arrow

La dimensión desconocida: Por fin un poco de tiempo (TV) (1959)

7,3
192
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Henry Bemis, un amante de la lectura, sobrevive a una explosión nuclear, convirtiéndose en la última persona sobre la Tierra. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
The Twilight Zone: Time Enough at Last (TV)
Duración
25 min.
Guion
Rod Serling, Rod Serling (Historia: Lynn Venable)
Música
Leith Stevens
Fotografía
George T. Clemens (B&W)
Productora
CBS / Cayuga Productions. Distribuida por CBS
Género
Terror Intriga Thriller Drama Holocausto nuclear Telefilm Mediometraje
Grupos  Novedad
The Twilight Zone (Serie de TV 1959-1964)
9
8: El lector
Un apasionado lector, enfermo de literatura, se esfuerza por encontrar tiempo libre para dedicarse por entero a su afición favorita. Sus problemas parecen resolverse cuando tras una explosión nuclear se convierte en el único superviviente de la Tierra.

Delirante, absurdo, grotesco, cómico, trágico, con una soberbia interpretación de Burgess Meredith, se trata de uno de los episodios más singulares y recordados, de esos que aparecen en casi todos los ranking de los mejores capítulos. Tiene un encanto que no envejece y cuenta con uno de los giros finales más brillantes.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
6
El último hombre sobre la Tierra es un ratón de biblioteca
"Por fin un poco de tiempo" es un episodio interesante, que muestra la obsesión de la sociedad de ese momento por la guerra atómica que podría ser desencadenada entre las dos superpotencias, los EE.UU. y la U.R.S.S., a la vez que plantea la ironía de una situación en la que un hombre soñador, con gafas de gruesos cristales, y lector empedernido, y que tal vez no sería el candidato perfecto a superviviente en una Tercera Guerra Mundial, acaba siendo, de hecho, el único superviviente de dicha guerra.

Con todo, esta premisa argumental queda empañada por la muy poco realista deriva del guión: Burgess Meredith sale de la cámara acorazada del banco poco después del ataque nuclear, llega a la superficie, lo encuentra todo destruido, encuentra comida, se la come, y luego encuentra libros, y cree que tiene todo el tiempo del mundo para leer...Craso error del guionista. Las radiaciones presentes en la atmósfera, y la comida envenenada por dichas radiaciones, le matarían en pocos días, antes de que pudiera leerse los libros que quería leer.
[Leer más +]
0 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
Relaciones 1