arrow

Mesas separadas (1958)

Mesas separadas
Trailer
7,5
2.393
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
En un hotel al viejo estilo conviven desde hace tiempo varios huéspedes fijos. Un militar retirado, con una gloriosa hoja de servicios, que teme que un suceso poco honroso llegue a comprometerle, una madre estricta y decadente que vive con su hija, un matrimonio fracasado, un profesor de cultura griega... Viejas historias y nuevos problemas que se hacen carne viva entre los barrocos muros del hotel. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Separate Tables
Duración
100 min.
Guion
John Gay, Terence Rattigan (Teatro: Terence Rattigan)
Música
David Raksin
Fotografía
Charles Lang
Productora
United Artists
Género
Drama Romance
"Maravillosa comedia en la que Lancaster y Hayworth bordan sus papeles, y Niven, galardonado con un merecidísimo Oscar, se muestra inconmensurable. Totalmente imprescindible"
[Diario El País]
8
Los huéspedes
Cuarto film del realizador norteamericano Delbert Mann (“Marty”, 1955). El guión, de Terence Rattigan, John Gay (“Los cuatro jinetes del Apocalipsis”, Minnelli, 1961) y John Michael Hayes (no acreditado), adapta dos obras de teatro de un solo acto cada una (“Mesa en la ventana” y “Mesa número 7”), del dramaturgo Terence Rattigan. Se rueda en el Hotel Miramar, de Bournemouth (Dorset, Inglaterra), con decorados de Edward Carrere. Nominado a 7 Oscar, gana 2 (actor principal y actriz de reparto). Producido por Harold Hecht (“Marty”) para Hetch-Hill-Lancaster Productions/UA, se estrena el 18-XII-1958 (EEUU).

La acción dramática tiene lugar en el Hotel Beauregard, de la localidad costera de Bornemouth, del Sur de Inglaterra. El establecimiento anuncia que ofrece ambiente familiar, cocina casera y comedor con mesas separadas. Los hechos suceden en el otoño de 1958. Son huéspedes fijos el comandante Agnus Pollock (Niven), militar jubilado con una gloriosa hoja de servicios; la Sra. Railton-Bell (Cooper), de carácter estricto, intransigente y dominante; la joven Sybill Railton-Bell (Kerr), tímida, sumisa y dominada por la madre, que sufre ciscunstanciales ataques de histeria; John Malcom (Lancaster), escritor norteamericano, que ahoga en alcohol los recuerdos de un antiguo amor frustrado; Charles (Taylor), estudiante de medicina; Jean (Dalton), pareja de Charles; un profesor de cultura griega; y otros. La dirección del hotel corre a cargo de la eficiente y atenta Pat Cooper (Hiller). Acaba de llegar como huésped temporal Ann Shankland (Hayworth), antigua modelo y antigua esposa de John Malcom.

El film suma drama y romance. Explora cuatro historias de amor diferentes: una se basa en afinidades derivadas de represiones similares; otra trata de dar una segunda oportunidad a un amor del pasado; la tercera busca consuelo que alivie profundas frustraciones personales y la última es un amor joven, de pareja de hecho, con connotaciones obsesivas. Los personajes son seres solitarios, desilusionados y marginados, que ocultan fracasos, frustraciones y desesperación. Necesitan afecto, comprensión, apoyo y amor.

La comunicación entre los huéspedes resulta difícil, porque topa con prejuicios, conveniencias sociales, inseguridades e incertidumbres. Actitudes intolerantes, intransigentes, inflexibles y autoritarias entran en colisión con propuestas que preconizan comprensión, confianza y afecto. Algunos personajes han de aprender no sólo a aceptar a los demás, sino también a aceptarse a ellos mismos. La pequeña sociedad variopinta que forman los huéspedes deviene un microcosmos que refleja y explica el mundo complejo de las relaciones interpersonales y de la convivencia en una sociedad avanza.

(Sigue en el spolier sin revelar partes del argumento)
[Leer más +]
35 de 44 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Lucha contra la soledad no elegida
Siguiendo una estructura teatral, un estelar plantel de actores se debaten en una serie de convencionalismos ranciamente Británicos si exceptuamos, los papeles de Burt y Rita.
Que los amordazan, personas con soledades que les corroen y que a la vez mitigan sus frustraciones con mentiras o hipocresías Victorianas, Niven, Kerr, Lancaster y Hayworth ofrecen destacadas actuaciones, por otra parte recordar la escena de Lancaster y Kerr en la playa en De aquí a la eternidad y verla a ella tan pavisosa en esta, es cuando menos chocante, en fin, destacable film que deja buena poso.
[Leer más +]
24 de 30 usuarios han encontrado esta crítica útil