arrow

Sospechosos habituales (1995)

Sospechosos habituales
Trailer
8,0
81.060
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Dave Kujan (Chazz Palminteri), un agente especial del servicio de aduanas de Estados Unidos, está investigando las causas del incendio de un barco, en el puerto de San Pedro de Los Ángeles, que provocó 27 víctimas mortales, aunque todas parecen haber sido asesinadas. Su única fuente de información es Roger Kint (Kevin Spacey), un estafador lisiado que sobrevivió al incendio. En comisaría, Kint cuenta que todo comenzó seis semanas antes en Nueva York, cuando cinco delincuentes, cinco "sospechosos habituales", fueron detenidos para una rueda de reconocimiento relacionada con el robo de un camión de armas... (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
The Usual Suspects
Duración
105 min.
Guion
Christopher McQuarrie
Música
John Ottman
Fotografía
Newton Thomas Sigel
Productora
Polygram Filmed Entertainment / Spelling Films International
Género
Thriller Intriga Crimen Neo-noir Película de culto Policíaco
"El espectador remueve sus neuronas durante dos horas en busca de una solución"
[Cinemanía]
"En su día, esta densa y apabullante intriga rompió moldes y se situó entre las propuestas más interesantes y renovadoras del thriller de los noventa. (...) La sobria pero robusta labor de cámara de Singer se une al insuperable trabajo del elenco actoral, en el que brilla, como de costumbre, un arrollador Kevin Spacey."
[Diario El País]
8
"El mejor truco del diablo, fue convencer al mundo de que no existía.."
Mucha gente habla de que el tiempo pesa sobre ella, porque han aparecido réplicas hasta en la sopa o porque el modelo que mostró ha sido imitado hasta la saciedad. No estoy de acuerdo ni por asomo. Sospechosos habituales, además de contener un guión soberbio donde los haya, con algún que otro desliz, eso sí, pero soberbio, posee una dirección a cargo de Synger impresionante, abrumadora desde el primer hasta el último minuto, excelentes planos la bañan, mostrando que es un gran exponente de intriga y suspense, una banda sonora maestra la acompaña, haciendo que durante los momentos de más importancia o vitalidad el espectador sienta como una extraña sensación invade su cuerpo, y brillantes interpretaciones la envuelven, dejando a cualquiera con la duda de quien es quien y por qué sucede lo que sucede.

Si soy totalmente sincero, en su primer visionado descubrí quien andaría detrás de todo pasado determinado punto del film, sin embargo, poco o nada podía imaginar yo, el complejo y notablemente estructurado entramado que escondía detrás de sí este trabajo de Synger, pues todo está narrado con gran trazo e hilado del modo más interesante para que, a 5 minutos de su sublime final, nos veamos sorprendidos por un desenlace arrollador, impactante y grandilocuentemente elaborado. Eso sí, en algo menos quedaría todo de no ser por la precisa realización a la que se ve sometida dicha cinta, porque los momentos antes de la conclusión, contienen una tensión, intriga e incertidumbre, que harán removerse todo dentro de la mente del respetable, logrando llegar a ser, incluso desasosegante.

La historia, como muchos conocereis, reune a cinco tipos de lo más peculiares y algo distintos entre ellos: McManus, Keaton, Verbal, Fenster y Hockney, que decidirán colaborar para perpetrar distintos golpes. Sin embargo, el esquema al que se ven sometido dichos personajes, pueda resultar algo típico por las características que demuestran poseer, el sujeto impulsivo, el carismático, la supuesta voz de mando, etc... Pero aun y siendo así, cada intérprete aporta su toque original, para que no queden relegados a ser más que simples objetos de una trama que los maneja a su antojo. Spacey se comporta fabulosamente, Byrne aporta carácter, Baldwin nervio, del Toro desfachatez, Pollak fuerza, y todos ellos están sustentados por un serio Palminteri y Postlethwaite, que otorga el porte necesario a su personaje.

En definitiva, ni el tiempo ha hecho estragos en ella, ni su guión ha perdido pese a los clones, ni está sustentada por puros trucos de desarrollo, pues el conjunto se comporta con una firmeza y esplendor enormes, siendo la narración una de sus mayores armas, y sus interpretaciones otra gran dote, que hacen de esta obra una de las más prolíferas para el género en el que se enmarca, además de un film con el empuje suficiente para no verse apagado en un sólo instante, ofreciendo un gratísimo entretenimiento a la vez que un apabullante comecocos. Una delicia para los sentidos.
[Leer más +]
90 de 113 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
El tullido y el mural
Sin duda, una de mis películas favoritas, de esas que desaparecen de la memoria inexplicablemente y redescubierta hace poco tiempo. Hay quien dice que con los años ha perdido frescura, pero no puedo estar menos de acuerdo, sigue tan fresca como el primer día que la vi, su notable guión y su buen trabajo desde la dirección encaminan su principal valor al sobresaliente giro final, perfectamente manejado desde el principio. Un buen, en su línea, Spacey encabeza el reparto, por lo demás nada brillante pero resultón, sin más.
Quizá, lo que más fuelle le ha hecho perder son los centenares de imitadoras que le han salido, pero lejos de quedarse atrás, con su aire más simple y menos moderno que las actuales, las sobrepasa en la mayoría de los aspectos, pues Singer engrasa y ajusta con maestría una cinta para que todo funcione en su justo momento, evitando que el filme sobrepase sus pretensiones iniciales retorciéndolo en exceso; pues, aunque la complejidad es demasiado frecuente en sus copias, la característica fundamental de Sospechosos Habituales es su sencillez en el cómo y el qué de lo narrado. Quienes la acusan de tramposa no se dan cuenta que, desde el inicio, se nos muestra la solución (*) delante de nuestros propios ojos, aunque siempre nos pasará desapercibida y volveremos a caer en la gran trampa de Kaiser Sozé, la gran trampa de Bryan Synger.
[Leer más +]
62 de 74 usuarios han encontrado esta crítica útil