arrow

Los caminos de la memoria (2009)

7,0
56
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
La dictadura de Franco, uno de los regímenes dictatoriales más largos y violentos de la historia del siglo XX, ha sido guardado bajo silencio por España desde la transición y la recuperación de la democracia. Diciembre del 2007: aprobación de la controvertida Ley de Memoria Histórica, por la que el Gobierno español pretende finalmente levantar el velo sobre este período y hacer justicia a los cientos de miles de víctimas del franquismo. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ España España
Título original:
Los caminos de la memoria
Duración
96 min.
Música
Bingen Mendizábal
Fotografía
Rémon Fromont
Productora
Género
Documental
6
Negar la evidencia no provoca otra cosa que hacerla más palpable
Mirar para otro lado no es afrontar la realidad. Los procesos de duelo son necesarios e ineludibles para la salud mental de cualquier persona y cualquier grupo humano. En España se ha hecho una transición que ha pretendido que los muertos de una lado valiesen más que los del otro.
En todas las familias, sin excepción, se produjeron muertos en ambos bandos de la contienda más incivil y sanguinaria que la historia de Europa ha conocido, tanto es así, que fue el banco de pruebas para la Segunda Guerra Mundial. Pero mientras los vencedores pudieron llorar y enterrar a sus muertos e incluso, construir un santuario en la basílica de Cuelgamuros (Valle de los Caídos), el bando derrotado simplemente hubo de coger sus bártulos, huir de su casa y pasarse la vida pidiendo perdón por haber defendido el orden constitucional emanado de las urnas.
En los últimos años ha escocido y ha molestado entre los ganadores de la contienda el hecho de que jueces independientes hayan ayudado a los familiares de los derrotados (en algunos casos torturados y masacrados) a buscar los retos de los suyos para darles una sepultura digna lejos de las cunetas y fosas comunes donde fueron arrojados indignamente.
[Leer más +]
4 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
LEER LA PÁGINA
Desde el punto de vista narrativo o artístico si se quiere, se echan de menos en este trabajo mayores méritos cinematográficos de este Belga hijo de padres exiliados. Pero es obvio que no se trata de eso. Esta mirada de denuncia sobre la vergüenza nacional de que pasados más de 70 años del fin de la guerra incivil y con treintaitantos de democracia, aún la derecha española siga ocultando y protegiendo la represión sistematizada durante cuarenta largos años de posguerra y sea incapaz de desmarcarse democraticamente de los crímenes y los horrores cometidos por muchos de sus abuelos.

Las heridas nunca podrán cerrarse y las páginas nunca podrán cerrarse cuando solo los de un bando descansan en paz. La obviedad de estos hechos no lo es tanto para las nuevas generaciones que necesitan y deben conocer lo que ocurrió por parte de los dos bandos durante la guerra y de los vencedores despues de ella. Probablemente si hubiera ganado el otro bando no le hubieran ido a la zaga en la represión, pero eso no deja de ser especulación y no exime a los que la ejercieron. Si bien el problema radica en la propia naturaleza del ser humano y su maldad congénita, otros países han sabido exorcizar sus demonios y mirar realmente al futuro sin lastres pendientes. Aquí condenamos al juez que quiera investigar y seguimos ocultando la mierda debajo de la alfombra.

Como se dice en alguna de las escenas más emotivas delante de escolares, "podemos pasar página, pero habiéndola leído antes".
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica