arrow

Crazy on the Outside (2010)

Crazy on the Outside
Trailer
4,0
83
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Comedia sobre un expresidiario que debe sortear numerosas dificultades para reintegrarse al mundo exterior. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Crazy on the Outside
Duración
92 min.
Guion
Judd Pillot, John Peaslee
Música
David Newman
Fotografía
Robbie Greenberg
Productora
Boxing Cat Entertainment / Boxing Cat Films
Género
Comedia
2
Bodrio is the New Black
El debut en la dirección de Tim Allen podría ser la crónica alternativa a cualquier hiriente crítica que recibiera y que la situó entre las Peores Películas del 2010. Se estrenó en 75 cines de EEUU durante una única semana y cuenta con un reparto encabezado por el propio Allen, Sigourney Weaver, Ray Liotta, Jeanne Tripplehorn, J.K. Simmons, Julie Bowen o Kelsey Grammer como rostros conocidos. Me niego a buscar la información de la historia alternativa y el porqué le gusta al 0,01% de las personas que la vieron. ¡Me niego! ¡Suficiente tengo como recuperarme del trauma después de haberla visto! Contradictoriamente el protagonista no para de tener instintos homicidas en su imaginación y el 99,99% de los espectadores y el 100,00% de la crítica especializada pensó durante los apenas 90 minutos de su metraje en diferentes muertes para todo su reparto. Nunca un título (Crazy on the Outside, Loco en el exterior) había definido, metaficcionalmente, aquello que estaba ocurriendo con el cerebro de los sufridos espectadores.

Que un ex convicto busque una segunda oportunidad tanto en la vida como el amor y tenga el respaldo de su hermana mentirosa compulsiva, con los recursos sensibleros familiares de turno, no es que sorprenda demasiado si uno cuenta con un catálogo de chistes por los guionistas televisivos de “Coach”, “Todo va sobre ruedas”, “¡Dame un respiro!”, “No con mis hijas” o “Courting Alex”. Tan irritante como desacertada, los personajes que deberían tener mayor protagonismo como la abuela, engañada por la familia para que piense que su nieto ha estado en Francia en vez de la cárcel, pasan casi completamente desapercibidos. Da cierta impresión, además, que la idea pudiera ser el piloto de una sitcom y hubiera sido desarrollado como un largometraje empalmando elementos recurrentes sin sentido.

Posiblemente la sala de montaje y el acto final hayan dinamitado una ya inexistente película repleta de lagunas y absurdos. No entendemos demasiado ese cosmos de personajes estrafalarios que pasan del humor al drama o el backstory de ese pretendido villano interpretado por Ray Liotta que finalmente tiene de peligroso lo que auténticamente de pirata esa hamburguesería. Muchos menos esa amante putón en busca de una futura fortuna y el perdón de su novio de remplazo. Todo resulta al final tan inofensivo y todo el mundo es bueno en ese mundo de cartón que nadie entiende cómo pudo acabar el protagonista en la cárcel y no pintando la Casa Blanca a Obama. Ya puestos ante tan estupidez…
[Leer más +]
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
Film agradable y mínimamente llevadero... pero le falta gracia y le sobra mucha ingenuidad.
Tommy (Allen) acaba de salir de la carcel, y la película nos narra en tono de tragicomedia light (muy muy light) sus reencuentros con su ex-novia, con su amorosa y protectora familia capitaneada por su hermana, con sus amigos, el como trata de reinsertarse a la vida laboral, etc.

Con "Crazy on the Outside" Tim Allen debuta en la dirección protagonizando una comedia que precisamente falla en eso: en la comedia.

Sus gracietas afortunadamente no son ofensivas... pero se pasan al otro extremo (y ya se sabe que los extremos nunca son buenos) y son tan inocentonas, pueriles e ingenuas que al final no hacen gracia. Si bien en las "movies" los chistes se pasan de guarradas para olvidarse del ingenio humorísto, aquí se pasan de amabilidad.

Con "Crazy on the Outside" tuve la sensación continua de estar viendo una de esas ingenuas comedias de los 50 que ya han quedado caducas en sus ocurrencias.

Pero no por el hecho de que no me hiciera gracia dejé de disfrutar de un metraje amable con personajes cálidos y cercanos. Tim Allen no suele ser un actor que me resulte divertido (ni aquí tampoco), pero he de reconocer que su personaje se torna afectuso, agradable y con el tirón suficiente como para soportar su previsible y cándida historia. A Allen le acompañan unos secundarios conocidos como Sigourney Weaver, Ray Liotta o J.K. Simmons (al que muchos recordarán como el padre de Juno) que cumplen muy bien su cometido de interpretar a personajes puramente afables y sin nada más que ofrecer (lástima que sus momentos nunca den pie a algo realmente memorable). Jeanne Tripplehorn parece la única desubicada, ya que parece creerse que realmente está dentro de una película seria, y trata de transmitir el particular melodrama romántico de su personaje cuando en realidad resulta algo de lo más tonto.

En fin. Se deja ver, no tiene un mal ritmo y sus personajes son majos. Pero la verdad es que todo en el relato resulta muy poco arriesgado y muy tenue... realmente tenue.

¿Me pregunto de donde han sacado sus guionistas tanta ingenuidad?

Lo mejor: Las actuaciones de Allen y Weaver.
Lo peor: Que se excede en ingenuidad.
[Leer más +]
2 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil