arrow

Orphan Black (Serie de TV) (2013)

Sinopsis
Serie de TV (2013-Actualidad). Sarah (Tatiana Maslany) es una mujer huérfana que es testigo del suicidio de una chica que es idéntica a ella. Sarah decidirá asumir su identidad, cuenta bancaria, hogar y demás… sólo para encontrarse en medio de una tremenda conspiración con clones de por medio. (FILMAFFINITY)
Director
  Ver todos los directores
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Canadá Canadá
Título original:
Orphan Black (TV Series)
Duración
45 min.
Guion
John Fawcett, Graeme Manson, Alex Levine, Kim Coghill, Andrew De Angelis, Jeff Detsky, Adam Higgs, Bob Mackowycz Jr., Elize Morgan, Peter Rowley, Rebecca Sernasie, Chris Roberts, Tony Elliott, Alexandra Mircheff, Hannah Cheesman, Lynn Coady, Renée St. Cyr, Nikolijne Troubetzkoy, Aubrey Nealon, Karen Walton, Russ Cochrane, Anika Johnson, Barbara Johnston, Will Pascoe, Sherry White, Kate Melville, Peter Mohan, Greg Nelson
Música
Trevor Yuile
Fotografía
Aaron Morton
Productora
Coproducción Canadá-EEUU; BBC America / Space / Temple Street Productions
Género
Serie de TV Ciencia ficción Intriga Drama Acción Policíaco
7
La serie revelación del 2013
Olvídese de “Utopia” y su perfección fotográfica a lo novela gráfica y banda sonora molona calculadas para epatar a los más escépticos. Olvídense de los anunciados carros catódicos de combate proporcionados por “The Americans” y “House of Cards”… que fortalecerán las pantallas de legiones de seriéfilos. Recuerden, eso sí y por un momento antes de olvidarla de nuevo, a la cancelada “Ringer” con Sarah Michelle Gellar… Imagínese que un par de guionistas revuelven, revientan y mutan una historia de dobles idénticos y de robos de identidades en una en una espiral repleta de conspiraciones, acción, impecable ritmo, secretos, cliffhangers, thriller, humor, drama, erotismo, ciencia ficción con estética cyber-punk a confirmar y, por supuesto,… ¡clones! Graeme Manson fue uno de los autores del guión una película de culto como “Cube” y John Fawcett originó con su historia otra de las películas queridas del los seguidores del género: “Ginger Snaps”. Juntos han creado con la ayuda de BBC America “Orphan Black”, que sin comerlo ni beberlo se ha elevado a una de las ficciones más entretenidas y relevantes vistas en tiempo.

Desde un inicio, que podría desembocar a que toda la serie fuera un sueño (o pesadilla), el sofisticado y genial pastiche explota con la primera de las revelaciones que recibirá su protagonista, una huérfana ladrona siempre metida en turbios y delictivos asuntos. Ver como un clon tuyo se suicida delante tuyo no se ve todos los días. Tampoco que adoptes, por necesidades económicas de vida o muerte y para poder recuperar a tu hija, su identidad y acabes descubriendo que era una policía investigada por asuntos internos. El carrusel neo-hitchcockiano está servido y todo se va enredando capítulo a capítulo, bordeando el ridículo y la credibilidad en muchas ocasiones, alcanzando clímax socarrones cargados de humor negro o duplicados con acento y peluca dignos de un sketch de “La hora chanante”. Las cajas chinas se van abriendo capítulo a capítulo y el caleidoscópico argumental está servido. “Orphan Black” se decanta por la ciencia ficción como colchoneta y red para frenar el lanzamiento desde ese trampolín llamado absurdo.

Estamos ante un juego de clones que cabalga entre el ridículo impostado y un recital de ilógicas propuestas y cliffhangers asociados a un entretenimiento mayor, complejo y finalmente inteligente. Tatiana Maslany se desinhibe entre acentos, pelucas y gestos y parece absoluta merecedora de una nominación al Emmy por su interpretación. “Orphan Black” es una ficción que va creciendo en cada capítulo y convirtiéndose en un letal pasatiempo por encima de las distancias de planteamientos absurdos y la cuerda floja de lo burlesco. La serie de BBC America ha sabido concebir el espectáculo a través del suspense y trazados hitchcockianos sin olvidar el thriller contemporáneo y la sofisticación de tanteos hacia la ciencia ficción. Todo un acierto para la serie que aspira a ser lo más revelador y sorprendente del 2013.

Si no la quieres ver al menos recomiéndasela a algunos de tus clones.
[Leer más +]
29 de 39 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Una pena porque sólo la primera temporada es sobresaliente.
Me veo obligado a reescribir mi crítica sobre la serie, porque está claro para mí que es una serie que empieza muy bien, pero que no sabe mantener el nivel.
Me recuerda terriblemente a series como Héroes o Prison break. Personajes que cambian de bando sin sentido, personajes que aparecen y desaparecen:
Una pena que su "monitor" tan pronto esté en un bando como en otro, de no saber nada de clones, a resultar que es agente doble (¿o ya triple?) de otra organización que tiene clones masculinos, igual que los policías, que, más que ejercer su labor, parecen dedicarse a vagar sin rumbo por toda la segunda y tercera temporadas.

Como digo, una pena, y es que Tatiana Maslany se merece un monumento por la variedad de matices que da a sus personajes.Desde la mujer luchadora, a la ama de casa neurótica aburrida y alcohólica, pasando por la pija malvada, hasta la asesina del corazón de oro. ¡Y hasta interpreta a un transexual! Aunque la verdad que ese personaje no está a su altura y resulta ridícula con la perilla. (ays estos guionistas...)
Reconozco que la serie engancha y mantiene siempre la intriga, pero tampoco se puede negar los agujeros de guión que van apareciendo con el paso de las temporadas. Difícil mantener el nivel. Aún as´si sigue siendo una serie por encima de la media y que merece la pena ver.

Mención especial para el apartado técnico, la naturalidad con la que primero tres y después hasta 4 clones están compartiendo escena.
[Leer más +]
9 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil