arrow

La hija de un soldado nunca llora (1999)

La hija de un soldado nunca llora
Trailer
6,0
402
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Los Willis son un matrimonio estadounidense que se traslada a París a vivir con su hija. Allí, la familia adopta a un niño francés abandonado por una madre adolescente. La vida de los Willis es como la de tantas familias, aunque con la peculiaridad de que son americanos en el extranjero. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Reino Unido Reino Unido
Título original:
A Soldier's Daughter Never Cries
Duración
127 min.
Guion
Ruth Prawer Jhabvala, James Ivory (Novela: Kayley Jones)
Música
Richard Robbins
Fotografía
Jean-Marc Fabre
Productora
Coproducción Reino Unido-Francia-Estados Unidos; Capitol Films / Merchant Ivory Production / October Films / British Screen Productions
Género
Drama Familia Años 70
"Conforme el filme avanza, la característica frialdad de Ivory desaparece, para llegar a la emoción"
[Diario El País]
"No es cursi, ni relamida, ni fatua como la mayoría de sus películas anteriores"
[Diario El País]
5
Historia de una familia.
Nos cuenta estructurada en tres partes (Billy, Francés y Papa) parte de la vida de una familia compuesta por el matrimonio Bill y Marcela Willis (Kris Kristofferson y Barbara Hershey) y su hija Channe (Leelee Sobieski de adolescente y una niña que no lo hace nada mal haciendo el mismo papel de cría y que no tengo el gusto), desde que adoptan a un niño de 6 años durante su estancia en Paris hasta su vuelta a los EEUU por problemas de salud del cabeza de familia.
Aunque es cierto que en esta familia no hay ningún secreto ni trauma mas allá de los que pueda haber en cualquier familia media (casi diría que tanto buen rollito, comprensión y camaradería huele a chamusquina) y que por tanto cada parte en que está dividida la trama se limita a hacer hincapié en las personas que van influyendo y conformando el entorno (Francia vs EEUU) de Channe según va creciendo, debo de reconocer que pese a no ser en absoluto seguidor de James Ivory, que cuando la vi en su día no me dejo ningún recuerdo memorable y que al volverá verla (mas que nada por Leelee Sobieski, que desde que la vi en Walk All Over Me 2008 me gano irremisiblemente para la causa) aunque tampoco es que me haya cautivado en exceso (simplón que es uno) no se me han hecho largas las 2 horas, ha captado mi atención durante todo el metraje y en algunas partes ha logrado emocionarme.
Excelente fotografía y ambientación y muy buen trabajo actoral por parte de prácticamente todo el casting (Jane Birkin chirria un poco como esa madre “avant- garde”) y Leelee Sobieski muy bien (como actriz, como guapísima y poderosa mujer todavía la faltaban unos años).
[Leer más +]
6 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Entretenida y a ratos bastante interesante película
Entretenida y a ratos bastante interesante película de James Ivory, con todo lo que ello, al menos presuntamente, conlleva. Esto es: exquisita ambientación, bonita banda sonora, maravillosa fotografía y unas estupendas interpretaciones (donde sobresalen la siempre excelente Barbara Hershey y la casi debutante Leelee Sobiesky).
Sin embargo, y como ocurre casi siempre con su cine, es un tanto fría a veces y sobre todo distante con sus personajes, algo que no debería ser así cuando es un film de intensos sentimientos humanos.
Y no, no están mal expresados: el amor hacia el padre, el sentimiento de rechazo de la comunidad, la falta de amor verdadero...pero, digamos que dichos sentimientos se diluyen en varias escenas, hasta quedarse en simples esbozos, como si al director y/o co-guionista, le hubiera dado miedo profundizar en ellos.
Esto se hace algo más grave por el, para mi gusto, extenso metraje para contar una historia, que por otro lado, y a pesar de sus vericuetos socio-políticos-culturales, no puede ser más simple. Son algo más de dos horas, que se podrían haber resumido en unos noventa. Esto se hace meridiano en la presentación de algunos personajes, como el chico de la casa del árbol, perfectamente prescindibles, al menos tal y como está expuesto en la peli.
En resumen, que se trata de una cinta entretenida, amena en su mayor parte, con escenas muy buenas, como cuando la protagonista se está cambiando de vestido para la fiesta de Fin de Año, sonando canciones según sean los vestidos, y la presentación del amor profundo que se tienen, tanto los padres entre sí, como la hija y el padre.
Pero podría haber sido mejor si hubiera cortado algo y hubiera sido más emotivo, aunque está claro su mensaje de tolerancia y respeto, a cargo de unos personajes aparentemente en extremo liberales (los padres de la protagonista), y honestos al cien por cien.
[Leer más +]
4 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil