. Por ejemplo, conviene recordar que los verdaderos genocidas fueron los Jóvenes Turcos, que, oh casualidad, querían modernizar y democratizar el imperio otomano. En resumen, se deja ver y poco más.
[Leer más +]
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
Donde reside el amor
Donde reside el amor (1995)
  • 5,5
    2.725
  • Estados Unidos Jocelyn Moorhouse
  • Winona Ryder, Anne Bancroft, Ellen Burstyn, Kate Nelligan, ...
4
Desde luego aquí no
Cantaban los "Wet Wet Wet" hacia 1994 aquello de que "el amor está en todas partes", "Love Is All Around", dicho sea de paso una de mis canciones favoritas, pero a medida que veo más comedias o dramas románticas me convenzo más de que no es cierto, que el amor no está en todas partes, de hecho raramente aparece. Por lo menos está ausente en "Donde reside el amor", empalagosa título que traduce al libre albedrío el original inglés y bastante anodino de "How to Make an American Quilt". De todos modos, el nombre no se lo han sacado de la manga, pues la colcha que están haciendo es bautizada así por sus ancianas creadoras, "Donde reside el amor". Sea como fuere, se trata de una obra hecho por y para mujeres, dirigida (Jocelyn Moorhouse), escrita (Jane Anderson, a partir de una novela de Whitney Otto) y protagonista por féminas, en su gran mayoría (desde Anne Bancroft a Ellen Burstyn pasando por la protagonista, Winona Ryder). Esto en teoría no debería ser malo pero en la práctica supone un inconveniente, al menos para el espectador varonil, incapaz de captar su supuesta sensibilidad.

Dicho esto, "Donde reside el amor" tiene alguna virtud. Posee un tono cálido dulzón que no deja de ser agradable, el retiro campestre le sienta bien y el elenco femenino lleno de veteranas es todo un homenaje a la historia del cine. De todos modos, la más cautivadora es obviamente Winona Ryder, que estaba monísima y que de hecho es mi pretexto para ver la película. Ya he reconocido otras veces que era una de mis amores platónicos cinematográficos de mi niñez. Quizá por ella siga valiendo la pena acercarse a este largometraje pero en lo demás no termina de funcionar. El problema más grave que tiene es que, al igual que sus protagonistas, especialmente Finn (Winona Ryder), no sabe lo que quiere, ni lo que es el amor romántico o el sexual, ni lo que desean las mujeres, ni lo que pretenden los hombres. Es un verdadero cacao mental en el que ellas están lelas, perdidas y como consecuencia son estúpidamente promiscuas, aunque reconozco que en todo esto se limita a recoger la confusión que reina en el bello sexo gracias a las disparatadas teorías feministas que se llevan comiendo por obligación durante décadas.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
La conspiración (TV)
La conspiración (TV) (2012)
  • 5,8
    241
  • España Pedro Olea
  • Manuel Morón, Silvia Marsó, Jorge Sanz, Álex Angulo, ...
5
Mola lo justo
Si os acordáis de la polémica que se generó con la serie de "14 de abril, la República" (2011-2019), que estuvo retenida siete años en Televisión Española porque al gobierno del PP no le gustaba, eso dicen, con "La conspiración" ha pasado exactamente igual. Así que después de estrenarse en el País Vasco en la ETB en el 2012, en el resto de España hemos tenido que esperar al 2019 para que ahora el PSOE en el poder le dé vía libre, supongo que también para calentar el ambiente de cara a las elecciones del pasado 28 de abril, que han acabado ganando. Pero insisto en lo del Partido Popular. Si es cierto que ha retenido la película, todo indica que así es, es lamentable su actitud, no porque hayan recurrido a la censura, que en muchísimas ocasiones es muy conveniente, yo es que defiendo la censura, sino por hacerlo porque un trabajo se atreve a hablar de la Guerra Civil, aunque lo haga con tanto comedimiento como aquí lo hace Pedro Olea. Su manía de no querer mirar más allá del "pacto constitucional", que es cuando se creó el mundo según los peperos, produce vergüenza ajena. No me extraña que se estén hundiendo en las urnas.

Pero vuelvo a "La Conspiración", producto televisivo que narra el golpe de estado desde la óptica del general Emilio Mola (Manuel Morón, al que le veo algo parado en su interpretación). Como aspecto positivo, destaca su gran rigurosidad histórica y ecuanimidad, acercándose por este camino al documental, lo cual es bastante raro en nuestra ficción, y una ambientación bien cuidada. En contra, que la propuesta es muy poco ambiciosa, faltan medios y hay una carencia a la hora de rodar en exteriores. En el fondo Pedro Olea se mantiene firme al seguir los hechos documentados olvidando que una ficción requiere más elementos dramáticos de diversa índole, incluso ahistóricos, para seducir al espectador. En cualquier caso, "La conspiración" se deja ver, mola lo justo. Eso sí, ojo al detalle de que la mayor parte de los golpistas, como Mola, Cabanellas y Queipo del Llano, eran republicanos-demócratas. Esto es un factor fundamental que revela que el alzamiento no tenía como fin acabar con la República sino con el peligro, real, revolucionario. Fueron las diversas circunstancias que nos acabaron llevando, por fortuna, al régimen autoritario de Franco.
[Leer más +]
1 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
K-ON!
K-ON! (2011)
  • 7,0
    110
  • Japón Naoko Yamada, Yasuhiro Takemoto, ...
  • Animation
6
Más de lo mismo pero en Londres
Si eres de los que después del anime de "K-ON!" (2009) te quedaste con ganas de ver más de nuestras chicas de la "Hora del Té de la Tarde", a Mio, Yuy, Ritsu, Mugi, Azusa-nyan y compañía, estás de suerte porque en el 2011 nos llegó una continuación en forma de película. La novedad es que como van a graduarse en el instituto, toca hacer un viaje de fin de curso y después de algunas dudas, terminan viajando a Londres. Este se supone que es el argumento aunque realmente diría que más de la mitad del metraje lo pasan en Japón. De hecho, la idea principal del largometraje no es ésta sino el vínculo que tiene Azusa, que es un año menor y no se gradúa, con las demás.

Naoko Yamada y el resto de directores apuestan sobre seguro, así que no hay ningún cambio respeto a la serie original. Lo expuesto en mi crítica de aquélla nos sirve para ésta. Aunque aquí se ve y se oye a los padres y madres. En cualquier caso, las mismas personalidades, vivencias, equívocos, bromas, sentimientos tiernos y tono dulce. Esto está bien porque son unas niñas que son muy agradables de ver pero se sigue echando en falta que salgan de la burbuja. En el fondo es todo tan meloso, plano e intrascendente que la entrega carece prácticamente de trama: al que conozca "K-On!", le puede resultar un tostón. A los que sí, pues es más de lo mismo. Suficiente.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
Maid Sama! (Serie de TV)
Maid Sama! (Serie de TV) (2010)
  • 7,1
    426
  • Japón Hiroaki Sakurai
  • Animation
5
Más allá del Maid Café
Nos llega de Japón el anime "Kaichō wa Maid-sama!", que es la versión televisiva del manga homónimo creado por Hiro Fujiwara, que aunque tiene nombre de varón es una mujer. Son sólo 26 capítulos y aunque el cómic se siguió publicando hasta el 2013, el final de los dibujos no se ve como precipitado, sino que es lógico. Eso sí, no terminan de aclarar todo lo que extrañamente se muestra en uno de los endings, es decir, la historia de Usui. En cualquier caso se trata de un shojo, o sea, comedia romántica especialmente dedicada a las chicas adolescentes, en el clásico ambiente de institutos. Aunque lo que más llama la atención es que la trama se desarrolla a partes iguales entre el colegio y un Maid Café, porque la protagonista trabaja allí. Así que podría pensarse que "Kaichō wa Maid-sama!" es un pretexto para sacar a jóvenes vestidas de uniforme pero aunque en parte es así, hay algo más. Se supone que estamos delante de una gran historia amorosa, como atestigua el nada despreciable 7,1 que se lleva aquí de nota media esta obra.

