arrow

I'm Still Here (2010)

I'm Still Here
Trailer
6,2
5.886
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Polémico documental (o mejor dicho, aparente falso documental) que sigue la transformación de Joaquin Phoenix de actor a cantante de hip-hop. Tras "Two Lovers", el actor declaró estar cansado de actuar, que abandonaba el mundo de la interpretación, y que en el futuro se dedicaría en exclusiva a su faceta de cantante. En sus escasas apariciones en los medios, un casi irreconocible Phoenix mostraba, además, un comportamiento cada vez más extraño y poco sociable, y siempre su cuñado y gran amigo Casey Affleck solía estar cerca con una cámara para rodar lo que pasaba. Dada la naturaleza de algunas imágenes, que incluyen desnudos frontales masculinos, consumo de drogas y Phoenix teniendo sexo oral, todo parecía ser real. En septiembre 2010 se estrenó por fin el film en el festival de Venecia, sin desvelarse el misterio sobre si era falso o no, y recibiendo una buena acogida de la crítica. En la rueda de prensa posterior Affleck dijo que todo era real, que Phoenix había dejado el cine. Pero días más tarde, en el The New York Times, confesó que era falso, y posteriormente el propio Phoenix, en el programa de David Letterman, desveló que siempre estuvo interpretando un personaje. Palabras de Phoenix: "Affleck y yo queríamos hacer un film que explorara la libertad, la relación entre los medios de comunicación, sus consumidores, y las propias celebridades". (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
I'm Still Here: The Lost Year of Joaquin Phoenix
Duración
108 min.
Estreno
11 de febrero de 2011
Guion
Casey Affleck, Joaquin Phoenix
Fotografía
Magdalena Górka
Productora
Magnolia Pictures / They Are Going To Kill Us
Género
Comedia Drama Biográfico Música Falso documental
6
Ole sus huevos
Durante un tiempo Phoenix se dedicó a pasearse por ahí haciéndonos creer que estaba harto del mundo de la interpretación y que quería dedicarse a la música. Yo mismo me lo tragué, dado que no fue una rueda de prensa lo que utilizó para anunciarlo, sino que apareció en programas de máxima audiencia con un visible deterioro físico y mental, que nos hacía sospechar a todos que una estrella más había caído víctima de su fama. Recuerdo que le preguntaban por su compañera de rodaje en "Two Lovers" y no se acordaba ni del nombre. Estaba bastante claro que el chico andaba bajo los efectos de alguna droga. Pero incluso en esa situación grotesca, se le veía creíble. Y nos cazó a todos.

Él y su cuñado Casey Affleck (el hermano menos tonto de los dos) estaban trabajando en un falso documental que nos quería hacer ver la metamorfosis de una persona que lo tenía todo (dinero, fama, trabajo, buena posición social...) hacia una persona completamente diferente. Vemos la lapidación mediática que sufre el propio Phoenix cuando dice que deja de ser actor para dedicarse al Hip-Hop. Todos le dan la espalda. Todos achacan su cambio a un exceso con las drogas. Todos se ríen de él como un muñeco roto que se despedaza cada día un poco más. Y éso, señores, causa mucha risa en el mundo actual. A todos nos gusta ver cómo alguien que tiene una vida mucho más que cómoda, cae por el precipicio dándose golpes con todas las rocas salientes que encuentra por el camino. Porque en el fondo, los que no hemos tenido más que tener que trabajar duro para salir adelante no sabemos lo que es tenerlo todo. Y nos causa una sensación de alivio ver cómo alguien que está en la cima se viene abajo.

La interpretación de Phoenix es soberbia. De hecho, nunca me había parecido un buen actor, pero esta degradación de su vida la borda. Dejando aparte temas escatológicos y demás, este podría haber sido el documental real de mucha gente famosa que se descalabra en un momento de su vida. Porque es muy cierto esa reflexión que se hace al principio: "Todos llegamos a un punto en que odiamos nuestro trabajo, nuestra vida, la gente que nos rodea". Ser conscientes de ello y dar un giro radical se muestra dificil y complicado, y más porque probablemente la gente que antes te idolatraba y te lamía el culo, ahora te dará la espalda y se reirá de ti. De hecho, he leído por ahí que a Phoenix le han retirado la palabra muchos ex-compañeros de profesión que habían trabajado con él, porque ahora era una muy mala influencia para sus carreras. Probablemente después de saber que este documental era una interpretación soberbia, le volverán a dar palmaditas en la espalda y a invitarlo a fiestas y jolgorios.

Muchas veces necesitamos estar hundidos en la mierda para saber cúantos personajes que nos rodean y que forman parte del reparto de la película de nuestra vida, son los que merecen la pena. El resto, son lameculos deseando estar en primera fila para ver cómo te ahogas e intentas salir sin remedio.
[Leer más +]
97 de 106 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
Mejor que él... Imposible.
Cuando terminó la emisión de esta película, la confusión en mi cabeza era total: ¿Acabo de ver la mejor actuación de todos los tiempos o un documental sobre un auténtico desequilibrado?

La duda asomó durante días mi cabeza hasta hoy, cuando leí en Internet: "Joaquin Phoenix confirma que Im Still Here es un falso documental". Una mezcla de sorpresa, alegría y miedo me asoló.

Alegría y miedo, porque supe que estaba actuando y no se había vuelto loco, y miedo, porque hay que tener un tornillo flojo o una voluntad gigantesca para hacer todo lo que conlleva hacer esta película.

Sorpresa, porque es tan, tan buena, tan grande su actuación que como decía una de las críticas "Si Joaquin Phoenix miente, Marlon Brando es un aprendiz."

Definitivamente, vean esta película, no solo por sus variadas y morbosas situaciones, lo extrañamente sofisticada que llega a resultar, sino para que vean que Joaquin Phoenix es, aunque me tachen de sobrevalorarle enormemente o de loco, o de lo que ustedes quieran, el mejor actor de la historia.
[Leer más +]
80 de 105 usuarios han encontrado esta crítica útil