arrow

La noche de la iguana (1964)

La noche de la iguana
Trailer
7,5
5.110
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Adaptación de un drama de Tennessee Williams. Un pastor protestante (Burton), expulsado de su iglesia, trabaja en México como guía turístico, dirigiendo excursiones formadas sobre todo por americanas maduras. En una de ellas es víctima de los intentos de seducción de una sensual jovencita, lo que le granjea la animadversión de las demás mujeres. Finalmente, el grupo llega a un hotel regentado por una vieja amiga suya (Ava Gardner). (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
The Night of the Iguana
Duración
118 min.
Guion
John Huston, Anthony Veiller (Novela: Tennessee Williams)
Música
Benjamin Frankel
Fotografía
Gabriel Figueroa (B&W)
Productora
Metro-Goldwyn-Mayer
Género
Drama Drama sureño Alcoholismo
Grupos  Novedad
Adaptaciones de Tennessee Williams
"Desengañado paseo por el sarcasmo en estado de descomposición. Huston juega a enredar con los interiores de la pasión. Un Burton sudoroso y alcohólico vive en fiera batalla con 3 mujeres"
[Diario El País]
El baño nocturno de Ava Gardner con dos jóvenes mexicanos ha dejado huella.
[FilmAffinity]
8
John Huston es agua
Sudor. Shannon (Richard Burton) busca el aire fresco. El autobús opresivo y opresor circula por caminos de tierra y polvo. La humedad, el sol y el sudor. Shannon no pasa por sus mejores momentos, y lo que es peor, tampoco pasa por lo que sabe que serán los peores.

En Puerto Vallarta existe un hotel. ¡Eso es mentira! En Puerto Vallarta sólo existe Maxine (Ava Gardner). Es madura, y por eso, por primera y única vez, Gardner es humana. Su papada la trasforma en terrenal. El animal más bello de la Tierra ahora es una mujer y se llama Maxine. Creo que es la primera vez que me enamoro de la Gardner. Sexual y real. Alcohólica y libidinosa. Furibunda y acabada. Y sudor, mucho sudor que corre entre los pliegues de sus pechos, que cae gota a gota mientras hace el amor, porque aunque no se vea, Maxine practica el sexo aunque no sea con quien desea.

Y el mar. Decía yo que el mar siempre es poeta y el ron el papel donde debe plasmar sus versos. Hannah (Deborah Kerr) es el verso. Sensato, atento, fuerte y generoso. Escueto y eficaz. Quizá herido pero nunca derrotado.

Y el mar, decíamos. Se oye el golpe continuo de las olas. Se oye el viento que agita las palmeras. Se oye el sudor caer a tierra y se oye el agua de la botella. ¿Qué no es agua? Claro, si lo fuera no existiría película.
[Leer más +]
63 de 72 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
La iguana
Realizada por John Huston, se basa en la obra de teatro "The Night Of The Iguana" (1961), de Tennessee Williams, adaptada por el propio realizador. Se rodó en escenarios naturales de Mismaloya y Puerto Vallarta (Jalisco, Méjico). Producida por Ray Stark para la MGM, se estrenó el 6-VIII-1964 (EEUU).

La acción tiene lugar en Virginia (EEUU) y en Méjico, en 1940. T. Lawrence Shanon, pastor episcopaliano, rector de la parroquia de San Jaime (Virginia), es acusado de seducir y violar a una menor. Por ese motivo y a causa de trastornos de conducta, es apartado del ministerio e internado en un centro psiquiátrico. Después de obtener el alta, encuentra trabajo como guía de una compañía de viajes turísticos en autocar, de bajo coste. La expedición que acompaña está formada por profesoras de un colegio femenino de Texas, a las que se ha unido la alumna Charlotte Goodall (Sue Lyon), menor, caprichosa y voluble.

La película se desarrolla como una suma de drama y thriller, que toca temas como el aocoholismo, el consumo de drogas, el suicidio, el paro, el subempleo, la homosexualidad femenina, la ninfomanía, la prostitución masculina y otros. Explora el complejo mundo de un espíritu atormentado, angustiado y profundamente alterado por los problemas de diversa
índole que ha tenido que afrontar recientemente y las frustraciones que han provocado en él. En un marco de desorientación y confusión, confluyen y se suman en su interior, deseos imperiosos, pero inviables, temores y miedos fundamentados, angustias psicóticas, y la pulsión vehemente del apetito sexual. De poco sirve la búsqueda de mecanismos para dominar la concupiscencia basados en las antiguas prácticas del castigo físico (andar sobre cristales rotos). No encuentra disponibles los apoyos esperados: el de un amigo fallecido recientemente; el de una antigua amante alcohólica, preocupada por otros temas; el de una persona angelical bloqueada por una pasión lesbiana reprimida. El desarrollo de los personajes y de las situaciones es acertado y profundo. La tensión dramática sigue un crescendo que Huston administra con pericia. Son destacadas las escenas del baño en el mar de Shanon y Charlotte, el baile de Charlotte en el bar de la playa con Pepe y Pedro, la crisis de ansiedad de Shanon, el sensual baño nocturno de Maxine con los dos muchachos en la playa.

La música, de Benjamin Frankel, se basa en una partitura breve, de aires dramáticos y misteriosos. Consta de 10 temas, de entre los que destacan el "Tema principal", que se superpone a los créditos iniciales, "Ana y Shanon", "Maxine y Shanon", "Las lavanderas de Méjico" y "El largo baño de Shanon". Se añaden dos composiciones de aires mejicanos: "Mexicanerías" y "Cascadas", ambas a cargo de Pepito Villa. La fotografía, del mejicano Gabriel Figueroa, sobresale por el dominio del claroscuro, composiciones de notable belleza plástica y la atmósfera opresiva que crea. Los diálogos están bien construidos y la interpretación es loable y efectiva.
[Leer más +]
62 de 76 usuarios han encontrado esta crítica útil