arrow

The Tatami Galaxy (Serie de TV) (2010)

The Tatami Galaxy (Serie de TV)
Trailer
8,1
631
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Serie de TV (2010). 11 episodios. La historia empieza con un protagonista sin nombre, que empieza su primer año en la universidad. Allí, se une al club de tenis para intentar encontrar el amor y tener una vida universitaria de color de rosa, pero en vez de eso conoce a Ozu, un chico problemático al que la gente confunde con un demonio; y Akashi, una chica que suele responder friamente y despectiva a todo aquel que le propone tener una cita romántica. Tras pasar dos años estropeando las relaciones amorosas ajenas con la ayuda de Ozu, durante un festival, una masa enfurecida se propone acabar con las vidas de nuestro protagonista y su compañero, y tras caer en el río piensa “¿Qué habría pasado si hubiese elegido un club distinto?”. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Japón Japón
Título original:
Yojouhan Shinwa Taikei (The Tatami Galaxy) (TV Series)
Duración
24 min.
Guion
Makoto Ueda (Novela: Tomohiko Morimi)
Música
Michiru Oshima
Fotografía
Animation
Productora
Madhouse
Género
Serie de TV Animación Comedia Drama Colegios & Universidad
Grupos  Novedad
Adaptaciones de Tomohiko Morimi
7
Rashomon existencial
La pérdida de Satoshi Kon el pasado agosto de 2010 sentó como una patada en los huevos de todos aquellos que aún creíamos en la posibilidad de que nos contasen algo nuevo en una pantalla grande. Un narrador irrepetible de un talento sin igual nos abandonaba, a una temprana edad, haciendo temblar los cimientos no sólo (pero si especialmente) del anime japonés. Miyazaki, Takahata, Oshii, Otomo o Rintaro resisten; son los veteranos, los maestros. Y la sangre nueva, entre la que se encuentran los melancólicos Makoto Shinkai y Yasuhiro Yoshiura, aún tiene que demostrar su talento con una obra superlativa. Una "Mononoke", una "Angel's Egg" o una "Perfect Blue". De entre todos los narradores nipones dedicados al medio en la actualidad quizá sea Masaaki Yuasa el más aventajado alumno. Guionista de aquella joyita llamada "Cat Soup", no tardó en dar el salto al largometraje con su delirante "Mind Game", si bien ha concentrado su talento y fuerza creativa principalmente en televisión. "The Tatami Galaxy" es su nuevo vástago, una serie de once episodios donde se plantean infinidad de temas a velocidad de vértigo.

La historia sigue a un colegial sin nombre determinado (al menos hasta cierto punto) y cuenta sus desventuras en el campus o en torno a él. Lo que en los primeros episodios se postula como una especie de Rashomon existencial en el que prácticamente se nos dan varias posibilidades de cómo pudo desarrollarse su vida tras graduarse (manteniendo una estructura similar en cada capítulo), poco a poco lo que parecían desvaríos se unen para dar lugar a una historia completa que no tiene problemas para dar saltos en el tiempo y reescribir el pasado de los personajes. Lo más sorprendente es que al final todo concuerda. Mención aparte merece el sobresaliente décimo episodio, un mindfuck en toda regla que sin embargo no encuentra continuación intelectual más que en los primeros quince minutos del último; la conclusión de la serie es buena, si bien queda la sensación de que es poco satisfactoria viendo hacia dónde se dirigían los tiros en los treinta minutos anteriores.

Afortunadamente quedan para el recuerdo un puñado de personajes perfectamente diseñados, la sana diversión y la sensación de seguir descubriendo las pretensiones autorales de Masaaki Yuasa, un realizador que no ansía la fama fácil y que en cada una de sus obras ha desarrollado alguna de sus inquietudes a nivel conceptual o intelectual. Menos irregular que "Kaiba", el trabajo anterior de Yuasa, pero inferior a "Mind Game". Merece la pena, pese a todo, como un anime independiente (espiritualmente, pues produce Madhouse) que no tiene miedo de ser demasiado irracional o alocado. Delirio puro de calidad superlativa.
[Leer más +]
24 de 26 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Impresionante
“Y fue precisamente por eso, porque podía ir a donde quisiera cuando quisiera, que decidí confinarme en esta galaxia de cuatro coma cinco tatamis…”

Enorme y grata sorpresa la que me he llevado con el descubrimiento de Tatami Galaxy. Encontrarse de vez en cuando con joyas como esta, que van más allá del mero entretenimiento y que logran un escalofriante nivel de empatía con el espectador (en mi caso), es lo que hace que el cine sea algo tan especial. Voy a escribir esto rápido, antes de que se me pase el mono de después del visionado y la cabeza me tiente a ponerle menos nota.

La serie rezuma originalidad por todos sus poros. La historia es siempre la misma, episodio tras episodio, pero siempre es diferente. Aquí entran en juego dos factores que libran a Tatami Galaxy de ser tediosa. El primero es la genialidad del guionista, que consigue que la trama avance incluso cuando se está repitiendo. Hay pequeños guiños (ej. el precio in crescendo de las predicciones de la vidente) que parecen decirnos “sí, esto ya lo habéis visto, pero tened fe: sabemos lo que nos hacemos”. El segundo factor es, por supuesto, la duración. Después de once episodios el espectador no ha tenido tiempo de aburrirse, incluso con una estructura casi calcada en la mayoría de ellos. A la postre uno se da cuenta de que cada segundo de metraje nos está conduciendo al final, un final necesario para redondear el poderoso y optimista mensaje [ver spoiler] de un anime que, en el fondo, no deja de ser una historia de amistad y amores correspondidos.

La animación, lejos del preciosismo fotorrealista al que nos tienen acostumbrados desde Japón, te abofetea escena tras escena. El trazo simplificado, a veces delirante, y una paleta de colores austera, de tonos planos y fuertes contrastes cromáticos, son reflejo perfecto del patetismo surrealista que inunda la vida de nuestro protagonista. En cualquier caso, la calidad es innegable.

Y el guion… Esto es un guion, señores. La extenuante verborrea narrativa del protagonista alcanza verdadera calidad literaria. Hay mucho, mucho seso detrás de esta serie.

Mención especial merece el cameo de Lucky Luke interpretando a… esto… Bueno, da igual.
[Leer más +]
16 de 16 usuarios han encontrado esta crítica útil