arrow

Los archivos del cardenal (Miniserie de TV) (2011)

Los archivos del cardenal (Miniserie de TV)
Trailer
7,6
56
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Miniserie de TV de 12 episodios. La serie narra las historias del abogado Ramón Sarmiento (Benjamín Vicuña) y la asistente social Laura Pedregal (Daniela Ramírez), ambos trabajadores de la Vicaría de la Solidaridad, organismo que tenía como misión la defensa de los derechos humanos durante el Régimen Militar en Chile. En esta institución las asistentes sociales tenían como tarea el recibir a los familiares o bien las personas que estaban siendo perseguidas por los agentes de seguridad. Posteriormente, los abogados tenían el trabajo de interponer las acciones legales, recurso de amparo que tenían por objeto la protección de una persona. En el primer capítulo de Los archivos del cardenal, Ramón Sarmiento ve cómo detienen a un hombre en la calle. El hecho le impacta y parte a la Vicaría de la Solidaridad. En esta institución conoce a Laura Pedregal, quien trabaja allí junto a su padre, Carlos Pedregal (Alejandro Trejo). Juntos comenzarán a involucrarse en estas historias de los perseguidos por los agentes de seguridad. Quien estaba a cargo de esta institución era el vicario Cristián (Francisco Melo), cuyo papel está inspirado en el padre Cristián Precht Bañados. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Chile Chile
Título original:
Los archivos del cardenal
Guion
Luis Emilio Guzman, Josefina Fernández, Nona Fernández
Música
Camilo Salinas
Productora
CNTV / Televisión Nacional de Chile (TVN)
Género
Serie de TV Drama Miniserie de TV Dictadura chilena Basado en hechos reales Años 80 Familia
7
Recomendable
A lo largo de los 12 episodios en que Ramón Sarmiento, interpretado satisfactoriamente por Benjamín Vicuña –en el mejor rol de este mediocre autor, más reconocido por su facha que por sus dotes actorales-, va realizando su descubrimiento interior. Ramón va redescubriéndose a sí mismo a partir de ir abriéndose a la realidad política y social de lo que sucede en su país.
Esta búsqueda –del niño de clase alta, de familia de derecha y defensora del régimen que “abre los ojos”- es un cliché continuo en el drama chileno post dictadura, en esta ocasión esta bien tratado, con mucho realismo y credibilidad.

La serie tiene una factura técnica más que satisfactoria y los guiones son agiles y creíbles. Las actuaciones, sin ser increíbles, están muy sobre la media de los dramas y melodramas chilenos. La serie es altamente recomendable.

El punto más débil es el escaso desarrollo de los personajes ligados a la Iglesia, el vicario Cristián tiene escasas apariciones de muy baja potencia. Los conflictos y tensiones al interior del cuerpo clerical no se desarrollan durante la serie por priorizar los líos amorosos del personaje.
[Leer más +]
15 de 15 usuarios han encontrado esta crítica útil