arrow

El caballero oscuro: La leyenda renace (2012)

Sinopsis
Hace ocho años que Batman desapareció, dejando de ser un héroe para convertirse en un fugitivo. Al asumir la culpa por la muerte del fiscal del distrito Harvey Dent, el Caballero Oscuro decidió sacrificarlo todo por lo que consideraba, al igual que el Comisario Gordon, un bien mayor. La mentira funciona durante un tiempo, ya que la actividad criminal de la ciudad de Gotham se ve aplacada gracias a la dura Ley Dent. Pero todo cambia con la llegada de una astuta gata ladrona que pretende llevar a cabo un misterioso plan. Sin embargo, mucho más peligrosa es la aparición en escena de Bane, un terrorista enmascarado cuyos despiadados planes obligan a Bruce a regresar de su voluntario exilio. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
The Dark Knight Rises
Duración
164 min.
Estreno
20 de julio de 2012
Guion
Christopher Nolan, Jonathan Nolan (Historia: Christopher Nolan, David S. Goyer. Personajes: Bob Kane)
Música
Hans Zimmer
Fotografía
Wally Pfister
Productora
Coproducción Estados Unidos-Reino Unido; DC Entertainment / Legendary Pictures / Warner Bros. Pictures
Género
Thriller Acción Drama Superhéroes Cómic DC Comics Secuela
Grupos  Novedad
Batman Trilogía El Caballero Oscuro
7
The End
Hay películas que por su complejidad son difíciles de abordar. Otras que son ‘hijas de su tiempo’ y están condicionadas por las expectativas que uno tiene depositadas en ellas. “The Dark Knight Rises” (TDKR por acortar) pertenece a este segundo grupo gracias al culto que ha generado su director desde que se hiciera un nombre con la inteligente "Memento" (su debut oficial, “Following” apenas ha sido visto por seguidores del director) y que con su notable acercamiento a la franquicia cinematográfica Batman (en una trilogía que ahora concluye) se ganó elogios, fans y claro, detractores. Con TDKR temo que tanto unos como otros vayan a defender/atacar por igual en la que es indudablemente la menos buena de este tridente maestro en el que la oscuridad y el acercamiento realista a la fuente original se dan la mano para dejar un espectáculo memorable. Si con la primera sentó unas bases en la segunda (la brillante, anárquica “The Dark Knight”) hizo fácil lo difícil. En esta tercera busca un equilibrio y aunque el espectáculo sigue siendo sobresaliente (en términos de entretenimiento) el guión flaquea en puntos donde no debería.

Si bien el acercamiento de Begins era casi melancólico con un autor reinterpretando la leyenda del héroe con y sin la máscara, en TDK la cosa cambiaba. La textura era la de un cómic, con el caos representado en forma de Joker intentando corromper la realidad. TDKR es de las tres la que más cerca está del mundo terrenal en términos de tratamiento de la imagen, planteamiento de conflictos y desarrollo/interacción entre los personajes. Curiosamente al mismo tiempo es la que más traiciona todo esto al abrazarse (mediante giros) a esa fantasía comiquera que puede leerse en los tebeos anteriores al trabajo de Frank Miller. El híbrido es extraño y funciona casi siempre, pero si bien en las primeras películas había que hacer alguna concesión aislada aquí se vive en un estado perpetuo de anulación de todas las leyes lógicas posibles.

Con esto no quiero decir que TDKR sea fallida a nivel narrativo, nada más lejos de la realidad. Lo que plantea lo hace bien siempre y cuando la suspensión de la realidad se aborde desde el primer momento sabiendo que se va a asistir a un cómic en movimiento, por supuesto mucho más apegado a la realidad que en los trabajos previos basados en el hombre murciélago (desde los 60 hasta los dípticos de Tim Burton/Joel Schumacher). El problema viene así por ciertos giros que sacan un poco de la película, que por otra parte hace un trabajo ejemplar a la hora de desarrollar a sus personajes incluso para aquellos que se suman ahora a la franquicia: desde John Blake hasta Catwoman, pasando por Bane, dándole más protagonismo a Fox o Alfred, y volviendo a Begins a la hora de otorgar al icono de Gotham (Wayne/Batman) la importancia que perdió en TDK a favor de Joker/Dent.

Particularmente interesantes son las ideas que quieren transmitir los hermanos Nolan con su guión, que nos vuelve a hablar de la necesidad (o no) de héroes, con un Wayne destruido tras los eventos de TDK, con amenazas más allá de las evidentes: pérdidas personales, dudas, y por supuesto enemigos. Si la película anterior se beneficiaba de la presencia de Joker interpretando a Heath Ledger con maquillaje de payaso (y no a la inversa) aquí tenemos a un notable Tom Hardy haciendo de Bane, un enemigo amenazador, poderoso y sin miedo a causar el caos total, que tiende un hilo al origen (Begins) para poner broche de oro a una trama iniciada y hasta ahora inconclusa.

Igualmente sorprendente es la presencia de Selina Kyle/Catwoman, que casi hace olvidar a la Pfeiffer de "Batman Returns" con una encarnación física y sensual a cargo de Anne Hathaway, que está estupenda (en todos loss entidos) si bien su parte del guión no es la más beneficiada. Esta correspondería a Alfred, ahora con mucha más hondura (sus escenas con Wayne son oro puro, realmente se siente una conexión, química, dando veracidad a lo que se ve en pantalla); a ambos pertenece uno de los mejores momentos del filme, una revelación que hace más mella en nuestro héroe que las palizas propinadas por el villano de turno.

Christopher Nolan parece haber tomado nota de las críticas vertidas hacia Inception y demuestra que poco a poco le ha ido cogiendo el punto a rodar acción. En TDKR hay algunas secuencias especialmente sólidas (Catwoman/Batman en la azotea) y el director se muestra más cómodo a la hora de filmar, permitiendo respirar a las secuencias y abusando menos de su gran aliado, el plano-contraplano, aunque por momentos no pueda evitarlo. Lo que mantiene por supuesto es su tono épico, grandilocuente, seña de identidad de un realizador con estilo propio, quizá el mejor facturador de blockbusters de la actualidad. De hecho sus casi tres horas de duración se pasan bastante rápido incluso a pesar de que el montaje no alude al clímax perpetuo, si bien por supuesto la omnipresente música de Hans Zimmer (buenísima como siempre) conduce artificialmente algunas secuencias en lugar de complementarlas.

Llegados a este punto sólo queda asumir las cosas como son: TDKR (o hablando en castellano, “El caballero oscuro: la leyenda renace”) es un entretenimiento notable que disfrutarás si eres capaz de pasar por alto algunas de las licencias que se toma. No es el gran broche de oro que podría esperarse pero después de “The Dark Knight” la cosa estaba complicada. Sin Joker y con una conclusión que dividirá a la gente, TDKR es el último gran vistazo de un autor a un material que sólo unos pocos han sabido dignificar. Una trilogía para la historia.

// La película tiene numerosos puntos por debatir. Por tanto podéis encontrar un anexo -con spoilers- a lo ya expuesto en http://on.fb.me/MshNs9 o http://bit.ly/Nzvczy //
[Leer más +]
318 de 417 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Cualquiera puede ser un héroe
Qué difícil es hacer una crítica de una película tan compleja y donde se mezcla una gran obra cinematográfica con los sentimientos. Tengo 17 años, voy a escribir esta crítica sabiendo que hay miles de usuarios que van a analizar la película millones de veces mejor que yo: que os voy a contar yo de planos, clímax, actuaciones... que no os vaya a contar mucho mejor otro usuario. Por eso, para esta crítica me voy a dejar de tecnicismos para centrarme en los sentimientos.

Deposité mi confianza en Nolan, sabía que él acabaría esta trilogía como merece. Y así ha sido. Frenética, mágica, moralmente genial y, como ya se ha dicho muchísimo entre los Nolistas, épica. Estos son algunos de los muchos adjetivos que se me ocurren poco después de haber acabado la película. Un Christian Bale espectacular, como a lo largo de la trilogía. Un pequeño apunte, he leído y escuchado bastantes veces que, cito textualmente, "actúa como si le hubieran metido un palo de golf por el c**o". Como dijo un grande, Clint Eastwood, las opiniones son como los culos, cada uno tiene el suyo. Bien, al igual que respeto estas opiniones espero que se respete la mía. Christian Bale es un actorazo como la copa de un pino. Ese palo de golf que dicen es la melancolía que otorga a su personaje. Quiero comparar el Batman de la primera hora de Batman Begins con el del Caballero Oscuro. Veréis un cambio radical. Lo siento, me he desviado un poco del tema. Pues bien, Christian Bale, con unos pómulos bien marcados, mucho más débil que en TDK, representando las debilidades del héroe, del bien. Bane, el mal, representado como alguien fuerte, alguien que atrae y que triunfa, que le salen las cosas bien. Estas representaciones antropológicas que Nolan olvidó un poco en Origen vuelven a salir en esta bellísima obra. Un Batman con sus debilidades pero que es todo un ejemplo.

Un punto fuerte que se da en las tres películas es la BSO. Hans Zimmer se merece un monumento. Está demasiado bien elegida la BSO, hay momentos en que estremece a cualquiera. El reparto, solamente he comentado a Bale, excelente. Anne Hathaway me ha demostrado que puede ser buena actriz, al igual que Tom Hardy (en su caso, actor jeje).

El mayor indicio de que es una película muy entretenida es que no te deja ni un segundo para mirar el reloj, puedes estar perdiéndote algo muy importante. Y en esto Nolan me recuerda mucho a (preparar vuestras armas amigos cinéfilos, voy a ser ejecutado) Hitchcock: no existen esos momentos 'vacíos' en sus películas.

Y ahora toca hablar de los sentimientos. Me he sentido totalmente atraído, totalmente metido en la trama. He sufrido cuando Batman sufría. He sonreído cuando Batman volvía tras ocho años. No será la película perfecta, pero cuando te sientes tan metido es casi imposible encontrar los fallos. Y ahora quiero agradecer a Chris Nolan y su equipo por ayudar a tomar una decisión muy importante. Dudaba en dedicarme al cine, es lo que más me gusta pero quizá otras salidas eran mejores (y más seguras). Gracias a esta película, estas chispas que habían hasta ahora se han convertido en fuego. Lo que ha conseguido Nolan conmigo, todo lo que me ha hecho sentir no solo con esta película, es lo que quiero conseguir yo con los espectadores. Quiero tener la habilidad y la posibilidad de cambiar a la gente. Quiero devolver al cine lo que el cine me ha dado. No sé si tu trilogía está entre las mejores de la historia, si dentro de 50 años te recordarán como un gran director, si Batman pasará a la historia del cine. Pero por todo lo dicho y mucho más, gracias Christopher Nolan, gracias Batman.

Nota: 9'5 (No es mejor que El Caballero Oscuro, pero un 11 es difícil de superar)
[Leer más +]
278 de 385 usuarios han encontrado esta crítica útil
Relaciones 1