arrow

Infierno en el pacífico (1968)

Infierno en el pacífico
Trailer
7,0
2.409
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), los dos únicos supervivientes de una batalla naval, un soldado norteamericano y un oficial japonés, se ven obligados a convivir en una isla desierta del Océano Pacífico. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Hell in the Pacific
Duración
103 min.
Guion
Alexander Jacobs, Eric Bercovici
Música
Lalo Schifrin
Fotografía
Conrad Hall
Productora
Selmur Productions / Henry G. Saperstein Enterprises Inc.
Género
Drama II Guerra Mundial Supervivencia
9
El genio llamado John Boorman
Boorman es un genio. Lo saben en el Pacífico, en los montes Apalaches, en la corte del Rey Arturo y en el Ulster. En pocas ocasiones (no recuerdo ninguna pero alguna habrá) la camaradería y la guerra han sido mostradas de una forma tan brillante, humana y simple como en esta película.

Los dos actores estaban en su edad dorada. Las interpretaciones que nos brindan son de quitarse el sombrero. El ritmo que tiene Infierno en el pacífico es trepidante, a pesar de relatarnos las peripecias de los dos únicos náufragos que hay en la isla. Parece una adaptación libre de Robinson Crusoe pero con Viernes reconvertido en un japo con muy mala leche que te putea a conciencia. Las relaciones entre los dos soldados comienzan como deben y terminan como esperamos, pero todo envuelto en una belleza frustrante, la de la incomunicación oral y la del recelo mutuo.

El final es abrupto y conciso pero no exagerado. Queda bastante bien bajo mi punto de vista. Por cierto, la meada que le dedica Lee Marvin a Toshiro Mifune es de las que hacen época. Una película magistralmente realizada y un tiempo bien gastado.
[Leer más +]
39 de 51 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Una cinta a reivindicar
La segunda cinta de Boorman introdujo la que iba a ser una constante en su cine: sentido del ritmo, excelente fotografía, escenarios naturales, riesgo con cada nuevo proyecto, y también una tendencia a lo reivindicativo y pretencioso que no siempre le salió bien.

En esta ocasión Boorman contó de nuevo con su amigo Lee Marvin (el hombre que le abrió las puertas de Hollywood) para contar el drama de dos soldados de bandos (y culturas) opuestos obligados a convivir en una isla desierta.
Es innegable la originalidad y las posibilidades del planteamiento, y a mi juicio Boorman pasa la prueba con un resultado más que digno.

“Infierno en el Pacifico” ha ganado muchos enteros desde que se estrenó. Posee una plasticidad admirable (buenos encuadres y fotografía en general, obra de Conrad Hall, que supo extraer toda la hermosura de las Islas Palau) y, pese a tener bajones de ritmo, contar con una estructura lineal y clara, de gran amenidad, y apoyada en las sólidas interpretaciones de Mifune y Marvin consiguen hacer el resto, configurando un relato delicioso que posee escenas que se gravan en la retina a fuego (la carga bajo la lluvia, por ejemplo).

Hay que añadir el que final (impuesto por los productores) es abrupto, torpe y desmejora el conjunto. Ya se puede ver el final original pensado por el director, igual de devastador pero menos efectista.

Ya me gustaría que las películas de hoy día fuesen la mitad de buenas que ésta.
[Leer más +]
15 de 16 usuarios han encontrado esta crítica útil