arrow

Black is Beltza (2018)

Black is Beltza
Trailer
6,2
282
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Octubre de 1965. La comparsa de gigantes de Pamplona, imagen típica de las fiestas de San Fermín, es invitada a desfilar en la Quinta Avenida de Nueva York. Pero no todos podrán salir: debido a la discriminación racial, las autoridades norteamericanas prohiben la participación de los dos gigantes negros. A partir de este hecho real, "Black is Beltza" narra la historia de Manex, el mozo encargado de portar a uno de los gigantes. Abocado a un largo e inesperado viaje, Manex será testigo de acontecimientos claves de la historia: los disturbios raciales derivados del asesinato de Malcolm X, las excentricidades de los personajes de The Factory, la alianza entre los servicios secretos cubanos y los Black Panthers, y la psicodelia proto-hippie de los primeros festivales de música. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ España España
Título original:
Black is Beltza
Duración
87 min.
Estreno
5 de octubre de 2018
Guion
Harkaitz Cano, Fermín Muguruza, Eduard Solà (Cómic: Fermín Muguruza, Harkaitz Cano, Jorge Alderete)
Fotografía
Animation
Productora
ETB / Setmàgic Audiovisual / Talka Records & Films
Género
Animación Drama Años 60 Racismo Cómic
7
Black is Beltza - Power to the people
Y a las 18:30, tras un encuentro en la cola con mi gran amigo y maestro en el plano laboral de la edición de vídeo Daniel Gómez, de Principia Studio, y de asistir a números musicales para aportar ese cariz de espectáculo y a una presentación con miembros del cast y ovación al oprimido Willy Toledo, se proyectó en la sala 2 del Kursaal como clausura de la sección Zinemira Black is Beltza, película de animación del veterano músico Fermin Muguruza que adapta su propio cómic y que, si bien por vez primera en una sala, ya veía por cuarta vez, pues he tenido el placer de trabajar en ella como editor de piezas promocionales. Cuando los gigantes de Pamplona desfilan por las calles de Nueva York en 1965, se impide la participación de los dos gigantes negros. Manex, el portador de uno de los gigantes, se verá envuelto en una apasionante trama de espionaje que le desplazará por el mundo entero, visitando los escenarios icónicos de la lucha racial y de liberación como la muerte de Malcolm X, los Black Panthers, Che Guevara, el estreno de La Batalla de Argel, los primeros festivales de música con Otis Redding o Jimi Hendrix, la dictadura de Franco en Madrid… Cine vitalista y muy ameno. Cine por la libertad y contra el racismo, cine de revoluciones sociales. Una recreación en animación de espionaje sesentero de una de las giras de Fermin, en la que un sosias se pasea por las estampas míticas que marcan su ideario y representan su ideología. Una película de exuberante riqueza cultural y detallismo histórico. La película está resuelta con marcada competencia considerando su pequeño presupuesto, con una animación solvente y muchas escenas de acción y ritmo trepidante. La selección de temas musicales, como cabía esperar, tiene mucha miga. Si bien es bella la animación no es tope de gama. El argumento, por la abundancia de eventos, personajes y datos a un ritmo tan frenético, puede no entenderse por completo en un primer visionado. La película de Fermin en la que su discurso político está mejor integrado en el relato es cine necesario por su cariz libertario. Muy agradable, ofrece un rato simpático en la sala.
[Leer más +]
9 de 13 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Muy entretenida
Fuímos al cine mi chica y yo y pasamos un momento muy bueno. Tengo que empezar diciendo que soy muy fan de Fermín desde hace muchos años en sus diversas aventuras musicales y quizá eso me hace perder objetividad, pero lo cierto es que no es el caso de mi chica y lo disfrutó tanto como yo. Si queréis buscar detalles malos los encontraréis como en todas las películas si se miran con lupa pero lo que pido a una peli es que me entretenga y vaya que si lo hizo.
Me pareció un interesante viaje cultural por un momento apasionante del siglo XX y lo hace sin grandes pretensiones. Maneja muy bien el cambio de ficción a documental ya que el protagonista se hace pasar por fotógrafo (no más spoilers) y algunas fotos que toma son iconos del siglo XX (licencia narrativa), y todo ello amenizado con una música que entra con sutileza pero también con destreza de bisturí de cirujano. Por último, el detalle del lenguaje es muy bueno, la peli la hemos visto en Francia y tenía subtitulos para el euskera (aquí tenía que leer claro), el español y el inglés, ya que el protagonista habla las cuatro lenguas con soltura, y es una experiencia interesante para alguien que habla varias de esas lenguas. Quien viva o haya vivido en países sajones o francófonos apreciará el detalle.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica