arrow

50 primeras citas (2004)

Sinopsis
Henry Roth (Adam Sandler) es un biólogo marino de Hawaii que se pasa la vida inventando excusas para no comprometerse con las numerosas chicas con las que sale. Sin embargo, cuando conoce a la chica de sus sueños, la encantadora Lucy Whitmore (Drew Barrymore), surge un extraño problema en la relación: cuando Lucy se levanta por las mañanas no recuerda absolutamente nada de lo ocurrido el día anterior, de modo que Henry no tendrá más remedio que reconquistarla cada día. (FILMAFFINITY)
Director
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
50 First Dates
Duración
99 min.
Guion
George Wing, Lowell Ganz, Babaloo Mandel
Música
Teddy Castellucci
Fotografía
Jack N. Green
Productora
Columbia Pictures / Happy Madison Productions / Anonymous Content / Flower Films
Género
Romance Comedia Comedia romántica
"Donde en 'Atrapado en el tiempo' había inteligencia en los gags, aquí hay obviedad; donde había desparpajo, aquí hay torpeza; donde había ternura, aquí hay blandenguería; donde había atrevimiento, aquí hay zafiedad."
[Diario El País]
"Una comedia romántica rodada sin ningún talento y con rutina (...) nada en el filme tiene el menor interés."
[Diario El Mundo]
7
¡¡Sigamos soñando!!
Buena película de una idea inteligente y maravillosa, sobretodo de cara al final, adornada con toques de humor graciosete que a veces está bien y a veces de más. Pero no os engañeis. No vais a ver algo de los Farelly, aunque por el principio parezca eso, está más cerca de un humor a servicio de la historia, ya que nuestros dos protagonistas destacan, entre otras cosas, por su humor en común.
¿Qué pasaría si la persona a la que amas ni siquiera supiese al día siguiente de tu existencia?
Seguramente quizás después de maldecirnos, decidiéramos hacer lo que hace Adam Sadler en la peli, volcarnos y poner todo nuestro empeño en enamorarla una y otra vez, en que cada vez sea más bonito... por si acaso mañana se acuerda de ti... todo esto si la quisieras de verdad claro.
¿Y acaso no somos todos en parte unos despistados que se nos olvidan las cosas fácilmente? ¿Dónde puse ésto? ¿Cuando fue aquello? ¿Era esa fecha? Vaya, lo siento, me olvidé...
Todos somos en parte un poco como el personaje de Drew Barrymore, necesitamos que cada día nos conquisten de nuevo, nos recuerden ese amor, pues aunque sepamos que nos quieren, nuestra autoestima y nuestro corazoncito necesita momentos para el recuerdo. Necesita ese día que quedásteis lloviendo sin paraguas... necesita esa película en que casi la agarraste de la mano... ese primer intento de baile ganso en la discoteca... esa primera rosa que intentaste regalar pero que perdiste por el camino... ese primer beso... esos días de pellas vagando por la estación... y necesitan ser recordados una y otra vez para saber que existieron, pues las cosas más preciosas, si no las recuerdas constantemente, puedes pensar que son fruto de una ensoñación. Pues e aquí un película para soñar y recordar a la vez...
[Leer más +]
41 de 49 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Prejuicios fuera... y a disfrutar
Es increíble lo bien que sienta de vez en cuando ponerte a ver una película de la que no esperas nada, de la que te han comentado por encima que está bastante bien, pero que por una cosa (Adam Sandler) u otra (Rob Schneider) nunca te atreves a ver. Y cuando lo haces, descubres una película entretenida, bien hecha, con un guión atractivo y una sana intención de hacer disfrutar al espectador. Al igual que Kingo, me propuse visionar "50 primeras citas" sin demasiado interés y acabé encantado tras los escasos 90 minutos que dura -y que finalizan con un final precioso-.

Muchos la tacharán de ¿copia? de "Atrapado en el tiempo", o de comedieta romántica sin más, o como los reputados críticos de periódicos o revistas especializadas dicen "de no tener alma" o "estar rodada sin ningún talento y con rutina". Bien por ellos. A mi, personalmente, me ha gustado esta bonita historia de una mujer que cada día se despierta "virgen", sin recordar nada del día anterior, repitiendo infinitamente el mismo día, el del cumpleaños de su padre. La divertida interpretación de Sandler, el mejor Rob Schneider posible (secundario chorra) y la extrañamente atractiva Drew Barrymore (mujer que me parece feucha, pero que aquí está genial), consiguen arrancarme sonrisas y hacerme pasar un rato realmente agradable. Y muchas veces, con eso basta. Recomendada.
[Leer más +]
31 de 34 usuarios han encontrado esta crítica útil