Dicho esto, el anime tiene sus puntos fuertes y sus débiles. Para empezar, la historia aunque básica al menos existe y es razonable. Sin embargo, lo mejor que tiene es que en general es divertido, gracias también a una serie de personajes con demasiado tendencia a lo surrealista, aunque me parece que en los últimos capítulos se vuelve menos gracioso. Ahora bien, donde termina flaqueando es en los protagonistas y en el romance. Resumiendo, Misaki va de chica fuerte y feminista pero termina siendo bruta, desagradable, gruñona y violenta. Por su parte Usui va de tan perfecto que le coges manía. Además es un pesado de campeonato, alternando entre ameba y conquistador "chulo playa". En este terreno peca de una irrealidad y una exageración escandalosa. En el fondo, el gran problema del anime es quiere dar alas a las fantasías femeninas del "príncipe azul perfecto", cayendo en una "relación" vacía, poco natural, que no avanza no sé muy bien por qué y llena de cliches y de momentos moe, que son más bien vergonzosos.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
El último emperador
El último emperador (1987)
  • 7,2
    48.607
  • Reino Unido Bernardo Bertolucci
  • John Lone, Peter O'Toole, Joan Chen, Ruocheng Ying, ...
5
El error conceptual de Bertolucci
Aquí tenemos unos de los títulos más laureados del cine de los años ochenta, "El último emperador", película que narra la vida de Pu Yi (John Lone), el que fuera el último monarca de la China, contada por el mismo en un libro autobiográfico. Concedamos que el trabajo de Bernardo Bertolucci es apabullante en su sentido técnico, visual y auditivo. El director italiano tiene un estilo de hacer cine que digamos que se recrea en todos los sentidos, sin perder por ello ese toque verista casi documental. Por ese motivo este largometraje por momentos puede ser un espectáculo grandioso, en concreto algunas escenas de principio y el ambiente de los años treinta es lo que más me ha atraído. No en vano, de los nueve Oscars de la Academia que logró, por lo menos cinco lo fueron por estos apartados: mejor fotografía, banda sonora, diseño de producción, vestuario y sonido. Pero ahora bien, ¿es realmente buena? Muchos alegarán que por supuesto, de ahí al Oscar a la mejor película, además de al director, guión adaptado y el montaje, pero a mí me iba gustando menos a medida que pasaban sus muchos minutos.

Dejando al margen esta narración no lineal que la perjudica porque la destripa, el error más grave de la obra es conceptual. Es decir, qué me quiere contar. "El último emperador" no es la historia de la caída de un hombre del paraíso al infierno, ni tampoco la de un país. Ni siquiera las luces y sombras de este periodo histórico. Todo esto hubiera sido apasionante pero apenas sale porque no le interesa a Bertolucci. Lo que me quiere explicar es la vida de un hombre que siempre ha estado preso. Que haya sido el soberano absoluto de un reino fabuloso o que haya vivido una época totalmente fascinante, llega de guerras, revoluciones, luchas políticas y convulsiones de todo tipo son cuestiones irrelevantes. Por eso Bertolucci apenas trata esto, dedicando entonces el tiempo a explicarnos el "encarcelamiento" del héroe. Esto convierte de hecho a su película en un antidrama, completamente falto de épica, de garra y de pasión, porque lo que debería ser la decadencia absoluta de una persona o de China, porque viene a ser lo mismo, se convierte en lo contrario, en una especie de ascensión. Si hasta se lo tiene que agradecer.
[Leer más +]
2 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
Cegados por el deseo (Closer)
Cegados por el deseo (Closer) (2004)
  • 6,7
    46.113
  • Estados Unidos Mike Nichols
  • Julia Roberts, Jude Law, Natalie Portman, Clive Owen, ...
3
Empezamos mal con el casting
Aquí tenemos un drama romántico que bien podría ser una obra de teatro pues se sustenta básicamente en los diálogos que entablan cuatro personajes, interpretados por cuatro actores de bastante renombre. Y aquí comienza el primer problema, que para estos tipos y tipas, se requiere a otro tipo de intérpretes. La única que se salva es Natalie Portman, que se supone que es una chica mona y ella realmente lo es. Sin embargo me temo que Jude Law y Clive Owen son demasiado seductores como para dar vida a unos pringados como los que dibuja Mike Nichols. Aunque el peor error es el de Julia Roberts. No hay manera de que resulta creíble el enamoramiento masculino ante esta mujer de reducido atractivo físico, aunque ellos mientan diciendo que "eres preciosa" o "estás más buena que el pan", y nulo encanto personal. Es una piedra. Pero no penséis que sendos varones tienen un calentón y punto, no qué va, que se quedan pillados hasta llorar por las esquinas o acosarla durante años. Qué vergüenza da el peloteo que le hacen a la Roberts.

