arrow

Los caballeros de la moto (1981)

Los caballeros de la moto
Trailer
4,6
341
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Las aventuras de una peculiar banda de moteros que viajan por pequeños pueblos estadounidenses vestidos como si de caballeros de la Mesa Redonda se tratara. Allí donde paran, organizan fiestas medievales en las que la gente puede comer y beber, comprar artesanía y disfrutar de torneos a bordo de espectaculares motos. Su vestimenta no es lo único peculiar, sino sus reglas y estilo de vida, que procuran mantener según seguían los hombres de Camelot. Pronto se hacen famosos y empiezan a ganar popularidad a través de los medios de comunicación. Es a partir de ese momento cuando las cosas se complican... (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Knightriders
Duración
145 min.
Guion
George A. Romero
Música
Donald Rubinstein
Fotografía
Michael Gornick
Productora
United Film / Laurel
Género
Acción Aventuras Road Movie Motos
5
Por simple curiosidad.
Sin ser ni mucho menos una buena película, merece su visionado por el mero hecho de su curiosidad, un puntito, además estar realizada por George A.Romero ya es otro puntito a su favor, además está basada en un relato de Stephen King, (que aparece en la película), otro puntito más, y contar con actores de la talla de Ed Harris, le da otro punto, es una película hecha como se hacían antes, de manera artesanal, las motos sin ser una proeza de estética no están mal, por lo menos se ve que quienes las pilotan son gente preparada, los típicos especialistas en pro de los actuales efectos especiales, pero bueno..., aquí sumamos otro puntito, y ya no hay más, un cinco, por curiosa, por sus creadores, algún buen actor y saber hacer de los especialistas, por lo demás..., nada, si eres visionador de cosas curiosas y diferentes, échale un ojo, si te va más el cine palomitero, casi mejor pasar a otra cosa, saludos.
[Leer más +]
20 de 24 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
FERIA MEDIEVAL
George A. Romero hizo un paréntesis con este largo y extendidísimo largometraje (se puede disfrutar en algunos países de una versión en DVD que alcanza casi dos horas y media) sobre un grupo de moteros que, inspirados en la leyenda artúrica, organizan una “tournée” motorizada a falta de caballos por los pueblos de Nueva Inglaterra . Amenizan su espectáculo con batallas de cartón piedra entre caballeros, música, baile y mercadillo atrayendo los domingueros locales y también a la policía que no les quitará el ojo si no reciben a cambio una buena tajada de sus beneficios. Pero solamente Billy, que representa al Rey de la Corte, es fiel a sus designios y parece vivir en otras épocas, cual Quijote Moderno. Su orgullo no enfría la envidia que le siente su contricante Morgan, alias Caballero Negro (Tom Savini) que se incrementa hasta provocar consecuencias que harán alterar al resto de motoristas galopantes con la llegada de Joe Bontempi (Martin Ferrero) un empresario artístico que les puede saciar la enorme cantidad de deudas y gastos con giras ambiciosas por las capitales más importantes.

Antes de realizar ese homenaje al cómic de terror que es “Creepshow” (1982) inspirado en relatos de Stephen King (que por cierto aparece entre el público dominguero al lado de su esposa Tabitha) y reiniciar así su filmografía de zombis hasta la fecha, el director de “Martin” (1976) se la jugó con la que ahora es todavía su película menos conocida y casi digna de un escaparate de films solamente para fans del motor de dos ruedas y el cine familiar de picnic y barbacoa. Sin embargo el film parece rendir tributo a esos grandes actores que son los especialistas a los que nunca apreciamos el rostro aprovechando los barridos de cámara.

Como curiosidad en el desenlace de otra película de Romero, “Zombi” (1978), un grupo de motoristas saqueadores comandados por Tom Savini (menos dramatizado que en “Knightriders” pero más ocupado por cortar cabezas en la calidad de efectista maquillador que es, y todavía no le han quitado la corona) se adueñaba de un centro comercial. “Los Caballeros de la Moto” puede resultar un posterior chiste largo y malo, en honor a esas secuencias. A la postre, una reunión de amiguetes de fin de semana en el campo dispuestos a pasarlo bien recordando otras batallitas.
[Leer más +]
5 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil