arrow

Suspiria (1977)

Suspiria
Trailer
6,6
7.630
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Una joven (Jessica Harper) ingresa en una exclusiva academia de baile la misma noche en que asesinan a una de las alumnas. La subdirectora del centro es la amable Madame Blank, que brinda a la nueva alumna las comodidades y facilidades necesarias para su aprendizaje. Pero, poco a poco, una atmósfera malsana se va apoderando del lugar, y la estancia de la joven se va convirtiendo en una verdadera pesadilla. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Italia Italia
Título original:
Suspiria
Duración
101 min.
Guion
Daria Nicolodi, Dario Argento (Libro: Thomas De Quincey)
Música
Goblin, Dario Argento, Máximo Morante, Fabio Pignatelli, Claudio Simonetti
Fotografía
Luciano Tovoli
Productora
Seda Spettacoli
Género
Terror Sobrenatural Casas encantadas Brujería Película de culto Giallo
Grupos  Novedad
Las Tres Madres
Premios 0
7
Maestría visual
Tengo que decir que esta película me encanta. Y si hay un culpable de que esto sea así, es la dirección de Darío Argento (un genio, lo quiera o no mucha gente) y como no, la música (pero la verdad que el temita de las narices se acaba haciendo pesadete).
Ya se, ya se que tiene unas lagunas de guión increíbles, que el final con esa bruja chunga no es muy allá del todo...pero me encanta...Me encanta el ambiente enfermizo de la película, con esas profesoras que desde el primer momento sabes que tienen algo malo, el pianista ciego, el mayordomo...Toda la película está salpicada de detalles macabros y que rompen la tranquilidad del film...Si lo tuviera que explicar con palabras dibujaría una diagonal roja sobre un folio blanco...
Además visualmente es muy poderosa. Desde el primer plano. Puede que después de la magistral secuencia del primer asesinato (para mi la mejor) hiciera esperar algo más, pero a mi lo que sigue no me defrauda en absoluto. Hablando de dicha secuencia, he de decir que ya podían los directores actuales aprender a hacer una secuencia de un asesinato, y si lo quieren hacer, mejor será que vean esta película, hermana de los mejores "Giallos", y que se estudien bien esa extraordinaria escena.
He leído en alguna crítica que la sangre falla. Si, es verdad, es como muy rosa, en vez de roja es como rosa oscura...no se...será que ya había demasiados tonos rojos en la pelicula...fantásticos rojos, la verdad.
Pues eso, vale que no sea una maravilla del guión ni que dé un miedo espantoso, pero esto es un "Giallo" con todas las letras y, por tanto, maravilloso, del maestro Argento, cruel y sangriento, ¿alguien da más?
[Leer más +]
87 de 106 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
La arrebatadora belleza de una muerte
… Esos cegadores tonos pastel: el azul de la habitación, el verde de la puerta, el salmón del patio; el rojo imposible de la sangre y de ese corazón que se entrevé asomando grotescamente del pecho; el calidoscópico estallido de esa cristalera, que colma la pantalla con un millón de arcoíris; la exquisita precisión de ese soga, que acaricia un instante el cuerpo antes de abrazarse, implacable, a su cuello…

Jamás lo hubiera creído, pero el asesinato es bello; un arte más a añadir a los siete patrocinados por las musas. Darío Argento acaba de demostrármelo. Acabo de contemplar el más hermoso crimen de la historia del cine…

--
Suspiria es eso, un ejercicio de virtuosismo estético: toda una lección de cómo usar la fotografía, la escenografía y la música para generar una atmosfera onírica, irreal y absolutamente fascinante; de cómo atrapar al espectador e introducirlo en una historia a puro golpe de belleza. Una fotografía inolvidable: completamente saturada, donde los colores, absolutamente desbocados, hieren el ojo de espectador; donde el rojo y el azul rivalizan sin piedad por devorar cada fotograma; que me recuerda poderosamente, y quizás suene a disparate, a la que Ridley Scott usará en Blade Runner un lustro más tarde. Y una música, la de Goblin, obsesiva e hipnótica, que suena a verdadera risa de duende, que encaja a las mil maravillas en el siniestro cuento de hadas que quiere vendernos Argento. Todo ello sobresaliente.

Es eso, sí. Pero, por desgracia, Suspiria es poco más. Todo este despliegue de recursos estéticos acaba siendo en vano: la historia, tras un prometedor inicio y unos cuantos astutos giros de guión que consiguen mantenerte pegado a la pantalla (muy típico todo eso de Argento), se desinfla completamente y desemboca en un final pueril y casi ridículo (también típico de Argento), rematado, para más inri, por con unos efectos especiales manifiestamente mejorables. Una lástima.

Tú decides. Si eres de los que cree que el sentido del cine es contar historias y que el guión lo es todo, ésta, decididamente, no es tú película. Pero si eres (como yo) de los que piensan que el cine es un arte y que, como tal, su sentido principal es transmitir emociones y hacernos paladear nuevas sensaciones, seguramente la gozarás.
[Leer más +]
68 de 81 usuarios han encontrado esta crítica útil