Que no digo que esta película con, por ejemplo, Jessica Alba en el papel de Julia Roberts fuera buena, sería igualmente pomposa y cargante, pero al menos ganaría en credibilidad. De hecho, este es uno de los puntos flacos de "Closer", que las cosas suceden porque lo dice el guionista sin que veamos nada, entre otras cosas porque la película da unos saltos mortales por medio de elipsis que son terribles. De una escena a otra, han pasado a lo mejor varios años. Pues como decía, según este libreto los personajes aman, se enfadan, sienten celos, se pelean, se reconcilian, se encaprichan y se separan porque sí. No hay nada de trasfondo humano pero eso sí un lenguaje soez, que es lo que diferencia la obra maestra de la vulgar, según los entendidos. Con esa falla en la construcción de los personajes y sus motivaciones, lo que vemos es una pataleta continua entre un tonto, un obseso sexual, una pasiva-agresiva que al final descubrimos que está flipada y Julia Roberts, que se interpreta a sí misma, y que no se mete para nada en la trama, solo pasaba por allí.
[Leer más +]
1 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
El círculo secreto (Serie de TV)
El círculo secreto (Serie de TV) (2011)
  • 5,6
    916
  • Estados Unidos Kevin Williamson (Creator), Liz Friedlander, ...
  • Britt Robertson, Thomas Dekker, Shelley Hennig, Phoebe Tonkin, ...
6
El círculo espera una continuación
Ya han pasado ocho años desde que comenzara esta serie, siete desde que concluyó, así que va a ser casi imposible que nos salgan con una continuación. Pero realmente la historia te lo pide porque al acabar el último capítulo de su primera y única temporada deja las cosas la mar de interesantes. Una pena que no continuara "El círculo secreto". Mientras tanto podemos disfrutar de 22 episodios de una serie sobrenatural adolescente, de un estilo bastante parecido a la de "Cazadores de sombras" (2016-), de hecho hay varias similitudes argumentales, también diferencias. Lo que sucede es que allí son shadowhunters y aquí son unos brujos y brujas.

La serie empieza fuerte pero como aducen algunas críticas con el paso de las entregas se va estancando. De hecho no llega a ser tan espectacular como imaginabas. No obstante, la intriga se mantiene y siempre hay giros que hacen que sea entretenida de ver. En síntesis, la combinación de magia, demonios, misterios y cazadores de brujos, todo en un ambiente teen, con sus diversos romances, resulta lo suficientemente atractiva. Y hablando de esto, al principio empecé a ver la serie por Phoebe Tonkin pero lo que me conquistó como al segundo capítulo fue Diana (Shelley Hennig), una chica muy mona, dulce, buena, con clase y responsable. Un encanto.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
Van Damme's Inferno
Van Damme's Inferno (1999)
  • 3,3
    4.946
  • Estados Unidos John G. Avildsen
  • Jean-Claude Van Damme, Pat Morita, Danny Trejo, Gabrielle Fitzpatrick, ...
4
Se queda más bien en purgatorio
Aquí tenemos la que es la última película de John G. Avildsen, el director de "Rocky" (1976) o "Karate Kid" (1984), aunque el protagonismo se lo lleva con claridad Jean-Claude Van Damme, que directamente da nombre de forma extraña al título de esta obra. En cualquier caso, se trata de una especie de western actualizado con claras reminiscencias a "Los siete magníficos" (1960) o a "Un puñado de dólares" (1964). De hecho más adelante se hace una referencia a esta última por medio del largometraje de Akira Kurosawa de "Yojimbo" (1961), la original japonesa de la de Sergio Leone.

En cualquier caso, viendo los antecedentes podría pensarse que "Van Damme's Inferno" es una buena película pero realmente no lo es. Empieza de una forma un poco cutre y aunque en algún momento parece que va arrancar y Van Damme se va a poner a pelear, en realidad esto casi nunca pasa, lo cual es un grave problema. En el fondo, la historia es mala, el desinterés alto y los comportamientos de los personajes demasiado flipados como para que te la tomes en serio. Eso sí, por momentos es graciosa, Van Damme seduce al personal y hay algún corte musical de Bill Conti precioso.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
14 de abril, la República (Serie de TV)
14 de abril, la República (Serie de TV) (2011)
  • 5,6
    793
  • España Jordi Frades (Creator), Virginia Yagüe (Creator), ...
  • Félix Gómez, Verónica Sánchez, Alejo Sauras, Lucía Jiménez, ...
5
Entre la censura y la propaganda
Spin Off de la popular serie "La señora" (2008-2010), que como indica su título se enmarca temporalmente durante la Segunda República, entre 1931 y 1936. Lo del año es importante porque finaliza justo cuando se produce el golpe militar, dejándolo todo en el aire. En cualquier caso, hemos tenido que esperar siete años, del 2011 al 2018, para ver la segunda y última temporada de "14 de abril, la República", al parecer porque no gustaba al Partido Popular en el gobierno. Y la duda viene si esta oposición ha llevado a modificar el planteamiento de la serie, porque existen algunas diferencias importantes entre la temporada inicial y la final. Claramente la ficción va de más a menos. A grandes rasgos, en la primera entrega iban mucho más despacio, toda ella transcurre en el mismo 1931, se mostraba más neutral ideológicamente y los personajes resultaban creíbles. De hecho algunos eran casi fascinantes, pienso en Hugo de Viana (Raúl Peña) o Amparo Romero (Marta Belaustegui). Sin embargo en la reanudación, el cuadro se va descomponiendo.

Además de la deriva política, de la que hablaré luego, desde el punto de vista cinematográfico, su peor defecto es que va con unas prisas enormes, cinco años en 17 capítulos, a lo que hay que añadir el olvido de varios personajes importantes, de los que no se vuelve a saber o desaparecen. A ver, la serie no está mal, entre otras cosas porque refleja un período histórico apasionante, hay una acertada mezcla de romance y drama histórico con constantes enredos, y la ambientación no es mala aunque la pobreza de medios es notoria. Pero había posibilidades de hacer algo realmente grandioso y no han tenido ni valor, ni paciencia, ni dinero, ni conocimientos para hacerla. O la corrección política lo ha impedido. La serie tenía que concebirse como una especie de prolegómeno para la Guerra Civil, explicarnos la deriva de sus personajes sin caer en el maniqueísmo al que finalmente sucumbe, hasta acabar en el enfrentamiento bélico y contarnos éste hasta el final en 1939. Esto es importantísimo, no se puede finalizar de golpe y porrazo el 18, 19 o 20 de julio de 1936.

Dicho esto, vamos al contenido doctrinal de este producto de Televisión Española. De entrada, no se muestra demasiado riguroso históricamente. Es decir, no es un desastre pero en cada capítulo te encuentras con cuatro o cinco errores o inexactitudes propias de la propaganda política. He leído que, al menos en la primera temporada, Ángel Bahamonde fue asesor histórico de la obra pero se ve que han pasado de él o éste de aquella. De hecho no sale ni en los créditos ni nada lo que revela la superficialidad de la colaboración. Qué envidia me dan los franceses cuando en "Una aldea francesa" (2009-) fichan a Jean-Pierre Azéma, uno de los máximos expertos en la Francia de Vichy y la Segunda Guerra Mundial, como asesor histórico y lo ponen en los créditos, para dar prestigio a su producto. Claro, que esto obliga a ser rigurosos del tal modo que en las cuatro temporadas que he visto aún no he detectado ni un solo fallo, y a no hacer propaganda política, que es lo que les interesa en el fondo a los progres en España. Allí es que sí se respeta la historia.

Pero vuelvo a la televisión. Los fallos existen pero la gran mayoría no son inocentes sino que se dan porque la serie quiere convencernos de uno de los grandes mitos que lleva varios años circulando por ahí: la existencia de una tercera España formada por republicanos muy buenos y muy demócratas ellos, víctimas del extremismo de izquierdas y de derechas. Esta operación se concreta aquí poniendo a todos los derechistas y a algunos izquierdistas malos, y todos los protagonistas enteramente positivos como republicanos ideales. Pero aún hay otra jugada. Como denunciamos los excesos de un bando y del otro, pero resulta que el revolucionario era bastante peor, lo que hacemos es camuflar sus crímenes e inventarnos los de las derechas. Uno de sus argumentos, por ejemplo, es que la violencia de la izquierda era una legítima defensa ante las agresiones de la derecha cuando históricamente fue al revés. De hecho el socialismo o el anarquismo llevaban décadas matando, mucho antes de que el fascismo pudiera ser ni imaginado.
[Leer más +]
0 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
Londres: Distrito criminal
Londres: Distrito criminal (2013)
  • 4,1
    484
  • Reino Unido George Isaac
  • Gabriel Byrne, Rufus Sewell, Toby Stephens, Elsa Pataky, ...
4
Esta ciudad no es para mí
Rememorando a aquella de Paco Martínez Soria del año 1966. En cualquier caso, tenemos aquí un presunto thriller, una de atracadores y policías en un escenario europeo, mejor británico, mejor londinense para ser más exactos. La película así de entrada pues parece atractiva, es un género que resulta, a lo que hay que añadir un reparto popular, encabezado por Gabriel Byrne y Rufus Sewell. Por su parte Elsa Pataky aparece así como en tres escenas y un par de minutos. A propósito, que Julian Sands y Elsa Pataky han vuelto a coincidir desde aquella de "Romasanta" (2004), donde Elsa estaba más guapa. Aquí no me ha gustado. Los años y la cirugía plástica.

Sea como fuere, "Londres: Distrito criminal" empieza con ritmo, los escenarios llaman la atención, la trama parece jugosa y hay algunas escenas de acción pero en conjunto la película no funciona. Los personajes ponen cara de ser interesante lo que hacen y la música ayuda, si bien le han dado por copiar por momentos la banda sonora de "Drácula" (1992) lo que me desconcertaba por completo, pero en realidad no lo es. La trama tiene el grave inconveniente de ser liosa y con demasiados frentes. George Isaac ha querido hacer algo coral pero se queda en un conjunto de escenas mal hilvanadas que no van a ningún lado. Ni siquiera la acción es buena. Flojilla.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
American Pastoral (Pastoral americana)
American Pastoral (Pastoral americana) (2016)
  • 5,5
    1.729
  • Estados Unidos Ewan McGregor
  • Ewan McGregor, Jennifer Connelly, Dakota Fanning, Peter Riegert, ...
6
El fin de la idea de felicidad
Ewan McGregor da el salto al otro lado de la cámara como director, sin renunciar a su faceta como actor, con su ópera prima, si descontamos aquel documental que rodó en el 2007. "American Pastoral" es la adaptación cinematográfica de la novela homónima publicada en 1997 de Philip Roth, uno de los escritores norteamericanos más importantes del siglo XX. Vaya por delante que no conozco ni el libro ni al autor, así que mi crítica versa exclusivamente sobre la película. ¿Y de qué va esta? Pues de la destrucción del sueño americano a través de una familia conservadora, desde los años cuarenta a los setenta del pasado siglo XX. Sin embargo, me resulta más universal, inquietante y profunda. No es el fin del sueño americano sino de cualquier sueño. Es decir, la misma idea de felicidad. Los Levov tienen todo lo que se creía que daba antaño la felicidad: héroe de guerra y empresario modelo él, ella reina de la belleza, un marido estupendo, una mujer envidiable, una buena vida en un país rico y seguro. Amor, dinero, familia, religión, patria, éxito social, belleza. Pues nada de esto nos sirve ahora.

"American Pastoral" tiene evidentemente sus fallos. El principal es que los personajes no están lo suficientemente desarrollados como para que nos resulte creíble su evolución. Parece como que vamos dando saltos y entre época y época, aunque nunca nos dicen en qué año estamos, cosa que siempre me molesta, nos vamos encontrando con sorpresas. Se ve McGregor no ha sabido plasmar la complejidad de la novela, aunque inevitable las dimensiones de ésta obligan a cortar y dejar muchas cosas fuera. Sin embargo, la película tiene un gran mérito, que consiste en golpearte con el cambio generacional y de un modo brutal. Esta idea siempre me ha preocupado, qué demonios sucede para que los hijos enloquezcan revelándose contra sus padres y todo su mundo. Esta es la historia precisamente también de las revoluciones liberales, el nazismo, la revolución rusa y como no, ese movimiento contracultural y radical, creo que poco estudiado, que explotó en la segunda mitad de los años sesenta, mayo de 1968, y que aunque pudo ser frenado en parte de los setenta, cambio nuestro mundo para siempre.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
La ciudad de las estrellas (La La Land)
La ciudad de las estrellas (La La Land) (2016)
  • 7,5
    50.766
  • Estados Unidos Damien Chazelle
  • Emma Stone, Ryan Gosling, John Legend, Rosemarie Dewitt, ...
4
Ya no hay lugar para el amor
Pues aquí tenemos la que pudo ser la gran triunfadora del 2016, a pesar de que la taquilla no fue demasiado generosa con ella, algo más de 446 millones de dólares recaudados para quedarse en el puesto 17 a nivel mundial. Sin embargo se llevó seis Oscars, aunque le arrebataron, nunca mejor dicho, el de Mejor Película, a lo que hay que añadir una retahíla de buenas críticas. Pero antes de seguir, como "La La Land" o "La ciudad de las estrellas" se trata de un musical, me pregunto, ¿Por qué este género cinematográfico tiene que emplear una música pastelosa y unos números musicales tan irreales? Es decir, que la gente se ponga a bailar por la calle sin venir a cuento. A mí esto siempre me ha parecido hortera. ¿Por qué no hacer un musical realista? Si no recuerdo mal "Fama" (1980) lo era y si hablamos de las canciones, "Grease" (1978) tenía una banda sonora impresionante, con temas que puedes escuchar perfectamente en la radio porque es pop o rock de los años 50 y del bueno. Sin embargo, aquí no hay ni un número que puedas tararear o recordar, sino más bien sufrir con hastío hasta que concluya. Además, es bastante evidente que la pareja de bailarines aficionados como Emma Stone y Ryan Gosling está a varios años luz de genios de la danza como Fred Astaire y Ginger Rogers, Gene Kelly y Cyd Charisse o incluso Olivia Newton como cantante y John Travolta.

Dicho esto, el mayor problema del largometraje no es su concepción como musical de toda la vida, ni su cursilería evidente, ni siquiera la de los falsos bailarines y cantantes protagonistas. No, lo peor es que se trata de una obra vacía, lleno de tópicos y que se desarrolla con la monotonía de las estaciones del año a las que aquí se aluden. Damien Chazelle privilegio de lejos la forma sobre el fondo, muchos actores, largos planos secuencias, vestuario de colores o diseño de producción nostálgico. Pero lo que es la historia, eso es lo de menos. Lo que importa es la forma, no lo que se dice. Esta es la herencia de Derrida y compañía. Pero hay algo aún peor: que ésta no es una historia de amor. O mejor dicho, es una forma de concebir el amor de un modo antiromántico. Como decía Giddens, se trataría de un amor confluyente. Es decir, personas que se conciben de forma individual, con su vida y sus proyectos, que en un momento dado "confluyen" por interés pero que pueden separarse en cualquier momento. Nula pasión, idealización o implicación emocional. En el fondo se estorban para seguir sus "sueños". En una de las conversaciones más importantes de la película ella le acusa de abandonar los suyos y él le sale con cualquier respuesta, relevando que ella no es su sueño, ni él tampoco el de ella. Actuar y el jazz sí, el éxito sobre todo. Pero el amor, no hay lugar para él.
[Leer más +]
2 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil